“ El mejor papel que pueden proporcionar los rankings es el de acelerar y facilitar el proceso de preselección, ayudando a los estudiantes a identificar aquellas instituciones que están más o menos en su campo de territorio ”

Danny Byrne.
Senior Writer Marcomms PR & Communications QS
15/11/2011

¿Qué importancia tienen los rankings a la hora de medir la calidad y excelencia universitaria?

Los rankings pueden proporcionar una útil comparativa del rendimiento entre universidades en ciertas áreas claves que son de interés para los futuros estudiantes – investigación, reputación, recursos didácticos, y así sucesivamente. Esto puede ser muy útil para el público en general, pero especialmente para los estudiantes internacionales, los cuales hasta ahora no eran conscientes de los programas que se les ofrecía al otro lado de la frontera.

Al mismo tiempo, también es importante tener claro que las clasificaciones tienen sus limitaciones. La excelencia académica sólo se puede cuantificar hasta cierto punto, sobre todo en aquellos aspectos que no son controlados de forma numérica. Los rankings ofrecen una visión general útil, pero la definición de "excelencia académica" en términos precisos se refiere al trabajo de los académicos en un campo determinado. Por ello QS añade la "encuesta de reputación académica" como parte de sus ejercicios de clasificación – como un reconocimiento de que, a pesar de la complejidad obtenida por la "excelencia académica", la opinión de una autoridad competente, puede ser tan útil como cualquiera para los datos cuantitativos.

¿Qué ventajas supone para una institución universitaria formar parte de un ranking? ¿Y para el alumnado?

Para las universidades, la ventaja de poder ser incluidas en un Ranking, radica en el interés generado por parte del público y la exposición a la que se enfrentan con su resultado. Especialmente en aquellos rankings donde se posiciona más específicamente, es donde pueden exponer sus áreas de excelencias, las cuales antes no tenían la opción de promocionar. Por ejemplo, durante los pasados Rankings por Materia realizados por QS, nos encontramos con muchas universidades que, a pesar de no ser de las primeras en el QS Ranking a nivel genérico, en los nuevos y específicos rankings, gozaban de una muy buena posición. Para los estudiantes, además, estos nuevos rankings les proporcionaban una fuente de información adicional para su decisión final.

¿Cree que los rankings son una buena herramienta para orientar a los jóvenes que deben elegir su formación? ¿Qué aspectos deberían ser los más importantes para tomar esa decisión?

Tomar una decisión acerca de donde estudiar es un proceso complejo, e involucra muchos factores. Es evidente que nadie debería hacer este tipo de decisiones sin consultar a diversas fuentes de información. El mejor papel que pueden proporcionar los rankings es el de acelerar y facilitar el proceso de preselección, ayudando a los estudiantes a identificar aquellas instituciones que están más o menos en su campo de territorio, o incluso que ofrecen una materia o área determinada.

Entrando en más detalles, los estudiantes pueden consultar los resultados de los criterios de las clasificaciones en www.topuniversities.com, donde se les dará una visión más profunda y detallada. Por ejemplo, aquellos estudiantes que van a escoger ampliar una Universidad con fines orientados hacia el futuro profesional al que pueden optar después, tendrán la oportunidad de ver qué cursos están más bien valorados por parte de los empleadores. Por otro lado, aquellos estudiantes de postgrado que les interesa una materia específica, podrán ver las universidades que tienen la mejor reputación para la investigación en un campo determinado.

¿En qué consiste el ranking QS World University? ¿Cuáles son los criterios de evaluación?

QS lleva ofreciendo anualmente su World University Rankings desde 2004, ampliándose este año hasta 700 instituciones del mundo, como se muestra en www.topuniversities.com. Las universidades son evaluadas en cuatro áreas clave que se consideran fundamentales para cualquier Universidad a escala mundial hoy día: la investigación, la empleabilidad, la enseñanza y la proyección internacional. Dentro de estas áreas, los rankings se basan en seis indicadores, incorporando datos sobre niveles de dotación personal, junto con investigaciones a nivel internacional, a través de las respuestas obtenidas de las encuestas realizadas a cerca de 50.000 académicos y empresarios de todo el mundo.

Las universidades norteamericanas e inglesas acaparan los 10 primeros puestos de la clasificación. ¿Cómo lo han logrado? ¿Cree que estos centros tienen más interiorizada una apuesta por la excelencia?

Estas universidades han alcanzado su estatus atrayendo a las mejores mentes de todo el mundo y contando con ellos para su investigación de vanguardia. Los World University Rankings es un fenómeno relativamente nuevo, pero los gustos de Cambridge, Harvard, Yale y Oxford, han estado y continuarán haciendo esto durante cientos de años. Parte de sus estatus radica en una cuestión de prestigio histórico, lo que significa que sólo admiten a los mejores estudiantes y profesores. También se refiere a la infraestructura de clase mundial, los recursos, las bibliotecas y los centros de investigación que perpetúan estas normas. Por supuesto, tener el Inglés como primera lengua es algo que todas estas universidades comparten, concediéndoles cierta ventaja, sin olvidar el hecho de que aumenta las posibilidades de investigación. Deberíamos también tener en cuenta otras potencias económicas mundiales como Asia, que pondrá este dominio bajo amenaza. Sin embargo, esto no pasará de un día para otro.

En este 2011, 10 universidades españolas aparecen entre las 500 mejores del listado. ¿Cuál cree que es la situación de la calidad universitaria en España? ¿Qué pueden hacer para mejorar estos resultados?

Las Universidades españolas han tradicionalmente respondido de forma favorable al nuestro QS World University Rankings. Por lo general, aparecen entre los mejores resultados de nuestra encuesta de reputación académica, lo que significa que las mejores instituciones son reconocidas por sus altos niveles académicos. Sin embargo, nos encontramos con otras áreas menos explotadas por estas universidades, bajando la puntuación en el ranking. A considerar, las citas de investigación (donde ninguna Universidad española aparece en el top 200) y la relación alumno/docente. Los recientes recortes no han ayudado en el este sentido, aunque España no es el único que ve una caída en el papel desempeñado por sus universidades después de la crisis económicas.
Categorías
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último