Técnicas, estrategias y actitudes ante el aprendizaje

Editorial

Hay muchos factores que intervienen en el éxito académico de un alumno. Los factores individuales y del entorno familiar y social pesan. Pero para compensar las desigualdades se tienen que trabajar las actitudes positivas ante el estudio y conseguir aprovechar al máximo las competencias de cada una de los estudiantes mediante las técnicas de estudio.

  • 25/01/2010

  • Valora

  • Deja tu comentario
El reto está en desarrollar el potencial de los alumnos a partir de un trabajo en el aprendizaje de los conceptos clave, la disposición de unos procedimientos de estudio adecuados, fomentar una actitud positiva ante el estudio y conseguir aprovechar al máximo las competencias de los estudiantes.

Sabemos que todos los chicos y chicas, niños y niñas, no son iguales y que parten de distintos puntos intelectuales. Sabemos que los entornos familiares y sociales tampoco son equivalentes y que ello tiene impacto en las actitudes hacia el aprendizaje. PISA nos permite comprender hasta que punto la disposición de estudios de los padres y, particularmente, de las madres afecta estadísticamente al éxito y abandono escolar.

La cultura de base es un requisito para que un estudiante saque adelante sus estudios. Se trata de los cimientos del conocimiento. ¿En cuántas ocasiones el problema son los conocimientos previos no adquiridos? Precisamente por esta razón, el uso de los servicios de técnicas de estudio tiene que tener un carácter preventivo, pues puede servir para detectar agujeros importantes en los conocimientos clave.

Las estrategias de aprendizaje serían la tecnología que permite construir y hacer crecer el edificio del conocimiento individual. Cada persona es distinta y puede disponer de capacidades, destrezas y habilidades diferentes que le permitan adquirir los conocimientos necesarios según la edad o la materia de una forma más o menos natural. Las técnicas sirven para concretar las posibles estrategias.

Finalmente está el aspecto de las actitudes. Éstas representan la voluntad de aprender. El interés por progresar. En el caso de un edificio, sería la voluntad de construirlo: por muchos cimientos e ingeniería de la construcción que existan, hace falta la voluntad del promotor del inmueble para que éste se realice.

Enric Renau
Editor

Deja tu comentario
Ver comentarios
Subscripción a publicaciones
podrás recibir información de las publicaciones de Educaweb te ofrece