Agente forestal

Descripción
Los agentes forestales ocupan y controlan piezas de caza como faisanes, perdices y urogallos, así como patos, ciervos y, algunas veces, peces.
El trabajo implica controlar las cacerías, gestionar y conservar el entorno y velar por la salud y el bienestar de los animales.
Actividades laborales
Al gestionar la fauna silvestre y las zonas de cacería, los agentes forestales crean y conservan hábitats y contribuyen a la protección de otra fauna. Esto significa que desempeñan un rol como administradores de tierras.

Diferentes especies de aves requieren hábitats diversos, de modo que los agentes forestales son responsables de una variedad de áreas, incluidos bosques, praderas de zonas bajas, tierras altas y páramos.

Los agentes forestales crean nuevos hábitats para la fauna, como cultivar coles para dar cobijo a los faisanes o plantar nuevos arboledos. Plantar nuevos cercos de setos es básico para conservar e impulsar una amplia variedad de fauna salvaje, como pájaros, mariposas y polillas.

La gestión de los hábitats incluye adelgazar las zonas boscosas muy pobladas, limpiar zanjas y estanques y reparar vallas. Los agentes forestales también deben conservar edificios, encerraderos y equipamientos.

Participan en programas para controlar plagas y predadores, como zorros y cuervos, que son un peligro para los pollitos y los huevos. El control de los predadores beneficia a otra fauna salvaje, como a los frailecillos y alcaravanes.

También protegen a la fauna y a los hábitats de cazadores furtivos, evitan las infracciones y trabajan con la policía para controlar el crimen contra la fauna, como las cacerías de liebres con perros.

Muchos agentes forestales crían pájaros. Alimentan y se ocupan de los pájaros jóvenes antes de dejarlos en libertad. Algunos agentes forestales incuban peces de huevos o adquieren peces jóvenes. Otros se encargan de aves salvajes, velan por su hábitat y sus zonas de anidación, lo que a su vez beneficia a otra fauna de la zona.

En los días de cacería, los agentes forestales, junto con el jefe de cacería, es responsable de la misma. Deben asegurarse de que hay suficientes piezas de caza. Contratan y organizan equipos encargados de espantar la caza, es decir, que ayudan a sacar de su cobijo a los pájaros con el fin de que vuelen hacia los cazadores.

Algunos agentes forestales protegen y gestionan los ríos y arroyos para facilitar un hábitat para la trucha y el salmón. Reabastecen los ríos y los protegen de pescadores furtivos.

Los agentes forestales pueden implicarse en proyectos de conservación específicos, en función del hábitat que administran. Los proyectos pueden ser para proteger especias protegidas como los milanos reales, alcaravanes y ardillas rojas.

A menudo aconsejan y orientan a los usuarios del campo, y ayudan a los científicos en sus proyectos de investigación.

Los agentes forestales cubren amplias áreas de terreno a pie o en vehículos. Trabajan al aire libre en todo tipo de condiciones climáticas, normalmente por su cuenta. Sin embargo, también pasan tiempo hablando con propietarios de tierras, granjeros e ingenieros de montes.

La jornada laboral del agentes forestales es larga y exigente físicamente.
Perfil profesional
Para ser un agente forestal, deberá poseer las características siguientes:
  • Gustarle el campo, la fauna salvaje y los hábitats naturales.
  • Estar dispuesto a trabajar al aire libre en todo tipo de condiciones climáticas. Se trata de un trabajo muy activo, por lo que deberá gozar de una buena forma física.
  • Ser adaptable, trabajar bien con las manos y estar dispuesto a realizar una variedad de tareas manuales.
  • Le resultará útil tener nociones básicas de carpintería.
  • Ser autodisciplinados y capaces de desempeñar sus tareas sin necesidad de supervisión, ya que los guardabosques suelen trabajar solos.
  • Poseer buenas habilidades de comunicación y saber organizar a personas, ya que tendrá contacto con otras personas, como por ejemplo, propietarios y granjeros, y cazadores en los días de cacería.
  • Tener permiso de conducción para llevar a cabo la mayoría de tareas, así como una licencia de armas.
  • Tener una actitud muy responsable y respetar las normas de salud y de seguridad para, por ejemplo, trabajar con motosierras, cortadoras de broza, quads y productos químicos.

Competencias
  • Alimenta y cría a pájaros.
  • Aptitud para tomar decisiones.
  • Aptitudes para la planificación.
  • Aptitudes para la supervisión.
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de comunicarse con personas a distintos niveles.
  • Capaz de seguir procedimientos establecidos.
  • Capaz de trabajar sin supervisión.
  • Conocimientos en cuestiones ambientales.
  • Contrata y organiza un equipo de personas encargadas de espantar la caza.
  • Controla plagas y predadores.
  • Crea y mantiene hábitats.
  • Cultiva col rizada que servirá de cubierta para la caza.
  • Despeja el sotobosque.
  • Despeja zanjas.
  • Dirige el funcionamiento del criadero.
  • Educado pero firme.
  • En forma físicamente.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades prácticas.
  • Le gusta andar de un lado para otro bajo todo tipo de clima.
  • Mantiene los estanques limpios.
  • Patrulla para prevenir la caza furtiva.
  • Permiso de conducir completo.
  • Planta setos.
  • Prepara los informes y las declaraciones de los testigos.
  • Presta una atención especial a la normativa en seguridad y salud.
  • Realiza reparaciones simples mediante técnicas de carpintería.
  • Responsable de la compra de reservas de peces pequeños.
  • Se ocupa del mantenimiento de edificios y vallas.
  • Sirve y repara equipamiento.
  • Testifica en los tribunales.
  • Trabaja con científicos en proyectos de investigación.
  • Trabaja con la policía para prevenir delitos contra la fauna silvestre, como caza con perros.
  • Trabaja en el exterior bajo todo tipo de condiciones climáticas.
  • Usa una motosierra.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados