¿Cómo aprobar la selectividad? Los estudiantes con mejores notas ofrecen algunos consejos

Mayra Bosada
Redacción de Educaweb
17/05/2018

Ocho jóvenes que han superado la EBAU recomiendan contar con un plan de estudio, repasar con exámenes anteriores y confiar en uno mismo
Contar con un plan de estudio, repasar con exámenes de años anteriores y, sobre todo, afrontar la prueba lo más tranquilo posible y confiando en ti mismo son algunos consejos de los alumnos y alumnas que han pasado por la experiencia de la selectividad o Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU o EVAU, dependiendo de la Comunidad Autónoma), antes conocida como la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU).
 
Ocho estudiantes que han aprobado la selectividad el año pasado con notas de admisión altas, algunos las mejores de su Comunidad Autónoma, comparten recomendaciones y vivencias que podrían resultarte útiles para afrontar esta prueba donde se valoran los conocimientos y las competencias que adquiriste durante el bachillerato, así como tu capacidad para continuar hacia los estudios universitarios.
 

Confiar en uno mismo y en el trabajo realizado


A la hora de preparar y realizar los exámenes de selectividad es importante tener confianza en ti mismo y en el trabajo realizado durante todo el bachillerato, coinciden los jóvenes consultados.
 
Nota alta en la selectividad "Está claro que para hacer una buena selectividad no vale con estudiar solo los días de antes de la prueba, sino que tienes que hacer un gran esfuerzo a lo largo de todo el bachillerato para tener una buena base", considera José Asensio Gómez, quien obtuvo la nota de admisión más alta de la Comunidad Autónoma de Aragón (13,87) y estudia actualmente Medicina en la Universidad de Zaragoza.
 

"Es importante confiar en uno mismo y en el trabajo realizado, apartar los pensamientos negativos y potenciar los positivos. Creo que hay que convencerse de que es un simple examen, como los que has tenido durante tantos años. Consiste simplemente en plasmar en un papel lo que has aprendido, trabajado y estudiado", asegura Zaida María Rodríguez Pérez, estudiante de Medicina en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, quien obtuvo una nota de admisión de 13,9 el año pasado.

Nota alta en la selectividad "El mejor consejo que puedo dar es que trabajen durante el bachillerato. Un trabajo constante permite no tener que hacer sobreesfuerzos en la recta final del curso, cuando ya se acerca la selectividad", explica Ivet Cano Boada, estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universitat Pompeu Fabra que logró un 13,87 de nota de admisión, una de las más altas de Catalunya.
 
 

Contar con un plan para repasar temas


Prepararse para la EBAU requiere planificación. Por ello, los estudiantes que han participado en este artículo revelan que elaboraron calendarios y planes de estudio que siempre cumplieron.
 
Nota alta en la selectividad "Tienen que prepararse un buen plan de estudios para no verse apurados en el último momento. Les recomiendo que se organicen bien estas últimas semanas y hagan un último esfuerzo para que puedan entrar en la carrera que desean", recomienda Elena Fuente González, estudiante de Medicina de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria que obtuvo la máxima nota de admisión en toda España con 14 puntos.
 

"Hice un horario con los temas que me tenía que repasar cada día para asegurarme que llegaba a todo. Prácticamente pasaba las mañanas y las tardes estudiando, salvo algún ratillo de descanso", cuenta Alicia Blasco Soriano, estudiante de Diseño y Tecnologías Creativas en la Universidad Politécnica de Valencia, cuya nota de admisión fue de 13,68. 

Nota alta en la selectividad "Yo me hice un calendario en un papel. Pienso que es la mejor ayuda durante el repaso, un calendario que puedas cumplir y te lleve al máximo de repasos de la materia. Personalmente, hubo días que pude estudiar hasta 10 horas y otros en los que iba mucho más relajado", explica Juan Segura Nuez, estudiante de Medicina en la Universidad de Zaragoza que consiguió una nota de 13,74. "Pienso que lo más importante es conocerse a uno mismo; seguramente aproveches más un estudio intenso, pero con descansos cada 4 horas, que estar 10 horas leyendo apuntes".
 

Estudiar un poco cada día y sin agobios

 
Después de haber pasado por la EBAU, los estudiantes opinan que el temido examen es en realidad una prueba más como las que realizas durante el bachillerato, por lo que te sugieren intentar controlar los nervios y estudiar sin agobios.
 
"No cometan el mismo error que cometemos muchos de dejarse llevar por el estrés. Tan solo es un examen más y el trabajo durante el curso tiene la misma importancia", opina Alicia, quien estudió el bachillerato en el IES Vega del Turia de Teruel (público) y obtuvo la nota de admisión 13,67.

Nota alta en la selectividad "Se trata de estudiar un poco todos los días, pero sin agobiarse. En cuanto uno nota que lleva media hora mirando fijamente la página, pero no se entera de nada, hay que dejarlo y hacer otra cosa, ya sea otra asignatura diferente o directamente tomarse un descanso", opina Carlota Monedero Herranz, estudiante de Biotecnología y Farmacia en la Universidad Francisco de Vitoria que obtuvo un 13,9 de nota de admisión. "La clave es el rendimiento, conseguir que en dos horas de estudio cada minuto esté aprovechado".
 
"También es mejor estudiar un mes antes durante 2 horas al día, que hacerlo una semana antes estudiando hasta la madrugada. Creo que se retienen mucho mejor los conocimientos", explica Ivet, quien estudió el bachillerato en IES Santiago Sobrequés i Vidal de Girona (público).
 
"En mi caso primero repasé el temario desde principios de curso e hice resúmenes para tener en unas pocas hojas las ideas principales de cada asignatura. También realicé exámenes de años anteriores para ver las partes que más me costaban. Estudiaba un par o tres de horas al día", revela María Torras, estudiante de Física y Matemáticas en la Universitat Autònoma de Barcelona que consiguió el curso anterior una nota de admisión de 13,79.
 
Los alumnos también recomiendan disfrutar de algunas horas de distracción durante el día. "Yo iba variando las materias para no cansarme, hacía descansos cada dos horas aproximadamente y lo combinaba con deporte o iba a dar una vuelta para no saturarme", revela Elena, estudiante que logró el año pasado la nota más alta de España. 
 
"Hay que repasar mucho, pero es importante hacer deporte y quedar con los amigos para liberar la cabeza", añade Juan, quien estudió el bachillerato en el Colegio Montearagón en Zaragoza (privado) y logró una nota de admisión de 13,74.

Nota alta en la selectividad  "Es muy importante descansar. Despejarse cada cierto tiempo. Cambiar de aires. Para no aburrirme yo estudiaba en distintas zonas de la casa cada asignatura. Algunas mañanas iba al instituto, a contar con la ayuda de los profesores que se ofrecían a corregirme los exámenes de selectividad que practicaba y a resolverme dudas […] No es bueno encerrarse sin refrescar la mente porque el estudio se vuelve improductivo", opina Zaida, quien estudió bachillerato en el IES Bañaderos-Cipriano Acosta de Las Palmas (público)
 

Repasar con los exámenes de años anteriores

 
Realizar exámenes de la selectividad de años anteriores constituye la estrategia que los estudiantes entrevistados utilizaron para repasar todo lo aprendido en el bachillerato y preparar la EBAU. En Educaweb puedes encontrar ejemplos de exámenes por comunidad autónoma.
 
"No hay manera mejor para repasar que mirando exámenes de otros años. De ese modo, coges más confianza, porque te das cuenta de que hay muchas cosas que sabes hacer, y te ayuda también a darte cuenta de tus puntos débiles y de qué temas tienes que repasar, explica Carlota, quien obtuvo un 13,9 de nota de admisión.

Nota alta en la selectividad
"Yo usé sobre todo los ejemplos de años anteriores de la página selecat.cat. Es realmente útil ver qué tipo de ejercicios pueden salir y cómo se puntúan. No es lo mismo saberse el temario que saber hacer exámenes", considera María, estudiante de Física y Matemáticas en la Universitat Autònoma de Barcelona.


"La selectividad no es solamente sabérselo todo, sino también saber cómo se te van a formular las preguntas. Es decir, todos estamos acostumbrados a nuestros profesores y su forma de hacer exámenes, pero hay que familiarizarse con el modelo global de la selectividad. De esta forma, haciendo exámenes de otros años te puedes hacer una idea de cómo van a ser", opina Ivet, estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universitat Pompeu Fabra.
 
"Utilicé exámenes de selectividad de años anteriores. La verdad que hice bastantes ejemplos y los recomiendo ya que me fueron bastante útiles para ver el tipo de preguntas que suelen poner", agrega José, estudiante que consiguió la nota de admisión más alta de Aragón.
 
"Con los profesores hicimos muchísimos exámenes del tipo selectividad, con la misma duración […]. Eso hace que cuando llegas a las pruebas de selectividad estés mucho más confiado", explica Juan, estudiante de Medicina en la Universidad de Zaragoza.
 

Descansar bien la noche antes y evitar estudiar el día del examen 

Los estudiantes entrevistados opinan por unanimidad que el día anterior al examen hay que descansar muy bien y evitar atracones de estudio de última hora, incluso en las horas o minutos antes de que comience la prueba.

Nota alta en la selectividad
"La selectividad asusta, pero como nos decían todos los profesores, es como un examen más del curso. Y si ha ido bien durante estos meses, nada puede salir mal. Dormir bien el día de antes, ir relajado y el examen estará superadísimo", asegura Alicia, estudiante de Diseño y Tecnologías Creativas en la Universidad Politécnica de Valencia.


"Que intenten ir tranquilos, que ya han hecho un millón de exámenes y que se lo tomen como si fuera uno más, y que recuerden que si están nerviosos es porque se lo saben y tienen miedo de que se les olvide", aconseja Elena, estudiante de Medicina de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.
 
"Aconsejaría descansar bien el día de antes y no estar hasta muy tarde estudiando. Además, hay que evitar ponerse muy nervioso porque puede hacer que te bloquees", indica José, quien cursó bachillerato en el IES Jerónimo Zurita de Zaragoza (público).
 
"El día del examen no sirve para nada pensar que hubieras tenido que estudiar más. Lo único que debes hacer es concentrarte en controlar los nervios y estar seguro de ti mismo", opina María, quien cursó bachillerato en el Instituto Pius Font i Quer de Manresa (público).
 
"Es mejor que el día del examen vayan con tiempo al lugar donde será la prueba. También hay que comprobar que lleves todo lo que necesitas para examinarte. Y, si puedes, quédate solo y relajado antes de entrar al examen. Es mejor no hablar con otros alumnos ni repasar nada y escuchar música para relajarte antes de la prueba", recomienda Zaida, estudiante de Medicina en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.
 
"Calma, mucha calma. Relax, que no es el fin del mundo, y no sois ni los primeros ni los últimos que pasan por esto. Y si un examen sale mal, no os hundáis, porque quedan muchos por venir. Olvidaos de él y adelante con el siguiente", aconseja Carlota, quien estudió bachillerato en Madrid en el Colegio Santa María de la Hispanidad (concertado).

Si deseas saber más sobre temas relacionados con la EBAU o tienes dudas, te sugerimos consultar la sección de Selectividad de Educaweb. Y si quieres sacar provecho a los últimos días de preparación de la prueba, conoce algunas técnicas de estudio para poderla aprobar.
Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último