Las ofertas de trabajo que menos descendieron buscaban candidatos con formación universitaria

Redacción de Educaweb
06/05/2021

La FP es la formación donde más se reduce la brecha entre oferta y demanda de vacantes de empleo, según el último informe de Infojobs y Esade sobre el mercado laboral en España durante 2020
 
Parece que vuelve a cumplirse el principio de que es más fácil encontrar trabajo cuanto mayor es el nivel de estudios. Esta es una de las conclusiones que se incluyen en el último informe Estado del mercado laboral en España 2020, elaborado por la plataforma de empleo Infojobs y la institución de educación superior Esade.

El estudio muestra cómo el número de vacantes ofertadas en Infojobs descendió un 46% en 2020 respecto al año anterior, algo comprensible dado que se produjo el confinamiento domiciliario y la suspensión de las actividades no esenciales.  Sin embargo, ese descenso fue menos brusco para las personas que contaban con formación universitaria, situándose en el 36%. Por el contrario, la bajada fue más intensa para las personas sin estudios (63%) seguidas de las que contaban con el Bachillerato (47%).

Al observar con detalle estos datos, se aprecia también un aumento interanual de las vacantes para personas con doctorado y un descenso más atenuado entre los estudiantes de posgrado (15%) y máster (21%).

En números absolutos, el mayor número de plazas ofertadas fue para las personas con estudios al menos hasta la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), con unos 460.000 puestos, un 30% del total. A continuación, se situaban las personas con Formación Profesional (unas 386.000) y con estudios universitarios (unas 235.000).

Estos datos se hallan en sintonía con los ofrecidos por la Encuesta de Población Activa, ya que, como recogen los autores del informe, en el último trimestre de 2020 la tasa de paro era del 11% para quienes poseían estudios superiores y del 30% para quienes sólo completaron los estudios primarios.
 

Más brecha entre oferta y demanda en los estudios universitarios

 
Al comparar la oferta y demanda de vacantes por nivel de estudios, se observa que la brecha entre oferta y demanda es más acentuada en el caso de los estudios universitarios, ya que el 36% de los candidatos inscritos en el portal de empleo poseía estudios universitarios, cuando sólo los requerían el 15% de las vacantes publicadas.

Esta distancia se reduce hasta casi desaparecer en el caso de la Formación Profesional, ya que el 27% de los candidatos con FP encontraron un 25% de plazas que solicitaban este nivel de formación.  

Cuando se trata de estudios básicos o personas sin estudios, se produce justo el fenómeno contrario al ocurrido con la educación superior. Así, frente al 13 % de vacantes para personas sin estudios, hay un 3 % de candidatos; y, en el caso de las personas que cuentan con un nivel de estudios que llega hasta la ESO, existe un 30 % de vacantes para un 17 % de demandantes.

En el Estado del mercado laboral en España 2020 prefieren no interpretar estos datos a lo que se ha denominado sobrecualificación, dado que "los niveles de estudios más altos tienen, históricamente, mayores posibilidades de conseguir un empleo y, por lo tanto, es lógico que los jóvenes apuesten por ellos. El problema es la concordancia de sus capacidades y lo que el empleo obtenido requiere".

Es por ello que los autores del estudio sugieren reorientar el tejido productivo del país hacia actividades de alto valor añadido como los "pujantes" sectores digitales y de la industria, de tal manera que se desarrolle todo el potencial del capital humano con formación superior: "Que estas personas no sólo consigan un empleo, sino que además ese trabajo aproveche la formación que tienen y su aportación resulte valiosa para la empresa y la sociedad en su conjunto".

Y sugieren poner en valor dos apuestas formativas: formar adecuadamente en perfiles técnicos-tecnológicos, que demanda el mercado año tras año como se indica en el estudio; y apostar por la formación continua de las habilidades por parte de las empresas. En este sentido, el informe incluye un modelo que permite medir el coeficiente digital en una empresa para, de este modo, diseñar las acciones formativas correspondientes.
 

Los sectores con más vacantes de empleo durante 2020

 
La investigación de Infojobs y Esade incluye también un análisis de la oferta de empleo en función de los sectores profesionales solicitados por las empresas. Como puede apreciarse en la imagen, en los primeros puestos se sitúan Comercial y ventas, con el 20% del total de vacantes ofertadas, Informática y telecomunicaciones, Compras, logística y almacén, Atención al cliente y Profesiones, artes y oficios.

El estudio recuerda que las cinco primeras categorías son las mismas desde 2018, si bien Informática y telecomunicaciones, con el 11% de las vacantes en 2020, ha ascendido al segundo puesto, cuando en 2019 ocupaba el cuarto, lo que demuestra una "mayor resistencia a la crisis. De hecho, la estabilidad de este sector en la oferta laboral de InfoJobs queda confirmada cuando se comprueba que lleva diez años entre los cinco con más vacantes".

Analizando los datos con perspectiva, también se observa un aumento del protagonismo de los puestos relacionados con Compras, logística y almacén, "gracias al empuje del comercio electrónico" durante la pandemia.

En el lado opuesto se sitúa el Turismo y la restauración, que ha pasado de generar el 8% de las plazas ofertadas en 2019 al 3% en 2020, llegando a convertirse en "el sector más perjudicado por la pandemia de COVID-19".

Sanidad y salud, por el contrario, es el único sector que ha crecido en números absolutos, debido también a la pandemia, según se explica en el informe. Dentro de este sector, Enfermería ha sido la subcategoría con más vacantes de empleo.   
 
 
 
 

Los puestos con más oportunidades laborales

 
Al comparar los puestos ofertados con los perfiles demandados, Infojobs y Esade establecen lo que denominan la competencia por un puesto. La reflexión es la siguiente: si la cifra de vacantes se redujo drásticamente en 2020 respecto a 2019, pero la cifra de inscripciones se ha mantenido más o menos estable, "la consecuencia matemática es que la competencia ha aumentado significativamente". Así, en 2020 el promedio de inscritos por vacante era de 74 personas, mientras que en 2019 se situaba en 41.

Este dato permite saber qué puestos han tenido más o menos competencia, una información interesante de cara a elegir a qué dedicarse profesionalmente, aunque el mercado cambia muy rápido y no es el único criterio a tener en cuenta.

Una vez más, el sector que destaca por su baja competencia es el de Informática y telecomunicaciones, con 9 de los 20 puestos con menos rivalidad, como se puede apreciar en la siguiente imagen.  Esos puestos además, cuentan con salarios superiores a los 30.000 euros anuales, otro indicador que se analiza en el informe.
 


 
El Estado del mercado laboral en España 2020 incluye información sobre el contexto económico, un análisis del mercado laboral que incluye la oferta, la demanda, la competencia por un puesto y los salarios, así como reflexiones sobre igualdad, la organización de las empresas durante el COVID-19 y el teletrabajo a partir de encuestas realizadas a una muestra representativa de la población activa y las empresas que trabajan con Infojobs.

Si prefieres ver el vídeo donde se presenta el informe de Infojobs y Esade, puedes acceder a él a continuación:

 


 

¿Sabías que…?
 

  • El PIB español sufrió una caída histórica del 11% durante 2020.
  • La caída más importante se produjo en el segundo trimestre del año, un 17,9%, a consecuencia del confinamiento y el cierre de las actividades no esenciales.
  • En 2020 se han destruido más de 600.000 puestos de trabajo, lo que supone un descenso del 3,1%.
  • El año pasado finalizó con una tasa de paro del 16,1%, 2,3 puntos porcentuales por encima de la tasa de 2019.
  • El efecto de la crisis ha sido desigual desde el punto de vista del género, los sectores afectados y los territorios, siendo los más perjudicados las mujeres, la hostelería y las actividades artísticas y recreativas, y las comunidades situadas en el Sur de la Península.
  • Unos 4.600.000 de personas se vieron afectadas por un ERTE durante 2020, reduciéndose la cifra a unas 800.0000 a finales de año, una cifra muy alejada de las 33.000 registradas a finales de 2019.
Categorías
Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos relacionados
Lo más leído
Lo último