Lo que el alumnado cambiaría de la selectividad

Mayra Bosada,
Redacción de Educaweb
18/06/2019

Simplificar la EBAU o EvAU y que el contenido de las pruebas sea en función de la carrera que el alumnado quiere estudiar son algunas propuestas que estudiantes consultados por Educaweb sugieren para mejorar las pruebas de acceso a la universidad
 
La selectividad ha finalizado y los más de 300.000 estudiantes que se han examinado se hallan a la espera de conocer las notas de las pruebas y la de corte, si bien algunas universidades ya han comenzado a difundirlas.
 
Como suele pasar en cada curso, se han originado polémicas respecto a la necesidad de plantear otra forma de acceder a la universidad o disminuir las diferencias entre los exámenes de cada región, sobre todo a raíz de lo que sucedió en la prueba de Matemáticas II de la Comunidad Valenciana, que el alumnado consideraba más difícil que la de otras autonomías.
 
De hecho, los alumnos y alumnas se han movilizado para pedir a la Administración que implante una única EBAU o EvAU para toda España y han recogido más de 181.000 firmas a través de la plataforma Change.org, que se han entregado a la Ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaà, el pasado lunes.
 
En Educaweb hemos acudido a una de las universidades donde se realizaron las pruebas para conocer de viva voz las inquietudes del alumnado de Bachillerato y sus propuestas de mejora. No se trata de una muestra representativa, pero sí significativa. Todos coinciden en que hay mucho por mejorar y cambiar en la selectividad. He aquí algunas de sus ideas…
 

Propuestas para mejorar la selectividad

 

1. Menos temario y pruebas enfocadas al razonamiento

 
Los estudiantes coinciden en que cambiar la selectividad de la noche a la mañana no es fácil, pero consideran que al menos se debería simplificar, por lo que recomiendan reducir el temario. Es lo que indica Víctor, del Institut Reina Isabel d'Aragó de Barcelona: "Mientras siga existiendo la prueba, solo queda facilitar el proceso a los alumnos: menos temario".
 
También abogan por que se establezcan algunas pautas sobre cuáles son los temas más importantes que se examinarán, para minimizar que el alumnado tenga que abarcar tantos temas a la hora de estudiar.
 
El temario es tan amplio que es "incierto saber qué te van a poner en los exámenes o no, lo que te estresa más de la cuenta", señala Ángel, quien ha estudiado el Bachillerato social en el Institut Infanta Isabel d'Aragó y quiere estudiar Derecho.
 
En la misma línea, Jennifer, del Institut Besós de Barcelona, indica que "te dan un temario muy extenso y luego no estás seguro qué temas vendrían en los exámenes y cuáles no. Tendrían que hacerlas más simples para que los alumnos no sufran tanto".
 
Alguno también apunta la importancia de optar por métodos de evaluación más centrados en valorar la capacidad de razonar del estudiante, tal como lo señala Víctor, del Institut Reina Isabel d'Aragó, quien desea estudiar el Grado en Física en la Universitat de Barcelona: "tendrían que ser pruebas que inciten más al razonamiento que al uso de la memoria".

Imagen de la selectividad en Catalunya del curso 2018-2019
La selectividad en Catalunya del curso 2017-2018. Imagen: Secretaria d'Universitats i Recerca de la Generalitat de Catalunya
 

2. Que el contenido de la prueba sea más "personalizado"

 
Los estudiantes consideran que debería existir una opción más personalizada de los exámenes que constituyen las PAU, es decir, que se planteen en función de los estudios universitarios elegidos por cada alumno o alumna.
 
"Los exámenes no se adaptan al contenido de los estudios que se eligen. Es decir, si una persona quiere estudiar Ciencias Políticas, ¿por qué tiene que hacer la prueba de Matemáticas?", considera Bruno, de 18 años, estudiante de Bachillerato Social del Instituto Maremar del Masnou y que aspira estudiar Relaciones Internacionales en Blanquerna Universitat Ramon Llull.
 
En esta línea, los estudiantes consultados valoran la fase específica como un medio para subir su nota, pero también para examinarse sobre asignaturas relacionadas con los Grados que desean cursar.
 
"La específica está muy bien porque la gente hace los exámenes sobre temas que tienen que ver con lo que quiere estudiar. Pero yo creo que en la fase general se deberían dar unas pautas de lo que es necesario saber para acceder a los estudios que uno quiere, y no dejarlo como que vas a examinarte de todo lo que has hecho en Bachillerato", opina Jennifer, del Institut Barri Besós, quien desea estudiar Arquitectura y se ha presentado en la fase específica a Dibujo Técnico y Tecnología Industrial.
 

3. Que cada universidad hiciera su propio examen de admisión

 
Las universidades, tanto públicas como privadas, deberían ser las encargadas de realizar sus propias pruebas de admisión y estas tendrían que contar con preguntas acordes a las carreras o grados que los estudiantes deseen estudiar. 
 
"De esta manera, las universidades se aseguran de que los alumnos entran mínimamente preparados a la universidad, mientras que los alumnos se examinan solo de aquello que les será útil en un futuro", añade Bruno.
 
Esta modalidad de acceso a la universidad propuesta ya es una realidad en Canadá, donde cada universidad determina sus estándares de admisión.
 

4. Que haya suficientes plazas para todas las carreras

 
La selectividad debe su existencia a la desigualdad entre la oferta y demanda de los estudios universitarios y se basa más en lo que requiere el mercado del trabajo que en lo que quieren los estudiantes, opina Víctor, estudiante del Bachillerato Científico del Instituto Infanta Isabel d'Aragó, en Barcelona.
 
"Si hubiera suficientes plazas para todas las carreras, la gente podría aprender aquello que deseara sin tener que competir por su plaza con nadie. La selectividad no haría falta entonces. Pero para ello se tendría que invertir mucho más dinero en educación, dejar de enfocar el aprendizaje en el mercado laboral y enfocarlo únicamente a lo que debería ser: el aprendizaje de los estudiantes", explica el estudiante, quien aspira a estudiar un Grado en Física en la Universitat de Barcelona.
 

5. Que las pruebas se hagan durante más días

 

Otro cambio que podría llevarse a cabo para mejorar la selectividad es que las pruebas se realicen durante más días, no solo en tres, como sucede en la mayoría de las comunidades autónomas, según algunos estudiantes.
 
"A nivel personal pienso que la selectividad está muy compactada y eso hace que haya días en los que tengas muchos exámenes seguidos y que haya más estrés del que debería", señala Anna, quien ha cursado el Bachillerato científico y desea estudiar un ciclo formativo, pero igualmente ha querido presentarse a la selectividad.
 
La alumna del Institut Juan Manuel Zafra de Barcelona cuenta que se presentó a dos exámenes seguidos sin descanso debido a que estos coincidían en cuanto a horario, lo que supuso mayor estrés para ella. "La selectividad debería tener una mejor organización a la hora de ordenar los exámenes y de gestionarlos. También es cierto que no afecta a muchas personas, lo que me afecto a mí, por lo que pude ver. Pero pienso que hay que buscar la facilidad para todos los estudiantes que se presentan a estos exámenes porque, si no, creas estrés innecesario", añade.
 
Al margen de las propuestas que los estudiantes plantean para mejorar la selectividad, todos han coincidido en que han llegado a las pruebas con temor y nervios, pero que a la hora de presentarlas se han sentido más seguros y se han dado cuenta que los exámenes de Bachillerato suelen ser más difíciles que los exámenes para acceder a la universidad.

Selectividad del curso 2017-2018
Todos los estudiantes consultados por Educaweb han optado por hacer la fase específica de la selectividad. Imagen: Secretaria d'Universitats i Recerca de la Generalitat de Catalunya


Estudiante precavido vale por dos

 
Todos los estudiantes consultados por Educaweb se han presentado a la fase específica de la selectividad, aun cuando no la necesitaran, y lo hacían solo "por si acaso", pensando en las posibles situaciones que el futuro les podría deparar.
 
Ha sido el caso de Anna, del Institut Juan Manuel Zafra , quien realiza el Bachillerato científico y desea estudiar un ciclo formativo, pero ha querido presentarse a la selectividad, para tener la nota "por si cuando acabe el ciclo quiero hacer una carrera y así la tengo hecha y no tengo que volverme a estudiar todo".
 
Otro caso similar es el de Mariela, estudiante del Institut Maremar del Masnou, quien piensa estudiar un grado de Enología y solo requeriría un 5 de nota, pero ha querido participar en la fase específica porque para ella "es mejor presentarse a más asignaturas, así vas más segura por si no sacas buena nota en la general".
 
 
  

¿Sabías que...?

 
  • Los estudiantes consultados coinciden en que han decidido lo que desean estudiar guiándose sobre todo por sus gustos y aspiraciones, así como por la orientación e información recibida, en algunos casos, por parte de sus Institutos. En otras ocasiones, por motivación propia, el alumnado acudió a jornadas de puertas abiertas en las universidades y facultades que les interesaban.
 
  • El alumnado entrevistado por Educaweb ha coincidido en que la mejor forma de preparar la selectividad es:
    • Haciendo exámenes de repaso de otros años.
    • Asistiendo a clases de repaso ofrecidas por los institutos.
    • Consultando webs recomendadas por el profesorado, sobre todo para la prueba de castellano.
    • No dejar el estudio para las semanas previas a la selectividad, sino estudiar desde el principio del Bachillerato.
Categorías
Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último