Enfermero

Descripción
Los enfermeros cuidan a personas que están enfermas o que necesitan atención especial, por ejemplo a causa de una discapacidad. Planean cómo cubrir las necesidades de los pacientes, y desempeñan tareas prácticas como tomar la temperatura, poner inyecciones y curar las heridas. Aparte de trabajar en hospitales, cada vez lo hacen más en centros locales, como centros sanitarios y clínicas.
Actividades laborales
Los enfermeros se pueden especializar en diferentes campos, denominados "ramas":
Dentro de estas ramas, el trabajo de los enfermeros es muy variado. Algunos pacientes pasan en el hospital cortas estancias, mientras que, en lugares como los consultorios locales y los centros sanitarios, un enfermero puede atender a muchos pacientes en poco tiempo.

Por ejemplo, un enfermero puede ocuparse de un brazo roto o poner una inyección contra una enfermedad tropical a alguien que se va de vacaciones.

Sin embargo, la atención a algunos pacientes como las personas con cáncer puede prolongarse durante meses o años. Este tipo de enfermería se basa en una relación estrecha y de confianza entre el enfermero y el paciente.

Dentro de la enfermería hay muchos campos de trabajo, en función de cuál sea su rama. Algunos ejemplos de campos de especialización son: cuidados intensivos, cuidados oncológicos, quirófano y recuperación, y cuidado de personas de edad avanzada.

Allí donde trabajen, su centro de interés será la persona a la que estén cuidando, y no simplemente por qué razón necesita la atención médica.

Eso significa que los enfermeros tienen que pensar y planear cómo cubrir todas las necesidades de atención de la persona, incluyendo sus necesidades emocionales, y tener en cuenta los problemas sociales o personales que puedan tener.

Deben escuchar al paciente y hablar con él, responder preguntas y hacer frente a la ansiedad o preocupación que el paciente pueda tener. A menudo los enfermeros hablan también con la familia o cuidadores del paciente, poniéndoles al corriente del progreso del paciente o explicándoles el tratamiento, por ejemplo.

Los enfermeros suelen ser responsables de varios pacientes a la vez. Junto con los médicos y demás personal médico, trazan un plan para el cuidado de sus pacientes.

Todo enfermero forma parte de un amplio equipo de atención, formado por médicos, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas, científicos sanitarios, especialistas en dietética, auxiliares sanitarios y otros tipos de personal sanitario.

Tras haber trabajado con el equipo para elaborar un plan de cuidados, los enfermeros usan sus conocimientos clínicos y dotes de observación para evaluar en qué medida dicho plan está funcionando.

Los enfermeros tienen que llevar notas y registros muy detallados y precisos. Puede ser que tengan que cambiar el plan de atención, en función de sus observaciones. Los enfermeros trabajan en estrecha colaboración con médicos, terapeutas y otro personal clínico, y ponen en su conocimiento los cambios y novedades.

La enfermería práctica puede implicar:
  • Tomar la temperatura
  • Administrar fármacos y poner inyecciones
  • Curar heridas y cambiar vendajes.
Las tareas asistenciales habituales, como hacer las camas y ayudar al paciente a comer, lavarse y vestirse, suelen ser responsabilidad de los auxiliares sanitarios más que de los enfermeros.

Los enfermeros se están haciendo cargo de cada vez más tareas, después de obtener la correspondiente formación complementaria. Algunos enfermeros son capaces, por ejemplo, de realizar cirugía menor, de recetar medicamentos y prescribir tratamientos, de remitir pacientes a otros departamentos, de recibirlos, y de estar a cargo de consultas.

Muchos tipos de enfermería dependen de una tecnología avanzada, como los aparatos específicos para salvar vidas o de monitorización, y los enfermeros pueden tener que controlar o hacer el seguimiento de distintos tipos de equipamiento.
Perfil profesional
Para ser enfermero, se necesita:
  • Carácter amable y afectuoso para establecer relaciones con los pacientes.
  • Tacto y sensibilidad.
  • Capacidad de tratar a cada paciente como persona.
  • Grandes dotes de observación para saber leer los signos de que el estado del paciente está cambiando. Esto incluye signos de cambio emocional, como el inicio de una depresión.
  • Ser capaz de mantenerse al corriente de los nuevos procedimientos y tratamientos.
  • Saber escuchar a los pacientes y sus familias, tranquilizarlos y explicarles las cosas con claridad.
  • Habilidad práctica y capacidad de utilizar distintos tipos de equipos.
  • Resistencia física (en la mayoría de los campos de enfermería es posible que se esté mucho de pie).
  • Conocimientos aritméticos, por ejemplo para tomar mediciones corporales como la presión arterial.
  • Paciencia y tolerancia para hacer frente a situaciones que exigen mucho.
  • Fuerza emocional para afrontar situaciones angustiantes.
  • Ser capaz de seguir los procedimientos de salud y seguridad.
  • Aptitudes para lograr eficacia trabajando en equipo.

Competencias
  • Afectuoso.
  • Amable.
  • Aptitud para tomar decisiones.
  • Aptitudes para la escucha.
  • Capacidad para bregar con situaciones angustiantes.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de calmar y tranquilizar a la gente.
  • Capaz de mantenerse al día de los procedimientos y tratamientos.
  • Capaz de respetar a personas de todos los orígenes.
  • Capaz de seguir procedimientos establecidos.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Capaz de usar una variedad de equipamiento médico.
  • Deriva a pacientes a otros especialistas médicos.
  • Dirige un consultorio.
  • Elabora planes de asistencia médica.
  • En forma físicamente.
  • Enseña a estudiantes de enfermería.
  • Enseña a los pacientes técnicas para llevar una vida independiente.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades prácticas.
  • Inyecta vacunas.
  • Lleva registros con precisión.
  • Monitoriza y supervisa equipamiento médico.
  • Observador.
  • Paciente.
  • Realiza cirugía menor.
  • Realiza investigación.
  • Receta medicamentos.
  • Sensible.
  • Tolerante.
  • Toma la presión sanguínea a los pacientes.
  • Toma la temperatura a los pacientes.
  • Trabaja en establecimientos locales como consultorios de médico de cabecera y centros de salud.
  • Venda heridas y cambia vendajes.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados