Las nuevas tecnologías y los más pequeños

Rocío Lara López, Asesora Técnica de Eurociencia S.A. (Barcelona)
15/05/2006

En Eurociencia S.A, tenemos una amplia experiencia en el manejo de productos desarrollados a partir de nuevas tecnologías. De hecho fuimos pioneros en España, en la década de los 90, en la introducción de Sistemas de Adquisición y Tratamiento de Datos dentro del ámbito educativo de nivel medio y superior y hemos mantenido este espíritu al promover y comercializar aulas informatizadas multimedia y programas de gestión de aula para el desarrollo de clases tanto presenciales como virtuales.

A lo largo de 15 años de actividad hemos vivido de cerca la evolución de los distintos equipamientos y soluciones así como de los cambios de actitud del profesorado. Por una parte la rápida evolución de la electrónica y de la informática han permitido que los costes de estos productos se reduzcan, aumenten en prestaciones, se consigan diseños más atractivos y funcionales y por la otra la inclusión de las TIC en el sistema educativo han provocado que el interés por dotar a los centros educativos de estos sistemas vaya en aumento.

No obstante el principal problema que hemos detectado es sin lugar a duda la sensación de falta de apoyo por parte de los fabricantes y en ocasiones de la administración para proporcionar una formación adecuada y acorde con las demandas del profesorado. A pesar de la facilidad de uso y de lo amigable de las interfaces, cuesta romper el hielo de aplicar una nueva tecnología y modificar el patrón de enseñanza establecido. Nuestra constante lucha es convencer al profesor que las nuevas tecnologías buscan facilitar el trabajo de enseñar y en ningún caso complicarlo.

Uno de nuestros productos estrella, Easy Sense Q3, galardonado con el Primer Premio Innova 2006 en la reciente edición del Salón de recursos didácticos Expodidáctica, celebrado en Barcelona, nos ha permitido compartir de forma directa con el profesorado de educación primaria la posibilidad de introducir las nuevas tecnologías en los niveles de formación más básicos de una manera natural y casi lúdica. Si precisamente para esta nueva generación es común utilizar un ordenador y un teléfono móvil ¿por qué no ha de ser "normal” encontrar en el aula un medio que le permite conocer la temperatura, la intensidad de luz, el nivel de sonido, etc. y poder ver estos valores directamente en el ordenador, jugar con los números que aparecen e intentar modificar las lecturas obtenidas?

Aprender desde la observación y la experimentación a edades tempranas consolida la base del conocimiento. Cada día vemos salir y ponerse el sol, intuimos que durante el día hay luz y por la noche oscuridad, que escuchamos mejor al profesor cuando guardamos silencio y que los gritos en el patio de la escuela pueden llegar a ser molestos. Cuando llega el invierno nos abrigamos más y cuando estamos en verano el tipo de ropa que llevamos es completamente distinta, no sólo porque no utilizamos abrigos sino porque se vuelve más fina y de colores más claros. ¿Pero cómo medir, por ejemplo, el impacto sobre el cuerpo de una prenda de lana contra una prenda de lino?

La experiencia es sencilla, colocamos a la luz de una ventana soleada un trozo de cada tejido y por debajo de ellas un termómetro para cada muestra, al cabo de un tiempo prudente, por ejemplo 10 minutos, observamos que las temperaturas son distintas. Una ha "guardado” más calor y la otra menos. Podríamos repetir la experiencia durante unos cuantos días más a medida que la estación evoluciona, procurando que sea siempre a la misma hora (sea invierno o verano), pero al final los alumnos perderían el interés porque más o menos intuyen qué pasará. Si repetimos la experiencia al cabo de tres meses cuando entramos en la estación opuesta a la inicial, seguramente obtendríamos resultados similares pero los valores de temperatura no serían los mismos. ¿Por qué no tengo las mismas temperaturas si siempre he hecho el registro a la misma hora? ¿Se conserva la proporción diferencial de temperatura en invierno y en verano? ¿Qué pasa si además de colocar prendas con distinto tejido utilizo prendas con el mismo tejido y de distinto color? Se podrían proponer múltiples combinaciones pero seguramente no tendríamos el tiempo suficiente para llevarlas a cabo si se realizaran de forma "tradicional”.

Si el aula dispone de un sistema de registro de temperaturas y un registro de intensidad de luz estas mediciones se pueden programar y realizar de forma automática, de vez en cuando podemos acceder a la base de datos del registro y comparar los gráficos de evolución de temperatura en función del día, de la hora, de la estación del año, y lo más importante es que, con toda certeza, siempre mantendremos vivo el interés de los pequeños por descubrir lo que ha pasado entre un periodo de tiempo y otro. De cara al profesor esto no ha representado más trabajo y ha rentabilizado en una experiencia el poder explicar cosas interesantes sobre el día y la noche, las estaciones, los materiales y, de forma natural, ha creado un hábito de rigor científico a través del análisis de los resultados como explicación a fenómenos que ocurren cada día y no como meras cifras que poco hablan por sí mismas.

Ejemplos hay muchos, ¿por qué negar que tenemos medios para hacernos la vida más fácil? Basta hacer un poco de memoria para recordar aquellos días en que se escribía una carta a mano o a máquina, si queríamos enviarla a más de un destinatario pasábamos por la fotocopiadora y para enviarla la metíamos en un sobre, le enganchábamos un sello y la llevábamos al buzón con la suficiente antelación para que llegara a tiempo. Hoy en día con unas pocas combinaciones de teclas tenemos cuantas copias necesitemos, en el lugar más remoto del planeta y casi en el mismo instante de haberlas redactado.

Las TIC se han vuelto así insustituibles en el entorno general, y por lo tanto en el entorno didáctico y la mejor forma de dominarlas y de introducirlas naturalmente es desde la infancia. Ahora es posible y con toda facilidad para el profesorado.
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos relacionados
Lo más leído
Lo último