IA en la educación: oportunidades y retos

Reportaje

En el Día Internacional de la Educación, que se celebra cada 24 de enero, conoce qué puede aportar la inteligencia artificial a la enseñanza, según la UNESCO y expertos en el tema

  • 24/01/2023
  • Tiempo de lectura 13 mins

  • Valora

  • Deja tu comentario
Mayra Bosada. Redacción de Educaweb
Con motivo del Día Internacional de la Educación, que se celebra este 24 de enero bajo el lema de "Invertir en las personas, priorizar la educación", la UNESCO recuerda que los países deben dar prioridad a la educación para acelerar el progreso hacia todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en un contexto de recesión mundial, desigualdades y emergencia climática.
 
En este sentido, el organismo internacional considera que la inteligencia artificial (IA) tiene el potencial de abordar algunos de los retos de la educación actual, innovar las prácticas de enseñanza y aprendizaje, y avanzar en el cumplimiento del ODS 4: garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.
 
La Comisión Europea, por su parte, considera que la IA está transformando la educación del alumnado y la forma de enseñar de los docentes. Su uso está haciendo "que los entornos educativos sean más receptivos, ya que ayuda al profesorado a abordar las necesidades específicas de cada alumno", señala Mariya Gabriel, comisaria de Innovación, Cultura, Educación y Juventud de la Comisión Europea, en un informe reciente sobre el tema.
 
Pero ¿qué es la inteligencia artificial? Para la Comisión Mundial de Ética del Conocimiento Científico y la Tecnología (COMEST) de la UNESCO, la IA se refiere a "máquinas o sistemas informáticos capaces de imitar ciertas funcionalidades de la inteligencia humana, incluyendo características como la percepción, el aprendizaje, el razonamiento, la resolución de problemas, la interacción lingüística e incluso la producción de trabajos creativos".
 
En este sentido, la IA y sus aplicaciones se están volviendo cada vez más predominantes y las encontramos diariamente sin apenas darnos cuenta de que se trata de esta tecnología, según los expertos. Como, por ejemplo, en la traducción automática entre idiomas, el reconocimiento facial de los móviles, las aplicaciones para aprender idiomas, etc.
 
Ahora bien, el uso de la IA y los datos conllevan múltiples riesgos y desafíos, coinciden tanto la Comisión Europea como la UNESCO, por lo que ambos organismos han lanzado recomendaciones, guías y publicaciones dirigidas tanto a los responsables políticos como a los docentes, para orientarlos sobre cómo aplicarlos en la educación de manera ética y responsable.
 
Uno de los primeros documentos que se han dado a conocer para orientar a los países sobre cómo utilizar las tecnologías de IA en la educación es el Consenso de Beijing sobre la inteligencia artificial y la educación (2019), firmado por más de 100 países. Entre sus propuestas destaca que es necesario:
 
  • Planificar las tecnologías de IA en las políticas educativas para sacar provecho de sus posibilidades y hacer frente a los desafíos que conllevan.
  • Apoyar el desarrollo de nuevos modelos educativos que han sido posibles gracias a las tecnologías de IA, con miras a suministrar servicios educativos y de formación en donde las ventajas prevalezcan sobre los riesgos.
  • Velar porque las tecnologías de IA permitan emponderar a los docentes en lugar de reemplazarlos, así como crear programas adecuados de formación para reforzar sus capacidades digitales y en relación con los sistemas de IA.
  • Preparar a la próxima generación de trabajadores dotándolos de los valores y las competencias necesarias para la vida y el trabajo en la era de la IA.
 
Además, el organismo internacional ha lanzado el informe Inteligencia artificial y educación. Guía para las personas a cargo de formular políticas (2021), con recomendaciones para los responsables de las políticas educativas sobre cómo debe ser la aplicación de la IA en el ámbito educativo.
 

Las aplicaciones de la IA en la educación

Inteligencia artificial y educación
La UNESCO asegura que faltan evidencias firmes sobre cómo la IA puede mejorar la educación. Imagen: Freepik.

Actualmente hay numerosas aplicaciones de IA, "no necesariamente desarrolladas específicamente para la educación, pero que son de gran utilidad en el mundo educativo. Por ejemplo, el subtitulado automático de vídeos, los sistemas de tutoría que interactúan en lenguaje natural o la conversión realista de texto a voz humana", señala en su web el Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que realiza investigaciones en torno a la aplicación de la IA en la educación.
 
Organismos internacionales y diversos expertos reconocen que el uso de herramientas de inteligencia artificial para apoyar el aprendizaje ha crecido exponencialmente en los últimos años, pero que no hay evidencias firmes sobre cómo esta tecnología puede mejorar los resultados de la enseñanza. Aun así, la UNESCO plantea cuatro categorías de aplicaciones emergentes y potenciales de la IA en la educación, que cubren las siguientes necesidades:
 
  • Para gestionar e impartir la educación. Se trata de sistemas de IA para automatizar aspectos de la gestión escolar. Como ejemplo se encuentran los chatbots educativos (como Snatchbot) para proporcionar información o retroalimentación, o responder preguntas frecuentes.
  • Para la enseñanza-aprendizaje y la evaluación de los estudiantes. Como ejemplos se encuentran los sistemas de tutoría inteligente (STI) que son usados en plataformas como Moodle o Coursera; o bien las aplicaciones de aprendizaje de idiomas y lectura con apoyo de la IA, como Duolingo o Babbel.
  • Para empoderar a los docentes y mejorar de la enseñanza. El uso de aplicaciones de IA orientadas a los docentes no ha recibido tanta atención como la IA orientada a estudiantes, según la UNESCO. Sin embargo, existen algunas tecnologías basadas en IA que ya se están usando para ayudar a los docentes a reducir la carga de trabajo: asistentes impulsados por IA que ayudan a corregir respuestas de preguntas rutinarias, controlan la asistencia o distribuyen automáticamente al alumnado en grupos cooperativos.   
  • Para el aprendizaje a lo largo de la vida. Algunas de los sistemas de IA para la enseñanza y la evaluación del alumnado también pueden ser útiles para potenciar el aprendizaje a lo largo de la vida, según la UNESCO.
 
Todas estas categorías propuestas están interrelacionadas, es decir, que las aplicaciones de la IA en la educación pueden abordar necesidades en más de un área, según el organismo.

Oportunidades de la IA en la educación

El impacto de la inteligencia artificial en la educación está siendo aún incipiente, asegura en declaraciones a Educaweb Miquel Ángel Prats, coordinador del Máster universitario en liderazgo de la innovación pedagógica y dirección de centros educativos de la Universitat Blanquerna-Ramón Llull.

"Aún falta mucho camino por recorrer para conocer el verdadero potencial en la educación… Lo que se puede observar es que lo que está por venir puede llegar a ser de gran calado. Y, por lo tanto, interpela el rol del docente", señala el experto.
 
Los expertos en tecnologías educativas consultados por Educaweb coinciden que uno de los principales beneficios de la IA en la educación es la posibilidad personalizar la enseñanza-aprendizaje.
 
Y es que la inteligencia artificial aplicada a la educación permite "contar con un entorno donde el alumnado es asistido en la resolución de dudas, orientación y guía ante problemas, progresión en sus aprendizajes, etc. Esto ayudaría en la personalización de la enseñanza-aprendizaje", señala Francisco José Recio, director del Máster Universitario en TIC aplicadas a la Educación en la Universidad Internacional de Valencia (VIU).
 
Asimismo, la IA puede "satisfacer las necesidades individuales de los alumnos. Y para atender a aquellos que tienen más dificultades o que puedan necesitar algún tipo más de ayuda o de soporte", indica por su parte Prats.
 

Limitaciones y retos de la IA en el ámbito educativo

Inteligencia artificial y educación
La implantación de la IA en la educación "implica una reconversión en los roles y perfil docente, según expertos. Imagen: Freepik.

Entre las limitaciones que presentan las herramientas de IA en la educación, como, por ejemplo, el ChatGPT, destaca el desconocimiento de los docentes y el alumnado para sacarle provecho, según Prats. El experto considera que existe "una brecha de acceso y de conocimiento a la hora de utilizarlas con cierto criterio, con cierta sensatez, de forma ética, crítica y reflexiva en el aula y en casa. Por eso será muy importante que conozcamos a fondo cómo funcionan y qué provecho se puede llegar a sacar de ellas de una manera responsable y segura", asegura.
 
De hecho, en España, en la actualización realizada en mayo del 2022 del marco de referencia sobre la competencia digital docente, se hace referencia a la necesidad de que el profesorado cuente con competencias digitales en torno al uso de la IA, señalando que debe conocer su funcionamiento, la normativa aplicable, los riesgos éticos y pedagógicos que puede entrañar su utilización, así como el uso apropiado para lograr la personalización del aprendizaje.
 
En este sentido, uno los principales retos del uso de la inteligencia artificial en el ámbito educativo es formar a los docentes en el uso de esta tecnología y ayudarlos a cambiar su función en las aulas, hacia un perfil de "facilitador", indica por su parte Recio, quien también es profesor en la Universidad Internacional de Valencia (VIU).
 
La implantación de la IA en la educación "implica una reconversión en los roles y perfil docente. Ya no estamos ante la figura omnipresente del profesorado que dispone del conocimiento para facilitar al alumnado su construcción. De ahí que pasamos a la figura del profesor mediador-facilitador", asegura el experto.
 
Otro de los desafíos de la IA en la educación es que esta no aumente las desigualdades educativas ya existentes. Para conseguirlo se debe garantizar el acceso a esta tecnología y "que todas las personas tengan la oportunidad de desarrollar una sólida comprensión de qué es la IA, cómo funciona y cómo podría afectar sus vidas", según la UNESCO.
 
Para ello, hay que potenciar los programas e iniciativas que contribuyan a aprender con la IA (por ejemplo, utilizando las herramientas de inteligencia artificial en las aulas), aprender sobre ella (sus tecnologías y técnicas), y prepararse para ella (por ejemplo, permitiendo que todos los ciudadanos comprendan la repercusión potencial de la IA en la vida humana), afirma el organismo.
 
Asimismo, resulta indispensable dejar claras las "cuestiones éticas, jurídicas, legales y educativas de lo que supone llegar a incorporar una IA en la educación. El marco de los datos, el marco de la privacidad y la confidencialidad y de la ética es vital en este caso", sostiene por su parte Prats.
 
"Dado que esta tecnología basada en la inteligencia artificial aprende de la retroalimentación de los datos que va recopilando, estando en educación supone un punto sensible en cómo se gestiona, procesa, almacena y tratan todos estos datos. Hay que tener en cuenta la ética de datos y restringir sesgos algorítmicos", añade Recio.
 
El uso de sistemas de IA por parte de los estudiantes para la elaboración de trabajos y deberes, como por ejemplo el ChatGPT, comporta retos importantes en la evaluación del alumnado, teniendo en cuenta que aún no existe una herramienta de IA con la que se pueda detectar si un texto ha sido escrito por un humano o un sistema de inteligencia artificial, según Mike Sharples, profesor emérito de tecnología educativa en el Instituto de Tecnologia Educativa de la Open University UK.
 
Para afrontar este desafío será necesario cambiar la manera de enseñar y evaluar a los estudiantes, ha sugerido el experto durante una conferencia organizada por la iniciativa Learning Lab de la Universitat Pompeu Fabra. "Como educadores debemos encontrar maneras creativas para involucrarlos en la mejora de su propio proceso de aprendizaje", según Sharples.
 

4 recursos claves para entender y aplicar la IA en la educación

¿Te interesa el tema de la IA en la educación? A continuación, te presentamos algunos recursos para comprender su potencial en el ámbito educativo y aplicarla de forma responsable:
 

1. La guía de la Comisión Europea para el uso de la IA en la educación

La Comisión Europea ha lanzado a finales de 2022 una guía titulada Directrices éticas sobre el uso de la inteligencia artificial (IA) y los datos en la educación y formación para los educadores, que forma parte de las acciones que el organismo está realizando en el marco del Plan de Acción de Educación Digital 2021-2027.
 
Esta publicación europea creada por expertos en IA y educación está destinada a docentes de Primaria y Secundaria para aclarar conceptos sobre esta tecnología, ofrecer asesoramiento práctico sobre cómo integrarla en la educación, así como proporcionar ejemplos prácticos sobre el uso de los datos e IA para facilitar el proceso de enseñanza-aprendizaje de los estudiantes.
 
Y es que el rápido aumento del uso de la IA requiere que tanto docentes como alumnado tengan una comprensión básica de la IA y del uso de los datos "para poder abordar esta tecnología de manera positiva, crítica y ética, y aprovechar todo su potencial", afirma la Comisión Europea en su publicación.
 

2. Un repositorio de recursos de la UNESCO para enseñar y aprender sobre IA 

La UNESCO cuenta con un repositorio de recursos para aprender y enseñar sobre la inteligencia artificial: se trata del portal Teaching AI for K-12, que aglutina todo tipo de material didáctico (vídeos, propuestas de actividades, cursos en línea, programas educativos) sobre IA en cinco idiomas y a los que se puede acceder gratuitamente.   
 
Desarrollada por el organismo internacional en conjunto con la empresa Ericsson, la plataforma tiene como objetivo ayudar a los docentes y estudiantes a comprender mejor las implicaciones de la Inteligencia Artificial (IA), y facilitar el desarrollo de un currículum sobre IA y la enseñanza sobre esta tecnología a estudiantes de 5 a 18 años.
 

3. Una guía sobre IA y educación de la Fundació Jaume Bofill

La guía Los algoritmos a examen: ¿Por qué IA en educación?, publicada por la Fundación Jaume Bofill, ofrece un análisis detallado sobre las aportaciones de la inteligencia artificial (IA) en la educación.
 
Escrita por expertos e investigadores en educación y tecnología educativa, el documento explora los conceptos básicos de la IA, presenta los desafíos y oportunidades de su uso en el ámbito educativo, proporciona ejemplos de experiencias exitosas donde el uso de la IA ya se está implementando como herramienta educativa.
 
Asimismo, el documento ofrece recomendaciones de material didáctico abierto para ayudar a los estudiantes y docentes a explorar y utilizar la IA en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
 

4. El portal AI4K12.org, con recursos educativos para enseñar sobre IA

La American Association for Artificial Intelligence (AAAI) y la Computer Science Teachers Association (CSTA) han lanzado conjuntamente la iniciativa AI4K12.org, cuyo objetivo es ofrecer pautas nacionales para la educación en IA, así como un directorio de recursos en línea para facilitar la enseñanza en IA entre alumnado de 4 a 16 años.
 
En su portal se pueden encontrar materiales didácticos digitales en inglés para la enseñanza de la inteligencia artificial en los centros educativos.
 
Si conoces otros recursos o guías que pueden ser útiles para comprender las oportunidades que puede brindar la IA a la educación, te invitamos a compartirlos a través de un comentario.
 
Asimismo, puedes profundizar en el tema consultando estos contenidos de Educaweb:
   
Y si lo que deseas es formarte en inteligencia artificial, en Educaweb encontrarás diversos grados, másteres y cursos al respecto.
 

¿Sabías que…?

  • En el Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) se investiga cómo apoyar a los docentes a través de la IA. Además, la Red de grupos de investigación del CSIC dedicados a la investigación básica en Inteligencia Artificial (AIHUB) ofrece un programa Educando en la IA, dirigido a docentes, para enseñarles materiales y métodos que les faciliten la enseñanza de la IA al alumnado desde edades tempranas.
  • Una de las publicaciones de referencia sobre inteligencia artificial en España es Inteligencia artificial, robótica y ciencia de datos, publicado por el CSIC y elaborado por Carles Sierra y Sara Degli Esposti. En este vídeo se explica cómo se investiga la IA y sus aportaciones a la educación y otros ámbitos de la sociedad.
  • El nuevo Plan de Acción de Educación Digital (2021-2027) de la Comisión Europea plantea que se debe llevar a cabo una educación digital de alta calidad, inclusiva y accesible en Europa para fomentar el desarrollo de un ecosistema educativo digital de alto rendimiento. Entre las acciones a realizar se encuentra incluir la inteligencia artificial (IA) y las habilidades digitales en el Marco Europeo de Competencias Digitales, así como apoyar el desarrollo de recursos de aprendizaje de basados en IA para proveedores de educación y formación.
Deja tu comentario