Cómo afrontar los días de la selectividad 2020 con el coronavirus presente

Mayra Bosada,
Redacción de Educaweb
18/06/2020

Profesionales de la orientación y la docencia recomiendan al alumnado revisar con antelación las medidas higiénico-sanitarias y organizativas para esta EBAU marcada por el COVID-19
Entre el próximo 22 de junio y el 10 de julio, los y las estudiantes que deseen acceder a la universidad se enfrentarán a una selectividad sin precedentes: bajo estrictas medidas higiénico-sanitarias, con cambios en las pruebas y el aumento de las sedes, entre otras medidas.
 
Los alumnos y alumnas han tenido que preparar la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) sin el apoyo presencial del profesorado debido a la pandemia del COVID-19. Aun así, algunos han realizado un último repaso presencial en las escuelas que han podido abrir las aulas, aunque bajo medidas de seguridad como llevar mascarilla y asegurar la distancia social entre los estudiantes en clase, entre otras.
 
Esta selectividad 2020 también se caracteriza por los cambios que presentan las pruebas, que esta vez darán al alumnado la oportunidad de elegir entre una batería de preguntas las que desee contestar. Además, por primera vez se han ampliado el número de sedes de los exámenes, con el fin de conseguir un aforo reducido y asegurar el distanciamiento entre estudiantes, de modo que, en algunas autonomías como Catalunya, incluso se realizarán en institutos.
 
Para prevenir cualquier contagio de coronavirus durante las pruebas, el Ministerio de Educación y Formación Profesional, el de Universidades y el de Sanidad han creado y difundido conjuntamente el documento Medidas de prevención e higiene frente al COVID-19 para la realización de la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) 2020, que sirve de base para las instrucciones higiénico-sanitarias que cada comunidad autónoma también ha preparado.
 
En este contexto, profesionales de la orientación y docentes de 2º de Bachillerato consultados por Educaweb ofrecen algunas recomendaciones para unos días antes de la selectividad y durante la misma, para afrontarla con éxito y de la forma más segura posible, dado que el COVID-19 continúa presente.
 

 Conocer las recomendaciones sanitarias y organizativas de la EBAU

 
Es muy importante conocer en detalle las recomendaciones sanitarias y organizativas de la EBAU de la comunidad autónoma donde se realice, coinciden los expertos, ya que cada una de ellas ha difundido sus propias instrucciones basándose en el documento creado por el Ministerio y mencionado anteriormente.
 
Entre las medidas higiénico-sanitarias que se deben cumplir, independientemente de la autonomía donde se realice la prueba, se encuentran:
         
Además, hay que conocer lo que se necesita llevar a los exámenes para poder presentarse, como, por ejemplo:
       
 
En caso de tener dudas sobre las recomendaciones organizativas o higiénico-sanitarias de la prueba se puede consultar al profesorado o a los profesionales de la orientación de cada centro educativo, o bien la web de las autoridades educativas correspondientes, o de la universidad donde se realizará la selectividad.
 
"Es importante que los estudiantes controlen las recomendaciones sanitarias para preparar tanto el material necesario para la prueba como el personal. La concentración en el desarrollo de los exámenes es fundamental y saber que se dispone de lo necesario y no se corre ningún riesgo de salud les permitirá defender lo mejor posible la EBAU", señala Fuencisla Gómez, orientadora y profesora del Colegio Legamar en Leganés, Madrid.
 

Visitar con antelación el lugar del examen y tener controlado cómo llegar

 
En función de la normativa del lugar en el que se viva y si se tiene oportunidad, resulta útil visitar previamente el sitio donde se realizará la selectividad, incluso el aula. También es importante informarse de los horarios del transporte público, en caso de que sea el medio para llegar al sitio de las pruebas, según los expertos consultados.
 
Los días de los exámenes es recomendable salir de casa con suficiente tiempo de antelación para llegar al lugar donde se realizarán al menos 1 hora antes, ya que, para evitar aglomeraciones, el acceso se realizará de forma ordenada y guardando la distancia de, al menos, 2 metros entre personas, lo que conlleva a que habrá filas para entrar. Asimismo, se llamará a los estudiantes para realizar cada prueba 30 minutos antes de empezarla y las entradas y salidas del aula se harán de forma escalonada debido a la crisis sanitaria.
 
Tener estos aspectos mencionados "bajo control" permite centrarse en la parte académica del examen, asegura Bea del Campo, profesional de la educación y redactora de contenidos de Educaweb.
 

Descansar, comer bien y pensar en positivo

 
Si bien resulta difícil evitar los nervios antes del examen, especialmente en una selectividad marcada por el COVID-19, descansar bien previamente y mantener una actitud positiva puede marcar la diferencia, coinciden los profesionales consultados.
 
Por lo anterior, es importante dormir como mínimo 8 horas diarias antes de la selectividad "para estar lo más lúcidos posible y así evitar errores, o quedarse en blanco por el cansancio", señala la orientadora Fuencisla Gómez. Desayunar y comer bien, así como tener cuidado con las bebidas que pueden aumentar el nerviosismo, como el café o los refrescos con cafeína, son otras recomendaciones de los expertos.
 
El día del examen es importante levantarse con antelación, desayunar bien y llegar puntual al centro donde se realizará la prueba, sobre todo esta vez en la que habrá controles sanitarios para comprobar que el alumnado lleve mascarilla, y porque habrá entradas escalonadas para acceder al centro y las aulas.
 
Hay que recordar que las pruebas se han flexibilizado porque se pueden elegir las preguntas a contestar, y que, si se ha estudiado y repasado los contenidos del examen, los resultados pueden ser positivos. En cuanto a la seguridad sanitaria, hay que pensar que, si se siguen las medidas planteadas, los riesgos de contagio son mínimos.
 

Hacer un repaso final con exámenes de años anteriores

 
Repasar los contenidos de cada asignatura con exámenes de otros años el día antes de la selectividad resulta útil, pero releer o repasar los apuntes es mejor evitarlo. "El día previo nunca se debe hacer nada más que dar un repaso rápido, como mucho", aconseja la profesora Elena G. Párraga, profesora de 2º de Bachillerato en un instituto de Jaén, a través de su Twitter.
 
Con ella coinciden otros expertos, que también recuerdan que en las pruebas anteriores se muestran las respuestas correctas y lo que se tiene en cuenta para que estas sean bien puntuadas, lo que puede ayudar a detectar cuál debería ser la mejor manera de responder.
 

Avisar con antelación si se tienen síntomas de COVID-19 o si se ha padecido

 
Si antes de la EBAU se tienen síntomas de COVID-19 o se ha estado en contacto con una persona diagnosticada con esta enfermedad, será necesario comunicarlo al orientador u orientadora del centro educativo lo antes posible. De esta manera se podrán conservar los derechos inherentes a la realización de la prueba en convocatoria ordinaria, sin perjudicar un posible aplazamiento por motivos de salud.
 

Leer todas las preguntas, seleccionar el repertorio que se responderá y evitar cambiarlo

 
Antes de comenzar a responder es muy importante leer las instrucciones muy bien, escuchar las orientaciones de los docentes que se encuentran en el aula y preguntar si se tienen dudas, recomienda Ramón Novella, psicopedagogo y profesor del grado de Psicología de la Universitat Abat Oliba CEU.
 
Después de leer todas las preguntas, hay que seleccionar el repertorio que se contestará. Para ello, será necesario utilizar los criterios que previamente haya recomendado cada docente de la asignatura, si es que lo han hecho. "Hay que dedicar tiempo suficiente para elegir bien las preguntas y no cambiar el repertorio a lo largo del examen", aconseja por su parte la orientadora Fuencisla Gómez.
 

Empezar a responder lo que se conoce mejor y controlar el tiempo de respuesta

 
Una vez seleccionado el repertorio de preguntas a responder, hay que volver a leer detenidamente los enunciados y comprenderlos bien para contestar exactamente lo que se pide en cada cuestión, afirma Joaquim Ríos, coordinador de bachillerato en el IE Costa i Llobera de Barcelona. quien también aconseja "comenzar por las preguntas que se saben mejor y procurar no dejar ninguna en blanco".
 
Además, resulta necesario planificar y controlar bien el tiempo que se dedicará a cada prueba o pregunta en función de su dificultad. Esto es importante porque si uno tarda demasiado respondiendo una cuestión, se pueden dejar de responder otras por falta de tiempo, lo que repercutirá en el resultado global de la EBAU.
 

Controlar los nervios y el estrés durante los exámenes confiando en uno mismo

 
Responder con tranquilidad el examen, evitando los nervios y el estrés, resulta clave en la selectividad, apuntan los expertos. Para lograrlo, hay que tener pensamientos positivos respecto al examen y confiar en uno mismo.
 
"No hay que comentar antes del examen lo nervioso que se está. Ni comparar resultados, pues no coincidir con los/as compañeros/as podría hacer que el siguiente saliera peor", recomienda Gómez.
 
Si pese al coronavirus se ha podido estudiar y preparar la selectividad con constancia seguramente se afrontará la EBAU con más garantías.
 
Para más recomendaciones para la EBAU, se puede consultar este artículo de Educaweb con otros consejos para el día antes y durante la selectividad. ¡Suerte en los exámenes!
 
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos relacionados
Lo más leído
Lo último