Educación emocional y tecnología en tiempos de coronavirus

Antonio Dueñas,
Ingeniero Técnico en Informática especializado en tecnología aplicada (Catalunya)
27/05/2020

La pandemia de COVID-19 ha cambiado el día a día de todos: niños, jóvenes, adultos y mayores, obligados todos a quedarse en casa por el confinamiento. Esto ha provocado un torrente de emociones que se tienen que gestionar para conseguir un bienestar.

En la escuela, ahora a distancia, se gestiona el rendimiento académico, pero también se previene el estrés, se contrarrestan los estados depresivos y se regulan las emociones de los alumnos para buscar su bienestar, definiendo de esta manera a la educación emocional.

El Ministerio de Sanidad ha publicado unas Recomendaciones de apoyo emocional a niños y niñas durante la epidemia de COVID-19, y que pueden tener una solución tecnológica para su gestión y manejo.

El confinamiento está generando problemas para dormir, sentimientos de enfado, apatía, etc., que deberían ser aliviados para lograr tener emociones positivas. Se ha demostrado que mediante la relajación, respiración, meditación y atención plena se aumenta la capacidad de aprendizaje, regulan las emociones y aportan calma.  Para eso, se recomienda hacer mindfulness en sesiones diarias de unos 10 minutos por las mañanas, entre otras sugerencias.  

La tecnología ofrece diversas aplicaciones y recursos para trabajar la educación emocional desde la distancia, como por ejemplo los siguientes:  
 

Petit Bambou

Tiene programas con diferentes temáticas como estrés, ansiedad, sueño, trabajo, y para diferentes perfiles, niños, adolescentes y adultos.


HeadSpace

Tiene 5 programas: calma, concentración, amabilidad, dormir y despertarse, con ejercicios de respiración, meditación y visualización. Está pensada para niños de hasta 12 años y sus padres. Y los adolescentes también la pueden utilizar usando el programa de meditación para el trabajo, que sirve para fomentar el compañerismo y motivarse entre ellos.


Ninja Focus

Es para niños de hasta 12 años y trabaja el mindfulness, la compasión, la concentración y ayuda para dormir.
 

ClassDojo Mindful Moment

ClassDojo es una conocida aplicación para gestionar el aula y permite a los profesores comunicarse con estudiantes y padres, informar del avance de sus hijos y comportamiento, con el objetivo de fomentar una conducta positiva. Tiene una sección dedicada al mindfulness con diferentes programas para escucha consciente, respiración, movimientos y más.


Es importante resaltar el papel del profesor para dar apoyo académico y emocional a los alumnos y a la clase, mediante tutorías personalizadas o grupales.

Estas tutorías se están haciendo con videollamadas individuales o grupales, que son mejores que una llamada telefónica porque la imagen puede dar información de comunicación no verbal y de cómo nos sentimos.

Las aplicaciones para videollamadas más usadas son Zoom, Microsoft Skype, Microsoft Teams (el hermano mayor de Skype), Google Duo y Google Meet (el hermano mayor de Duo) y Jitsi (muy usada en la comunidad educativa).
 

Buenas prácticas de educación emocional

 
Existen algunas buenas prácticas de educación emocional a nivel nacional que tratan las emociones con aplicaciones como las descritas anteriormente.

Las Islas Canarias son un referente europeo en la implantación de la educación emocional de forma obligatoria en sus planes de estudios. Han creado un programa llamado Emocrea y que ahora se ha adaptado a los tiempos de coronavirus con el llamado Emocrea en casa. Consiste en enseñar de forma divertida, involucrando a padres e hijos y así poder sentir las emociones  que están viviendo sus hijos en el proceso de aprendizaje.

También hay buenas prácticas para educación infantil de 0 a 3 años como las que hace Nemomarlin, grupo de escuelas privadas que ofrecen una serie de servicios online de psicopedagogía, píldoras formativas que denominan "programaciones semanales", clases a distancia y una Escuela de padres. Sin olvidar que integran el mindfulness en su enseñanza.

Vista la gran cantidad de aplicaciones que existen, EduCaixa es una plataforma online con muchos recursos educativos y dispone de un área de conocimiento específica de educación emocional. También tiene el programa Emociona para el desarrollo emocional de los alumnos.

BBVA cuenta con el programa educativo Aprendemos juntos, un proyecto de educación para una vida mejor, con el curso Hechos de emociones para entrenar las emociones de los niños, con la ayuda de los profesores y padres.

Incluso la UNESCO dispone de un catálogo de aplicaciones para la educación emocional en tiempos de coronavirus.

A pesar de lo anterior, es difícil contar con una amplia variedad de buenas prácticas de casos nacionales e internacionales específicos para el sector educativo (hay más para temas de salud mental).

Como conclusión, he de decir que, ante la gran disponibilidad de aplicaciones y tecnologías disponibles para gestionar la educación emocional, el profesor, el coach, puede usar la que se encuentre más cómodo, la que le sea más fácil de uso y la que tenga las características que necesita para desarrollar el acompañamiento emocional de su clase.

Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos relacionados
Lo más leído
Lo último