La formación, clave para fomentar la cultura de paz

Reportaje

Transformar las situaciones de conflicto en oportunidades de construcción para la paz es una de las principales tareas de los expertos en cultura de paz. Las ofertas formativas de esos profesionales se han multiplicado, ya que sus campos de inserción laboral son cada vez más diversos.

  • 27/04/2022
  • Tiempo de lectura 11 mins

  • Valora

  • Deja tu comentario
Gemma Castanyer Mora. Redacción Educaweb
"La paz es esencialmente el respeto de la vida. La paz es el bien más preciado de la humanidad. La paz no es sólo el término de los conflictos armados. La paz es un comportamiento. (…)". Así describe la cultura de paz la Declaración de Yamusukro, ciudad africana donde en 1989 se referencia por primera vez el concepto de cultura de paz en el marco del Congreso Internacional sobre la paz en la mente de los hombres, celebrado por la UNESCO.

Desde entonces, tanto este organismo internacional como otros han adoptado medidas específicas para la construcción de la paz. Por ejemplo, en 1994, la UNESCO creó la Unidad del Programa Cultura de Paz. Y en 1995, en la declaración de Hanoi (Vietnam) de 1999, se hace especial énfasis en la formación de la cultura de paz en el terreno educativo: "recomendamos que en todas la etapas y niveles del proceso educativo (...) se adapten los métodos pedagógicos y los contenidos de los programas para hacer de la cultura de paz un componente integral de educación (…)".

Tantos han sido los esfuerzos por promover la cultura de paz, que incluso se proclamó al año 2000 como el Año Internacional de la Cultura de Paz, y el período 2001-2010 como el Decenio Internacional de una cultura de paz y no violencia para los niños del mundo.

Pero, a pesar de todo, todavía existen multitud de conflictos en el mundo, entre los más latentes, la reciente invasión de Rusia a Ucrania, u otras guerras activas como las de Etiopia, el Yemen o Afganistán, entre otras. De hecho, en la última década ha habido más de 30 conflictos armados y su intensidad ha crecido según datos del Stockholm International Peace Research Institute, conocido como SIPRI. Del mismo modo, el gasto en armamento en el mundo es el más alto de la historia, superando los dos billones de dólares en 2021, según el centro de investigación.
 
¿Qué acciones se pueden llevar a cabo desde la formación para promover una cultura de paz? ¿Cómo se puede educar en cultura de paz desde las aulas, tanto en la educación formal como no formal? Educaweb ha consultado a expertos, investigadores y docentes en cultura de paz para saber qué podemos hacer cada uno de nosotros, en nuestros ámbitos de convivencia, para fomentar una cultura no violenta; cómo podemos fomentar una cultura de paz desde la educación y qué profesiones y salidas profesionales existen en torno a ese sector.


 
Incluir programas específicos sobre cultura de paz en el temario académico de los futuros docentes, así como velar porque esos estudiantes sepan manejar metodologías de resolución de conflictos es importante para que "aprendan de manera más efectiva" y sepan aplicar esos aprendizajes en favor de la convivencia, señalan investigadores de la Universidad Cubana de Cienfuegos.
 
Asimismo, otro estudio de la UNESCO, elaborado por la University of Ulster, también coincide en que la educación para la paz se debe integrar en los currículums escolares como un recurso para promover el pensamiento crítico y la educación para la ciudadanía. El informe The influence of education on conflict and peace building (2010) añade también que es necesario reforzar la educación del profesorado en ese sector, incluyendo la mediación y la "sensibilidad al conflicto".
 

¿Qué entendemos por cultura y educación para la paz?

Aunque podemos encontrar diversidad de definiciones del término cultura de paz, la Asamblea General de las Naciones Unidas, conocida como AGNU, lo determina como "un conjunto de valores, actitudes, comportamientos y modos de vida que rechazan la violencia y previenen los conflictos, incidiendo en sus raíces mediante el diálogo y la negociación entre individuos, grupos y estados".

Así pues, la cultura de paz se entiende desde una perspectiva transformadora que abarca todos los ámbitos de la sociedad. Cultura de paz no es solo ausencia de violencia, "la paz debe formar parte de la cultura, debe contagiar todos los aspectos de la vida y cultivar con práctica y esfuerzo", explica Marina Caireta en el cuaderno Introducció a la Cultura de Pau, publicado por el Servei Civil Internacional de Catalunya (SCICAT).
 

Educar para la paz es formar a ciudadanos críticos

La educación para la paz es "el acto educativo que permite llegar a una cultura de paz", explican en una entrevista a Educaweb, los investigadores de l'Escola de Cultura de Pau de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Cécile Barbeito y Josep Maria Royo.
 
¿Y cómo se alcanza la cultura de paz desde la educación"? Formando a ciudadanos inconformistas con aquello que les rodea, capaces de denunciar injusticias sociales y de fomentar la convivencia pacífica entre las personas, añaden algunos expertos.
 
  • "Educar para la paz es enseñar a ser crítico con uno mismo y con los otros, a no ser espectador pasivo, a creer que se pueden cambiar las cosas, en una palabra, es enseñar a rechazar la fatalidad y la sumisión ciega", indica el catedrático en Pedagogía Social, Juan Sáez Carreras, citado en el artículo Educación para la paz y cultura de la paz, publicado en la revista Anales de Pedagogía.
 
  • "Es un proceso formativo continuo, dinámico, fundamentado en los conceptos de paz positiva (…) que prepara al hombre en su dimensión individual y social para desvelar críticamente la compleja y conflictiva realidad (…)", define Susana Arteaga, doctora en Ciencias Pedagógicas, citada en el artículo La educación para la paz y la cultura de paz como contenido de la formación de los profesionales de la docencia.
 

Profesionales en cultura de paz: ¿cuáles hay y cómo dedicarse a ello?



¿Te gustaría formarte en cultura de paz? Ten en cuenta que las personas que se especializan en esta área son capaces de ofrecer en su ámbito laboral y profesional un cambio de perspectiva hacia las situaciones de conflicto para convertirlas "en oportunidades creativas, de encuentro, comunicación, cambio, adaptación e intercambio",  define el sociólogo y doctor en estudios de paz, Vicenç Fisas, en el cuaderno Educar para una Cultura de Paz, publicado por la Escola de Cultura de Pau de la UAB.

De hecho, los expertos afirman que cada vez hay más oferta formativa en ese ámbito: "desde mediados del siglo XX y hasta la actualidad han crecido de manera exponencial los centros de estudios de paz; los másteres y posgrados en gestión de conflictos; los grupos de investigación o los museos de la paz", explica en declaraciones a Educaweb Xavier Garí, doctor en historia contemporánea, profesor de humanidades de la Universidad Internacional de Catalunya (UIC) y especialista en cultura de paz y educación para la paz. "Hoy en día es posible formarse en multitud de centros y organizaciones, muchos de ellos pioneros en Europa", añade.

Los ámbitos en los que trabajan y podrían trabajar los profesionales en cultura de paz son muy diversos: cooperación internacional y el impulso de la justicia global en entidades, asociaciones o las ONG; en la comunicación e investigación, como periodistas especializados en relaciones internacionales o corresponsales en conflictos armados; en el campo educativo, desde la educación formal y no formal; en el ámbito social, como los trabajadores sociales o mediadores de paz que actúan en situaciones de conflicto familiar o laboral, por ejemplo. Y otros profesionales que pueden adoptar y aportar esa nueva mirada pacífica hacia la resolución de conflictos.

"La experiencia nos ha demostrado que es posible incorporar una mirada de paz, ecofeminismo y promoción de la justicia global y los derechos humanos en ámbitos educativos diversos como podría ser la filosofía, la ingeniería o la arquitectura, entre otros múltiples campos", añaden Cécile Barbeito y Josep Maria Royo.


¿Dónde especializarse en cultura de paz y gestión de conflictos?

Puedes encontrar diversidad de opciones educativas relacionada con la cultura de paz, la resolución de conflictos y la educación para la paz.  A continuación, te detallamos algunas de ellas según el grado de especialización:

Másteres y doctorados en cultura de paz

Titulación del programa

Universidad

Programa de Doctorado en Estudios Internacionales en Paz, Conflictos y Desarrollo  Universitat Jaume I (UJI)
 
Programa de Doctorado en Sostenibilidad y Paz en la Era Posglobal Universitat de València (UV)
Máster Interuniversitario en Cultura de Paz, Conflictos, Educación y Derechos Humanos
Máster Universitario en Derechos Humanos, Paz y Desarrollo Sostenible
Máster Universitario en Educación para el Desarrollo, Sensibilización Social y Cultura de Paz
 
Universidad Pablo de Olavide (UPO)
Máster Universitario en Estudios Internacionales de Paz, Conflictos y Desarrollo  Universitat Jaume I (UCI)
Fuente: RUCT

Posgrados en cultura de paz

Existen también posgrados vinculados a esa formación, como el Posgrado en Cultura de Paz, que se imparte en la UAB, desde 1999; o bien el Postgrado en Cultura de Paz y Transformación Social: Aplicaciones Prácticas, de la Fundación Carta de la Paz, en colaboración con la Universitat de Barcelona (UB) y l'Institut de Formació Contínua IL3.

Cursos

Durante el mes de julio, la Universitat Internacional de la Pau organiza cada año un curso de verano sobre un monográfico centrado en conflictos y la construcción de la paz.
 

La función de los profesionales en cultura de paz

La labor de los profesionales en cultura de paz es fundamental para la construcción de una sociedad más justa y no violenta. Esos profesionales son imprescindibles en la gestión y mediación de conflictos, ya sea en los espacios más íntimos y familiares, como aquellos más globales e internacionales.

"Se trata de profesionales que nos recuerdan constantemente cuáles son los valores que dignifican la vida humana y estos son los valores de paz", explica a Educaweb el profesor Xavier Garí, quien insiste que, aunque teóricamente "todas las personas actuamos en ese mismo sentido, es importante que alguien detecte cuando esto no pasa".

Así, Garí pone como ejemplos las incoherencias en los discursos de paz de estados y partidos políticos; un sistema educativo excesivamente competitivo o las noticias, en su mayor parte negativas, de los medios de comunicación: "El mundo está mucho mejor de lo que lo percibimos. A los poderes fácticos les interesa darnos información negativa porque nos genera miedo y la gestión del miedo nos convierte en personas poco activas y sumisas. Y, además, las noticias morbosas generan más audiencia. Pero la realidad es que nuestra vida está llena de ejemplos de gestión pacífica de conflictos", añade.

Fomentar la cultura de paz desde la formación

En las aulas, mediando una discusión en el patio o mediante una charla con adolescentes. La educación para la paz está presente en muchas de las acciones que desarrollan los docentes durante su jornada laboral, aunque la gran mayoría "no ha recibido formación específica para ello", recuerda Xavier Garí.

Los centros formativos, vinculados tanto a la educación formal como no formal, "ofrecen la oportunidad de educar a través de las actitudes y habilidades (…) pero también ayudando a concienciar de forma crítica en las crisis por las que pasa el planeta", indican por su parte Cécile Barbeito y Josep Maria Royo.

La educación para la paz, explican los investigadores de la Escola de Cultura de Pau, se "suele trabajar mucho mejor en las etapas de Educación Infantil y Primaria que en Secundaria", aunque es igualmente necesaria. Son muchos los proyectos que existen en ese sentido para el alumnado más pequeño, como los rincones para resolver los conflictos, los programas de educación emocional o los mediadores de conflictos en el patio; mientras que para el alumnado de Secundaria "no se suele insistir mucho en el trabajo de esas competencias", recuerdan.

Campañas internacionales como #EndViolence, que impulsó UNICEF en 2013, ofrecen información y actividades para trabajar la cultura de la no violencia en los centros educativos. La guía A salvo en la escuela, publicada el curso 2018-2019, explica con detalle cómo llevar a cabo ese tipo de recursos en el aula, así como técnicas de resolución de problemas a partir de preguntas básicas como: "¿Qué quieres conseguir?", "¿Cuál es el problema?" o "¿Te parece bien esta solución?".

La entidad también destaca "cómo enseña un docente que educa para la paz", haciendo hincapié que es aquel que "fomenta respuestas creativas a la solución de problemas" o que "propone actividades cooperativas (…) en lugar de comportamientos (…) muy competitivos".
 
Si eres docente y deseas mejorar tus habilidades de mediación y solución de conflictos, en Educaweb encontrarás cursos, grados, másteres y posgrados relacionados con estos ámbitos para ayudarte a adquirirlas.

¿Sabías que…?

Hace solo seis años que la paz se reconoce como un derecho para toda la humanidad. Fue en la Declaración sobre el Derecho a la Paz, aprobada en 2016 por la Asamblea General de la ONU.

 
En esa misma declaración también se hace referencia a la importancia de que las instituciones promuevan la educación para la paz con el "objeto de fortalecer el espíritu de tolerancia, diálogo, cooperación y solidaridad entre todos los seres humanos (art. 4)". Se explicita también la tarea universal de la Universidad para la Paz, institución académica creada en 1980 y que depende de la ONU, en cuanto a educar para la paz a través de "la enseñanza, la investigación, la formación de posgrado y la difusión de conocimientos".
Deja tu comentario