Pedagogía de la alternancia y sistema dual

Àngels Domingo Roget,
investigadora y consultora de la Unesco. Directora de la Plataforma Internacional Práctica Reflexiva y Directora Pedagógica del Instituto Escalae (Barcelona)
12/01/2016

Pedagogía de la alternancia y sistema dual

Recuerdo que fue hace unos doce años cuando en una reunión internacional de pedagogos a la vanguardia de la investigación educativa oí utilizar por primera vez la expresión Pedagogía de la alternancia. El encuentro se celebraba  en Suiza y participábamos ocho personas de 6 países europeos.  Yo no conocía con rigor el significado de la expresión y como debía intervenir en esa conversación necesité   preguntar al experto francés el significado exacto antes de mi turno de intervención. Desde entonces en multitud de ocasiones he podido presentar  a otras personas la Pedagogía de la alternancia ya  no solo por comprender tal expresión si no por haber trabajado intensamente en esta apuesta  pedagógica y haber dedicado mi investigación doctoral a este modelo formativo.

¿Cuál es el concepto?  La pedagogía de la alternancia es aquella en la que se enmarcan los modelos formativos que combinan el aprendizaje teórico con el aprendizaje experiencial en escenarios profesionales.  Precisamente la formación personal del estudiante viene a ser el resultado de alternar dos contextos de  aprendizaje de forma articulada y formalizada (Domingo, 2013).

Existen numerosos estudios sobre el potencial formativo de la experiencia en la formación de los estudiantes pero aún así la docencia no ha incorporado esta fuente de aprendizaje suficientemente en nuestro país. Las razones pueden ser muchas pero dos son bastante obvias: por un lado, cierto desconocimiento por parte del colectivo docente de los fundamentos teóricos del aprendizaje experiencial, y por otra, consecuencia de la primera, la dificultad práctica del profesorado para gestionar sistemáticamente este recurso didáctico. Como consecuencia, el aprendizaje a partir de la experiencia se trata y gestiona en los planes de estudio de forma intuitiva y arbitraria. Resulta todavía difícil a los profesores prever, planificar y evaluar el proceso de aprendizaje que parte de la experiencia y de la práctica  - Learning by doing -  dado que la costumbre académica  es aplicar a la práctica los conocimientos teóricos.

Desde la perspectiva histórica podemos aseverar que la tradición académica  ha permanecido desvinculada del ámbito laboral de tal manera  que academia y oficio no han ido de la mano durante siglos. Tiempo atrás el saber teórico constituía en aquello pocos que lo poseía una carta de presentación del conocimiento, sabiduría,  ciencia y erudición. Sin embargo en las sociedades del siglo XXI el llamado aprendizaje experiencial - el  aprendizaje que parte de la experiencia - se ha erigido en una estrategia didáctica  para el desarrollo profesional de las personas que han de integrarse en el mundo laboral. Precisamente a este cambio responde la transformación curricular de  los estudios obligatorios y postobligatorios en Europa y América  que  integran y legislan la adquisición de las competencias como elemento nuclear de las finalidades educativas de todas las etapas y niveles de los sistemas educativos avanzados.

El aprendizaje experiencial cuyos ejes estructurales son la acción y la reflexión  se erige actualmente en una plataforma conceptual que impregna  de sentido y proyección  muchos aspectos del aprendizaje y de la formación. El potencial didáctico y formativo del aprendizaje experiencial y vivencial es el elemento específico y diferencial de los modelos emergentes de formación dual. 

Los estudios e investigaciones sobre La Pedagogía de la alternancia otorgan al  aprendizaje experiencial un valor relevante en la formación de los estudiantes. El aprendizaje basado en la alternancia, a pesar de existir desde antiguo, y nacido en el contexto rural agrario, sin embargo cuenta con una formalización y  desarrollo teórico escaso, reciente e inacabado. Actualmente se trabaja en ello como objeto de investigación y de experimentación en la formación universitaria de algunos países y regiones. Se trata de aquel aprendizaje basado en la alternancia entre trabajo-aula o trabajo-estudio. La alternancia  es ese ir y venir del entorno profesional al aula, es una modalidad de aprendizaje que facilita que el estudiante –guiado por su profesorado-  reflexione sobre su práctica profesional para aprender de ella.

Actualmente el modelo dual de formación - basada en la combinación simultánea de estudio y trabajo- ha proliferado en Europa y América y son crecientes las  aplicaciones de la Alternancia como metodología educativa. Aunque se conocen antecedentes de esta pedagogía en algunos oficios medievales (constructores de catedrales y de grandes monumentos) en los dos últimos siglos han aparecido otras formas nuevas  de aplicación de la Alternancia, promoviendo una formación teórico-práctica basada en alternar los centros de estudio y los centros de trabajo. Esta opción, adaptada a distintos contextos, ha dado lugar a modelos de alternancia variados como el sistema dual en Alemania, las escuelas populares - aquellas que alternan estudio y trabajo-  en Dinamarca, o lo que algunos llaman el sistema sándwich para la formación profesional en Inglaterra. Aunque son formas diversas, en sus planteamientos subyace una pedagogía de la Alternancia. En España,  destaca el grupo CIFO1 que  está desarrollando una considerable  investigación y avances sobre la relación formación-trabajo y aporta experiencias y resultados sobre cómo integrar mejor  conocimientos experienciales en la formación.

La reflexión sobre la alternancia distingue tres modadidades distintas que van desde un modelo de aplicación simple a modelos de creciente complejidad.
"Sería aquella en donde existe una verdadera interacción entre los diversos actores, medios y sistemas; es decir, conveniencia, colaboración, cogestión, entre los actores de la educación. Éstos intervienen en la escuela, y ésta participa en el medio, con actuaciones complejas y complementarias. Las formaciones que se imparten a los alumnos por el sistema de alternancia, no se pueden limitar a uno o dos actores, sino que están abiertas a todo el complejo mundo que envuelve la vida de la persona –familia, amigos, trabajo, economía, cultura escuela, política…- y en donde ninguno de los elementos que intervienen es indiferente. Todos los elementos que rodean al joven y, como consecuencia, participan en su formación, son partenaires, coautores corresponsables y deberían estar integrados y comprometidos en el mismo proceso. […] Unas frases, que a modo de definición, son utilizadas en determinados contextos y que también pueden aproximarnos a la comprensión de la misma, serían: una continuidad de formación en una discontinuidad de espacios y tiempos,  o la interacción educativa entre la escuela y el medio socio-profesional."  (Puig, 2006:181)

La alternancia interactiva descrita es la que parece alcanzar un mayor valor formativo para el estudiante. Este planteamiento pedagógico específico  favorece la construcción por parte del estudiante de su proyecto personal, aspecto fundamental del proceso formativo. Este modelo, originariamente nacido del ámbito educativo de la formación agraria3, ha sido ya proyectado también  en la formación de grado y post-grado universitario especialmente en Iberoamérica y en Francia, más concretamente en la Universitat de Lille. Actualmente en l' Université des Sciences et Technologies de Lille (Lille1)  20.000 estudiantes cursan estudios  de grado y postgrado  con programas basados en la pedagogía de la alternancia.

Las experiencias desarrolladas hasta ahora en Europa y América, tanto a nivel de grado como de postgrado, permiten delinear unas características generales válidas para cualquier formación superior universitaria por alternancia:

a) La necesidad de partir de la experiencia de los actores-alumnos.
b) La producción de una investigación que se erige en hilo conductor de la formación.
c) El acompañamiento personalizado del alumno/a para dicha  producción.
d) Un itinerario didáctico inductivo que impregna de significatividad el  aprendizaje de los universitarios.
e) Una interacción formativa entre la universidad y el escenario profesional real.

En esas experiencias los contenidos se estructuran en tramos curriculares y actúan como tutores o mentores simultáneamente el docente universitario y el profesional del sector. Esta distribución binaria permite un equilibrio muy interesante en el que la Universidad proporciona el rigor científico y la institución profesional ofrece la experiencia con todos sus elementos formativos y su capacidad profesionalizadora de tal modo que  la  formación inicial del estudiante se enriquece de un modo notable.

Para finalizar me permito proyectar estas reflexiones en el panorama de nuestro sistema educativo y lo cierto es que nos plantean algunos retos que constituyen verdaderos desafíos. Apunto para la reflexión  tres de ellos aunque los lectores podrían añadir muchos más.

• ¿Los actuales docentes estamos cualificados para gestionar en las aulas el potencial didáctico y formativo  del aprendizaje experiencial de nuestros estudiantes? ¿Quién nos ha enseñado a hacerlo? ¿Cómo podemos aprender a hacerlo mejor? La formación dual avanza a buen ritmo  y sin embargo no se produce en paralelo una formación específica para los docentes que han de liderarla.
• ¿Cuál es el nivel de formalización curricular de la formación práctica y experiencial de los estudiantes? Estamos de acuerdo en que la formación práctica anda algo formalizada desde el punto de vista organizativo, administrativo e  institucional y técnico.  ¿No ha llegado el momento ya  de abordar la  fomalización didáctica y pedagógica del aprendizaje que nuestros alumnos/as alcanzan en los escenarios profesionales.
• ¿Disponemos de instrumentos evaluativos adecuados para evaluar el aprendizaje experiencial de los estudiantes? La carga curricular de la formación práctica es y será creciente en las próximas décadas y parece que debemos incorporar una evaluación cualitativa para calificar esos aprendizajes competenciales.

Referencias bibliográficas

Domingo,  A. (2013) Práctica reflexiva para docentes. Saarbrücken (Alemania): Ed. Publicia pp.114-119
Puig, P. (2006) Los centros de formación por alternancia: desarrollo de las personas y su medio. Universitat Internacional de Catalunya, Barcelona. pp 181-182.

Notas al pie:

1. Siglas de Colectivo de Investigación en Formación Ocupacional,  grupo de investigación consolidado y muy activo  de la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB).
2. La alternancia interactiva  es una nueva expresión acuñada por Puig (2006) como resultado de su estudio, experimentación e investigación en los CEFFA. -Centros Familiares de Formación por Alternancia, de extensión mundial.
3. La Pedagogía de la Alternancia nace  en Francia, en Sérignac-Péboudou, un pueblo de la Garonne, en el año 1935 y se expande en el contexto rural francés, pero su modelo pedagógico ha mostrado ser exportable y válido para otros entornos formativos y contextos educativos. Actualmente las escuelas CEFFA (Centros Educativos Familiares de Formación por Alternancia) se ha implementado como sistema educativo en más de 40 países.
Categorías
6 Comentarios
Interesante trabajo
Adriana
Hace 2 años y 6 meses
Este artículo incrementa y mejora el trabajo que se realiza a nivel áulico. Gracias por su aporte.
Ese es el camino
Conrado Escobar Zuluaga
Hace 2 años y 10 meses
Buenos días: Necesitamos pasar de la construcción de pensamiento determinista a uno que aborde las posibilidades para entender mejor los fenómenos, y son éstas pedagogías las que nos pueden abrir el camino para comprender, con más detalle, la realidad en la que vivimos. Gracias.
profesora e nivel medio superior Universidad Autónoma Chapingo
Aida Carrillo Ocampo
Hace 2 años y 10 meses
¿Sabe usted de la aplicación y experiencia en campo de esta modalidad de enseñanza en el nivel medio superior? Aunque no es nivel profesional me parece que sus principios téorico-metodológicos podrían aplicarse ¿Podría recomendarme literatura al respecto?
Análisis necesario
Silvano Hernández
Hace 2 años y 11 meses
Muy buen análisis sobre el tema. Las preguntas de reflexión son muy pertinentes para orientar a quienes buscamos mejorar los procesos de aprendizaje y evaluación desde una perspectiva actual y fundamentada. Gracias Ángels. Saludos desde México.
Buena aportación
Elena Cano
Hace 3 años
Yo llevo años trabajando en modelos de formación dual y desconocía las bases conceptuales de este artículo, Buen trabajo Gracias Àngels!
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último