Psicoterapeuta

Descripción
Los psicoterapeutas ayudan a las personas a hacer frente a los problemas psicológicos y emocionales que puedan conducir a problemas como la angustia, la ansiedad, las fobias o los trastornos alimentarios. Alientan a los clientes a explorar sus pensamientos, emociones y experiencias.
Actividades laborales
Los psicoterapeutas suelen trabajar con los clientes de uno en uno, se reúnen con ellos en privado y tratan sus problemas confidencialmente. Algunos psicoterapeutas trabajan con familias, parejas, niños o grupos de clientes.

Por lo general, el tratamiento no dura más de 50 minutos y se lleva a cabo de una a tres veces por semana. Algunos clientes experimentan cambios positivos después de varias reuniones. En otros casos, las sesiones pueden continuar durante varios años.

En psicoterapia hay varias escuelas de pensamiento. Los terapeutas que utilizan la terapia psicodinámica (que incluye psicoanálisis y análisis junguiano) alientan a los clientes a explorar sus sentimientos y liberar sus emociones.

Muchos psicoterapeutas creen que las experiencias habidas durante la infancia afectan en gran medida a nuestro comportamiento adulto, aunque no seamos conscientes de su influencia. Ayudan a los clientes a establecer vínculos entre los hechos pasados y los presentes, y a hablar de sus sueños, ya que éstos pueden ser indicio de sus conflictos internos.

Una parte central de la terapia psicodinámica es la idea de que el tipo de relación que se desarrolla entre el psicoterapeuta y el cliente puede revelar mucho sobre las dificultades de los clientes.

En psicoterapia cognitivo-conductual, los terapeutas ayudan a los clientes a cuestionar sus supuestos sobre experiencias pasadas y relaciones actuales. Los psicoterapeutas ayudan a sus clientes a pensar y poner en práctica algunas estrategias de cambio.

Las entrevistas cara a cara y la comunicación oral son parte importante de la psicoterapia. Sin embargo, el terapeuta también puede conocer cosas a través de la comunicación no verbal. Por ejemplo, los psicoterapeutas especializados en psicoterapia infantil y adolescente observan cómo juegan los niños o se comportan con otros niños, para saber más sobre sus sentimientos y relaciones.

También analizan dibujos para ver lo que revelan sobre los pensamientos y sentimientos de los jóvenes. Los psicoterapeutas suelen ver a toda la familia a la vez, inicialmente.
Perfil profesional
Para ser psicoterapeuta, se necesita:
  • Mentalidad investigadora.
  • Gran interés en la forma de pensar y actuar humanas.
  • Enfoque lógico y metódico para la resolución de problemas.
  • Excelentes aptitudes para la comunicación y las relaciones interpersonales.
  • Enfoque tranquilo y profesional en todo momento.
  • Estricto respeto por la confidencialidad de los clientes.
También es necesario:
  • Saber escuchar.
  • Ser lógico y sistemático.
  • Ser paciente, objetivo y estar libre de prejuicios.
  • Ser capaz de establecer una relación de confianza y constructiva con los clientes.
  • Estar comprometido en ayudar a otros a transformar su vida de manera positiva.
  • Tener capacidad de recuperación y ser capaz de evitar verse agobiado por las dificultades que encontrará.

Competencias
  • Actitud positiva.
  • Actúa según sus propias observaciones.
  • Actualiza registros.
  • Amable.
  • Aptitudes para gestionar el tiempo.
  • Aptitudes para la escucha.
  • Aptitudes para negociar.
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Ayuda a sus clientes a mejorar su sensación de bienestar.
  • Bien organizado.
  • Capacidad para ganarse la confianza de los demás.
  • Capacidad para gestionar carga de trabajo.
  • Capacidad para tener en cuenta y entender cómo se sienten las demás personas.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de interpretar situaciones.
  • Capaz de mantener la calma bajo presión.
  • Capaz de plantear preguntas con claridad.
  • Capaz de plantear preguntas de manera objetiva.
  • Capaz de tomar la iniciativa.
  • Capaz de tratar con personas agresivas.
  • Capaz de tratar con personas difíciles o demandantes.
  • Capaz de valorar a las personas y analizar la información que dan.
  • Destrezas en informática.
  • Dispuesto a trabajar con varios tipos de personas.
  • Educado.
  • Enfoque flexible.
  • Enseña técnicas de relajación.
  • Estudia y trata problemas de aprendizaje, conductuales y emocionales.
  • Evalúa el progreso de los clientes.
  • Evalúa las necesidades emocionales de sus clientes.
  • Flexible.
  • Habilidad para gestionar conflictos.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidad para reunir datos.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades para la administración.
  • Habilidades sociales.
  • Interés en la manera de pensar y actuar de las personas.
  • Lidia con conflictos.
  • Lleva varios casos.
  • Mente inquisitiva.
  • Metódico.
  • No es sentencioso.
  • Objetivo.
  • Observador.
  • Paciente.
  • Perseverante.
  • Persistente.
  • Pone en práctica conocimientos y teoría.
  • Proporciona ayuda.
  • Rapidez de reflejos.
  • Realiza investigación.
  • Redacta informes.
  • Resistente.
  • Respeto por la confidencialidad del cliente.
  • Responsable.
  • Resuelto.
  • Reúne información.
  • Se enfrenta a situaciones difíciles.
  • Sensato.
  • Sentido del humor.
  • Tolerante.
  • Trabaja en equipo.
  • Trabaja estrechamente con otros profesionales.
  • Valora necesidades.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados