Coordinador de atención domiciliaria

Descripción
Los coordinadores de atención domiciliaria gestionan la distribución de atención domiciliaria a las personas que necesitan ayuda para permanecer en su propio hogar. El coordinador gestiona equipos de auxiliares de atención domiciliaria, que visitan a personas que necesitan ayuda.
Actividades laborales
Los coordinadores de atención domiciliaria gestionan y organizan equipos de auxiliares de atención domiciliaria. La atención domiciliaria se presta por una serie de razones, entre las que se que incluyen la enfermedad, la discapacidad física o algún problema relacionado con la vejez.

Los coordinadores trabajan con los jefes de atención domiciliaria para decidir la forma más eficaz de atender las necesidades de sus clientes. Para ello, tienen que llevar al día una exacta información sobre la disponibilidad de los asistentes de atención domiciliaria y sobre sus puntos fuertes y capacidades personales.

En algunas zonas, los coordinadores de atención domiciliaria son responsables de visitar los domicilios para tratar los detalles de la atención que se va a prestar. También comprueban si existen problemas de salud y seguridad que puedan afectar a los asistentes de atención cuando trabajen en casa de alguien.

Los coordinadores de atención domiciliaria suelen ser responsables de la contratación, selección, iniciación y formación continuada de su equipo de asistentes de atención domiciliaria. Supervisan regularmente el servicio prestado para asegurarse de que es de alto nivel.

Los coordinadores de atención domiciliaria trabajan en estrecha colaboración con otros profesionales, como por ejemplo médicos y trabajadores sociales, para evaluar y examinar las necesidades de los clientes.

Tienen que administrar el presupuesto del servicio. A veces, contratan algunos servicios a agencias privadas.
Perfil profesional
Para ser coordinador de atención domiciliaria, se necesita:
  • Fuerte liderazgo y capacidad de gestión.
  • Tener buenas dotes de comunicación y habilidades interpersonales.
  • Buenas aptitudes para el cálculo aritmético -será responsable del presupuesto del servicio-.
Hay que ser capaz de:
  • Alentar y motivar a su equipo.
  • Trabajar bien bajo presión.
  • Apoyar a los miembros del equipo cuando experimenten estrés o necesiten orientación sobre el caso de un cliente en particular.
  • Escuchar y responder a las necesidades y preocupaciones del personal, y brindarles formación para desarrollar sus habilidades y su confianza.
  • Trabajar en estrecha colaboración con otros profesionales, como personal médico, trabajadores sociales y otros jefes de servicios de atención.

Competencias
  • Actúa según la información recibida.
  • Aptitudes para dirigir.
  • Aptitudes para el liderazgo.
  • Aptitudes para gestionar el tiempo.
  • Aptitudes para gestionar presupuestos.
  • Aptitudes para la escucha.
  • Aptitudes para negociar.
  • Bien organizado.
  • Capacidad para priorizar tareas.
  • Capacidad para tener en cuenta y entender cómo se sienten las demás personas.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de dar ánimos.
  • Capaz de identificar problemas.
  • Capaz de mantener la calma bajo presión.
  • Capaz de plantear preguntas con claridad.
  • Capaz de plantear preguntas de manera objetiva.
  • Capaz de tomar la iniciativa.
  • Capaz de valorar a las personas y analizar la información que dan.
  • Comprometido.
  • Conocimiento de los recursos locales.
  • Destrezas en informática.
  • Dirige equipos.
  • Dirige y organiza equipos de cuidadores.
  • Enfoque flexible.
  • Entregado.
  • Está al día de la legislación relevante.
  • Flexible.
  • Habilidad para motivar.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidad para reunir datos.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades para la administración.
  • Habilidades sociales.
  • Objetivo.
  • Planifica y gestiona presupuestos.
  • Proporciona soporte al personal.
  • Rapidez de reflejos.
  • Respeto por la confidencialidad del usuario del servicio.
  • Responsable de contratar a personal.
  • Responsable de supervisar y formar al personal.
  • Responsable.
  • Reúne información.
  • Revisa si se dan problemas de salud y seguridad que puedan afectar a los cuidadores.
  • Se enfrenta a situaciones difíciles.
  • Trabaja estrechamente con otros profesionales.
  • Valora necesidades.
  • Valora situaciones.
  • Visita hogares para hablar sobre los detalles de los cuidados que se requieren.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados