Perforador petrolero

Descripción
Los perforadores petroleros manejan la maquinaria en las instalaciones petroleras terrestres o marinas. El personal de perforación submarina está formado por trabajadores con diferentes tareas.
Actividades laborales
Los perforadores petroleros manejan la maquinaria en instalaciones petroleras en tierra y en el mar.

El personal de perforación mar adentro está formado por empleados con diferentes tareas.

Los perforadores petroleros trabajan en tierra y en el mar, en plataformas petroleras tanto fijas como móviles. Controlan el equipo de perforación y supervisan al personal de perforación. Los perforadores manejan la maquinaria; en particular, controlan la velocidad de rotación de la perforadora. También vigilan y registran los progresos.

Los peones son obreros no cualificados que ayudan en las actividades de perforación. Mantienen limpia y ordenada la zona de perforación. También tienen deberes generales como descargar y almacenar los suministros que llegan por barco o helicóptero, pintar la cubierta y mezclar el lodo de perforación.

Los obreros cualificados están más preparados que los peones. Trabajan bajo la supervisión del perforador, y participan directamente en el proceso de perforación.

Dan la longitud necesaria a la columna de perforación montando los tramos de tubería de perforación que se precisen. Ponen la sarta de perforación en el agujero, y la retiran para comprobar que no haya habido daños y las brocas no estén desgastadas.

Si una broca está desgastada, los obreros cualificados desmontan los tramos de tubería y ponen otra nueva. Tienen la responsabilidad general de ocuparse del mantenimiento del taladro, y de tenerlo todo en buen estado de funcionamiento.

Los operadores de torre trabajan a unos noventa pies por encima del suelo de la plataforma de perforación, en la torre. Manipulan los tramos de la tubería de perforación bajo la supervisión del perforador.

El contramaestre de perforación es la persona que está a cargo de la operación de perforación, y a veces de la plataforma de perforación. Garantiza que se disponga de todos los materiales y equipos adecuados y que se encuentren en buen estado de funcionamiento. Dirige al personal y gestiona sus turnos o rotaciones, y es responsable de la salud y la seguridad en la plataforma.

Los perforadores petroleros de alta mar trabajan normalmente en turnos de doce horas de servicio y 12 horas de descanso por un período de dos o tres semanas. A esto le sigue un período de dos o tres semanas de permiso en tierra firme.

De vez en cuando, el mal tiempo puede impedir que los helicópteros viajen entre el continente y la plataforma, lo que provoca una estancia forzosa en la plataforma.

Suele llevarse ropa de protección, botas y casco.
Perfil profesional
Para ser perforador de petróleo, se requiere:
  • Buenas dotes para trabajar en equipo; ya que se vive y se trabaja con un pequeño equipo en bastante poco espacio.
  • Buena habilidad manual.
  • Ser puntual.
  • Ser capaz de tolerar temperaturas extremas, y que no le importe estar lejos de casa durante largos períodos.
  • Estar dispuesto a volar para ir a la plataforma o torre petrolífera.
  • Estar en buena forma física. Trabajar en un equipo de perforación puede ser físicamente exigente.
  • Estar dispuesto a aprender y seguir los procedimientos de seguridad, pues la seguridad es muy importante.
  • No tener vértigo.

Competencias
  • Actitud responsable.
  • Bien organizado.
  • Buena forma física.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de seguir normativa en materia de salud y seguridad.
  • Capaz de trabajar en alturas.
  • Carga y descarga mercancía.
  • Dirige y supervisa al personal.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades informáticas.
  • Habilidades prácticas.
  • Maneja equipamiento de instalaciones petrolíferas en la costa y mar adentro.
  • Mantiene limpia la zona de trabajo.
  • Metódico.
  • Presta una atención especial a la normativa en seguridad y salud.
  • Puntual.
  • Realiza el mantenimiento de la maquinaria.
  • Supervisa el trabajo de otras personas.
  • Supervisa la práctica laboral.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.