Enfermero especialistas en salud mental

Descripción
Los enfermeros de salud mental proporcionan atención y apoyo a las personas con enfermedades mentales. Ayudan a sus pacientes aceptar y convivir con su enfermedad, y a identificar cuándo están en una situación de riesgo en la que podrían hacerse daño a sí mismos o a los demás.
Actividades laborales
Los enfermeros especialistas en salud mental trabajan con otros profesionales de la salud y trabajadores sociales para coordinar la atención de los pacientes. Los enfermeros especialistas en salud mental se ocupan de una amplia gama de problemas de salud mental, incluyendo la depresión, el estrés, enfermedades relacionadas con autolesiones, problemas relacionados con el alcohol y la dependencia de drogas, trastornos de personalidad, y otras enfermedades como la esquizofrenia.

Aunque los problemas de salud mental son muy comunes, sólo un número reducido de personas tiene que acudir al hospital como parte de su cuidado y tratamiento. Los enfermeros especialistas en salud mental pueden trabajar con personas de todas las edades y de todos los orígenes.

Cada vez más, los enfermeros especialistas en salud mental trabajan directamente en los hogares o establecimientos públicos, en lugar de en los hospitales. Pueden trabajar con pacientes en sus propios hogares, en residencias médicas pequeñas, o en clínicas médicas de centros de salud locales, por ejemplo.

Los enfermeros especialistas en salud mental forman parte de un equipo más amplio de salud y atención social, y trabajan en colaboración con psiquiatras, psicólogos, terapeutas ocupacionales, psicoterapeutas, trabajadores sociales y muchos otros.

Con este equipo de profesionales, en primer lugar los enfermeros especialistas en salud mental deben evaluar al paciente y luego preparar un plan de atención para garantizar que se cumpla con las necesidades del paciente.

Están capacitadas para tranquilizar y calmar a las personas, y deben responderles de forma no amenazante, tratando de averiguar por qué la persona podría sentirse ansiosa o agresiva.
Una vez que el plan de atención se pone en práctica, los enfermeros especialistas en salud mental están capacitadas para observar a los pacientes con el fin de detectar cualquier cambio significativo en una etapa temprana.

Hablan con los pacientes de forma individual y en grupo, y les ofrecen también una atención de enfermería práctica. Los enfermeros especialistas en salud mental pueden realizar cambios en el plan de atención siempre que sea necesario.

Su objetivo es construir relaciones de confianza con sus pacientes, animándoles a discutir sus problemas, y escuchar sus opiniones.

Los enfermeros especialistas en salud mental permiten a sus pacientes reconocer las cosas o situaciones que afectan negativamente a su salud mental, para aprender maneras para afrontar dichas influencias. Por ejemplo, podrían enseñarle a un paciente ejercicios para ayudarle a controlar los ataques de pánico o la ira.

Aparte de sus funciones de enfermería práctica, tales como la administración de medicamentos, los enfermeros especialistas en salud mental trabajan con otros profesionales de la salud en la organización de actividades individuales y de grupo para ayudar al desarrollo personal y social del paciente, por ejemplo, mediante juegos de rol, arte y teatro.

Los enfermeros especialistas en salud mental también deben involucrar a la familia o cuidadores del paciente, manteniéndoles al día sobre el tratamiento y la evolución del paciente, y aumentando su confianza a la hora de ayudar ellos mismos al paciente.

Los enfermeros especialistas en salud mental ayudan a coordinar el apoyo al paciente dentro de la comunidad, por lo que deben estar en contacto con otros profesionales, tales como médicos, visitadores sanitarios, trabajadores del departamento de vivienda social y del departamentos de servicios sociales, así como con la policía y las organizaciones voluntarias.

Los enfermeros podrían tener que negociar en nombre del paciente para asegurarse de que recibe la atención y los servicios públicos requeridos.

Los enfermeros especialistas en salud mental también visitan pacientes en su hogar para ofrecerles apoyo, tanto a ellos como a sus familias.
Perfil profesional
Para ser enfermero especialista en salud mental se necesita:
  • Sensibilidad, tacto, paciencia y un trato de los pacientes libre de prejuicios.
  • Habilidades de comunicación para escuchar a los pacientes, tranquilizarles y extraer información que les ayude a entender sus sentimientos.
  • La posibilidad de establecer una relación cercana y de confianza con los pacientes y sus familias o cuidadores.
  • Habilidades de observación para notar cambios en el comportamiento de los pacientes, lo que incluye la capacidad de interpretar lenguajes de comunicación no verbal, como el lenguaje corporal.
  • La capacidad de calmar y convencer a los pacientes, que en ocasiones requiere adoptar un comportamiento firme.
  • Habilidades de trabajo en equipo, para trabajar junto a otros profesionales, como médicos, o profesionales sanitarios y de atención social.
  • Mantenerse al día con los nuevos procedimientos y tratamientos.
  • Habilidades de negociación, para ocuparse los servicios públicos de apoyo disponibles para su paciente.

Competencias
  • Afectuoso.
  • Amable.
  • Aptitud para tomar decisiones.
  • Aptitudes para la escucha.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de calmar y tranquilizar a la gente.
  • Capaz de mantenerse al día de los procedimientos y tratamientos.
  • Capaz de respetar a personas de todos los orígenes.
  • Capaz de seguir procedimientos establecidos.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Deriva a pacientes a otros especialistas médicos.
  • Dirige un consultorio.
  • Elabora planes de asistencia médica.
  • En forma físicamente.
  • Enseña a estudiantes de enfermería.
  • Enseña a los pacientes técnicas para llevar una vida independiente.
  • Establece relaciones basadas en la confianza con los usuarios, así como con sus familiares y cuidadores.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades prácticas.
  • Lleva registros con precisión.
  • Negocia servicios para los clientes.
  • Observador.
  • Paciente.
  • Persuasivo.
  • Realiza investigación.
  • Sensible.
  • Tolerante.
  • Trabaja con grupos.
  • Trabaja con personas en privado.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados