Director de tecnologías de la información y la comunicación

Descripción
Los directores de tecnologías de la información y la comunicación se encargan de que los departamentos de informática funcionen sin contratiempos y eficientemente. Trabajan, por ejemplo, con analistas de sistemas para mejorar los sistemas informáticos. Asimismo, gestionan bases de datos, organizan la formación del personal, gestionan presupuestos, organizan el mantenimiento de los ordenadores y ponen en práctica sistemas de respaldo en caso de que surja un fallo de TIC.
Actividades laborales
Los directores de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) tienen la responsabilidad global del suministro y uso de las TIC en la empresa. Por lo general, organizan y supervisan el trabajo de un equipo de personal especializado, por ejemplo, el personal de la línea de asistencia telefónica y de asistencia técnica, los administradores de red y de bases de datos, los desarrolladores de software, los desarrolladores web y los instructores. Pueden ser responsables del sitio web de la empresa y del comercio electrónico (actividad empresarial en línea).

El director de TIC debe asegurarse en primer lugar de que la empresa cuenta con el equipo adecuado, que tiene que ser lo más eficiente posible. Por lo tanto, necesitan poseer un conocimiento muy amplio de los diferentes sistemas de TIC, así como estar al día sobre los avances en tecnología de la información para poder asesorar a otros altos directivos y hacer planes de cara al futuro.

También es probable que estén a cargo de un presupuesto, con la responsabilidad de gastar el dinero sensatamente para contratar la tecnología más adecuada para la empresa. Trabajan en estrecha colaboración con proveedores de equipos, negocian la compra y todos los servicios postventa, como la asistencia técnica en caso de que haya algún defecto en los equipos.

Además de la compra de nuevos sistemas, los directores de TIC vigilan muy de cerca la tecnología de que la compañía ya dispone. Piensan sobre las necesidades de la empresa e identifican los sectores en los que las nuevas tecnologías pueden resultar de ayuda para el trabajo de los empleados. Pueden pedir a un analista de sistemas de negocios que visite la empresa para elaborar un estudio en profundidad de la tecnología existente y proponer sugerencias para mejorar la situación.

Los directores de tecnologías de la información no sólo controlan de cerca las máquinas, sino también a los empleados. Así pues, se encargan de que el personal esté debidamente formado y asistido en su uso de las TIC; pueden pedir que visite la empresa un instructor de TIC para enseñar a los empleados a utilizar un determinado sistema o producto de software, o la empresa puede contratar su propio instructor o instructores de TIC.

Los gerentes se encargan de establecer niveles de calidad, así como de conseguir que el personal de TIC realice su trabajo dentro de los plazos y límites presupuestarios.

También son responsables de la exactitud y seguridad de los datos dentro de la empresa. El uso y seguridad de la información contenida en bases de datos está controlado por una estricta ley de protección de datos; es responsabilidad del director conseguir que los sistemas estén implementados de modo que sólo puedan ver los datos las personas autorizadas.

Los ciudadanos tienen derecho a acceder a la información recogida sobre ellos en la base de datos de una empresa, por lo que los directores pueden tener que negociar su acceso a la misma.

En caso de que aparezca un problema con el sistema informático de la empresa, el director de TIC ha de ser capaz de encontrar una solución de forma rápida y eficiente. Asimismo, debe cerciorarse de que los sistemas de copia de seguridad están implementados a fin de que no se pierdan datos si se produce un fallo.
Perfil profesional
Para ser director de TIC, se requiere:
  • Poseer un amplio conocimiento de los sistemas informáticos, redes y productos de software.
  • Tener grandes dotes de comunicación.
  • Poseer aptitudes para la negociación.
  • Tener capacidad de explicar las cosas con claridad y concisión a personas con pocos conocimientos de informática.
  • Poseer grandes dotes de organización para planificar y priorizar el trabajo, organizar reuniones con otros profesionales y establecer plazos y objetivos.
  • Tener dotes comerciales.
  • Ser capaz de desenvolverse bien bajo presión.
  • Asumir la responsabilidad de sus propias decisiones.
  • Trabajar bien con gente de toda la empresa.
  • Poseer aptitudes para el cálculo aritmético a fin de administrar el presupuesto.
  • Poseer dotes de liderazgo para la gestión de personal.
  • Ser capaz de delegar tareas.
  • Mantenerse al día de la evolución general de TIC.

Competencias
  • Aptitud para tomar decisiones.
  • Aptitudes para delegar.
  • Aptitudes para dirigir.
  • Aptitudes para el liderazgo.
  • Aptitudes para gestionar presupuestos.
  • Aptitudes para la comunicación verbal y escrita.
  • Aptitudes para la planificación.
  • Asesora a otros directivos.
  • Capacidad para priorizar tareas.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de dar información compleja de un modo directo.
  • Capaz de entablar buenas relaciones con la gente.
  • Capaz de mantenerse al día de los avances tecnológicos.
  • Capaz de responsabilizarse en la toma de decisiones.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Conocimientos especializados en informática.
  • Destrezas en informática.
  • Dirige un equipo.
  • Emprendedor.
  • Gestiona la formación del personal.
  • Habilidad para la negociación.
  • Habilidad para los negocios.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidades informáticas.
  • Habilidades interpersonales.
  • Negocia y trabaja con proveedores y asesores de hardware y software.
  • Persuasivo.
  • Planifica futuros sistemas y políticas de TIC.
  • Resistente.
  • Responsabilidad plena de la seguridad, el mantenimiento y el soporte informáticos, así como de los sistemas de realización de copias de seguridad.
  • Responsable del suministro y del uso de las TIC en la organización.
  • Se encarga de la gestión presupuestaria.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados