La aportación de la educación en la transición ecológica y sostenible

Artículo de opinión

  • 21/07/2022
  • Tiempo de lectura 4 mins

  • Valora

  • Deja tu comentario
Lorenzo Ortega Lisón. Coordinador docente en SEAS, Estudios Superiores Abiertos. (Zaragoza)
Estamos sumergidos en un proceso de transición ecológica, apresurado debido a las necesidades ecológicas y sostenibles. Localmente se empieza a detectar problemas en ciertos sectores para disponer de profesionales y cubrir la demanda del mercado laboral, además recientemente en la publicación de la nueva Ley de Formación Profesional, se resalta el dato: "11 millones de profesionales sin acreditación profesional tenemos en la actualidad en nuestro país".
 
Desde las entidades educativas debemos de trabajar para contribuir en la formación de los colectivos con la finalidad de mejorar su prosperidad, empleabilidad, contribuyendo a la adaptación de sus perfiles a las necesidades de la transición verde, garantizando una educación de calidad, debe de ser nuestra aportación a la sociedad. SEAS Estudios Superiores Abiertos, desde sus inicios en el año 2003 en la formación online, siempre ha visto como un sector estratégico las energías renovables, siendo pioneros en ofrecer cursos online en energías renovables a trabajadores en tecnologías como, por ejemplo: en la tecnología del hidrógeno, vehículo eléctrico, energía solar fotovoltaica.
 
Es vital adaptar los programas educativos, donde el alumno o la alumna puedan adquirir competencias, habilidades y valores relacionados con la transición ecológica y la sostenibilidad. Nuestra sociedad debe cambiar el modelo de industrialización y energético si queremos dejar un planeta habitable a nuestros descendientes, y para ello es vital incluir en los programas formativos los valores y competencias indicados en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) de la Agenda 2030 del Desarrollo Sostenible.
 
Podemos afirmar que las energías renovables han venido para quedarse, sobre todo si queremos cumplir con el compromiso de reducir las emisiones de efecto invernadero en un 55% hasta el 2030, adquirido en el Pacto Verde Europeo y su Objetivo 55. Este compromiso provoca nuevas demandas en el mercado laboral, generando necesidades de técnicos de instalación, técnicos de mantenimiento, gestores explotación de instalaciones en cualquiera de las tecnologías de energías renovables, y además debemos de incluir la tecnología del Hidrógeno como vector energético, si queremos garantizar la disponibilidad de energía eléctrica.
 
Asimismo, la movilidad eléctrica es fundamental para cumplir con los objetivos de reducción de las emisiones de CO2 . Sin embargo, no debemos olvidar; "el mejor vatio renovable, es el que no se consume", por ello también van a ser fundamentales las competencias y capacidades relacionadas con el ahorro y eficiencia, diseños sostenibles, materiales reciclables y sostenibles, logística inversa, automatización y digitalización de los procesos fomentando el ahorro y eficiencia en los procesos.
 
Otro pilar fundamental si hablamos de sostenibilidad y de los Objetivos Desarrollo Sostenibles, es el saneamiento y gestión de aguas, con la finalidad de evitar las carencias hídricas.
 
Son tiempos de transición en los modelos energéticos e industriales, unido a las exigencias sociales, ecológicas y económicas que estamos viviendo en la época, han provocado una aceleración en la transición verde y sostenible, debemos afrontarlos como nuevas oportunidades y desafíos. Las entidades educativas tienen que adaptar sus contenidos, con el objetivo de transmitir los conocimientos necesarios, a su alumnado, para poder estar preparados para las nuevas necesidades, demandadas por la sociedad, el mercado laboral, pero sobre todo del planeta.  
 
Deja tu comentario