La OCDE destaca un aumento del número de ni-nis en España y alerta del riesgo de los recortes en ayudas

Redacción de Educaweb
12/09/2012

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha publicado un informe en el que muestra la evolución del porcentaje de jóvenes que ni estudian ni trabajan (ni-nis) en los dos primeros años de la crisis. Así, se observa que el 24% de los jóvenes españoles de entre 15 y 29 años no estaba empleado ni recibía ninguna formación entre 2008 y 2010. Este dato sitúa al Estado en la quinta posición más alta entre los 33 países de la OCDE, cuya media en esa época era del 16%.

Según el informe Panorama de la Educación 2012, los jóvenes en esta situación aumentaron 7 puntos en España, la tercera subida más elevada después de Irlanda y Estonia, mientras que el conjunto de la OCDE creció 2,1 puntos. El organismo advierte de que el paro juvenil ha alcanzado niveles "alarmantes", lo que obliga a los países que lo sufren a revisar sus programas de formación profesional y los planes de actividades no formales de formación que ponen a disposición de los jóvenes.

Otro dato relevante, que viene ratificándose desde el inicio de la crisis, es que los jóvenes con menos formación son los que tienen más dificultades para encontrar empleo. En concreto, la tasa de paro llegó al 25% entre los que contaban con la educación obligatoria o menos formación, mientras que los titulados de ciclos formativos de grado superior o universitarios apenas llegaban al 10%.

El informe apunta a que, la educación no sólo es un seguro contra el desempleo, sino también proporciona mejores ingresos y menor diferencia salarial entre géneros. En esta línea, la OCDE también ha alertado del riesgo que significan los recortes en las ayudas públicas para el acceso a estudios superiores.

"La educación es un buen seguro contra el desempleo", según el informe, y más altos son los ingresos y menor la diferencia salarial de género cuando se trabaja en empleos de formación más alta. Aunque la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estima que tiene sentido que los ciudadanos asuman ciertos costes de la educación, advierte de que eso puede conducir a la aparición de obstáculos para acceder a estudios de mayor nivel.

Por último, España también ofrece algunos datos positivos. En 10 años (2000-2010) ha disminuido la población adulta sin educación obligatoria (del 62 al 47%), aunque continúa alejada de los porcentajes de la OCDE (26%) y la UE-21 (24%). También ha aumentado el número de graduados en ciclos formativos de grado medio, llegando al 28%.

Para Montserrat Gomendio, de Estado de Educación, FP y Universidades, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte se ha marcado como objetivo aumentar este porcentaje, que todavía se mantiene alejado de los datos de la OCDE (38%) y la UE-21 (44%).

Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último