Descripción

El neumólogo o neumóloga es un médico especialista en el sistema respiratorio. Previene, diagnostica y trata enfermedades relacionadas con el conjunto de órganos que forman parte del aparato respiratorio, como los pulmones, los bronquios, la tráquea y la faringe.

Algunas de las enfermedades que tratan los neumólogos son el asma, la neumonía, la tos crónica, la apnea, la insuficiencia respiratoria, la hipertensión y la obstrucción pulmonar crónica (EPOC).

Los médicos especialistas en neumología pueden trabajar en hospitales o en centros especializados del Sistema Nacional de Salud, superando una serie de pruebas. En los hospitales existen unidades especiales relativas a la neumología como la unidad de trastornos del sueño o la unidad de cuidados respiratorios intermedios.

También pueden ejercer en centros privados o dedicar su labor a la investigación y la docencia.

Para acceder a esta profesión, primero es necesario cursar el Grado en Medicina. Finalizados estos estudios, se deberá realizar la formación MIR (Médico Interno Residente) y optar por la especialidad de neumología.

Funciones
  • Examinar pacientes con problemas respiratorios y cardiopulmonares.
  • Efectuar diferentes pruebas respiratorias funcionales como la espirometría o la prueba broncodilatadora.
  • Proporcionar tratamientos para prevenir enfermedades cardiopulmonares.
  • Colaborar con los profesionales médicos como los cardiólogos y los fisioterapeutas para tratar determinadas dificultades respiratorias.
  • Llevar a cabo estudios del sueño para diagnosticar una posible apnea obstructiva.
  • Diseñar un plan de tratamientos para resolver problemas de insuficiencia respiratoria.
  • Realizar ecografías torácicas, broncoscopias y toracoscopias.
  • Desarrollar pruebas para medir la capacidad de los pulmones.
  • Detectar síntomas de cáncer de pulmón incipiente.
  • Realizar biopsias de pulmón y pleura.
  • Investigar sobre métodos de tratamiento de enfermedades respiratorias crónicas.
Perfil profesional

Intereses

Las personas que ejercen como neumólogo o neumóloga suelen tener los siguientes intereses:

  • Preocuparse por la salud de las personas.
  • Proporcionar una atención personalizada a cada paciente según sus necesidades.
  • Investigar sobre las enfermedades respiratorias.
  • Aprender permanentemente en el campo de la neumología.
  • Diagnosticar problemas respiratorios y proporcionar los tratamientos más adecuados.
  • Indagar en los riesgos pulmonares a causa de determinadas adiciones como el tabaquismo.  

Competencias

Las competencias técnicas recomendadas para trabajar como neumólogo o neumóloga son:

  • Aplicación de procedimientos diagnósticos y terapéuticos clínicos.
  • Conocimiento de patologías respiratorias.
  • Manejo de técnicas de exploración general y del aparato respiratorio.
  • Habilidades de gestión clínica.
  • Realización de pruebas de función pulmonar.
  • Dominio de técnicas de cuidados respiratorios.
  • Interpretación de estudios radiológicos.
  • Habilidades investigadoras.

Asimismo, es conveniente que estos profesionales tengan las siguientes competencias transversales:

  • Análisis y resolución de problemas.
  • Aprendizaje permanente.
  • Inteligencia emocional.
  • Escucha activa.
  • Trabajo en equipo.
  • Responsabilidad.
  • Expresión oral positiva.
  • Autonomía.

Rasgos de personalidad

Los aspectos de personalidad que caracterizan a estos profesionales son:

  • Empatía.
  • Amabilidad.
  • Asertividad.
  • Estabilidad emocional.
  • Meticulosidad.
  • Objetividad.
  • Prudencia.
  • Honestidad.
Estudios
A continuación se relacionan algunos de los estudios que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.