La elección profesional y vocacional como proceso esencial a lo largo de toda la vida

Artículo de opinión

  • 24/11/2005

  • Valora

  • Deja tu comentario
Jacobo Cano de Escoriaza, Responsable de la Asesoría de Orientación de Estudios del Ayuntamiento (CIPAJ) y la Universidad de Zaragoza
INTRODUCCIÓN

La toma de decisiones a lo largo de toda la vida es una realidad que experimentamos en los diferentes ámbitos y realidades en los que nos movemos: a nivel personal, familiar, social, político, económico, profesional o de ocio. Elegir implica en ocasiones renunciar, y, de cualquier forma, priorizar, según nuestros pensamientos, creencias y valores.

La Asesoría de Orientación de Estudios del Ayuntamiento (CIPAJ) y la Universidad de Zaragoza se encuadra dentro del proyecto de trabajo en equipo con las asesorías psicológica, sexológica y jurídica centradas en el servicio a los jóvenes de 15 a 30 años.

Con el presente artículo se quiere resaltar la necesidad de una adecuada orientación que acompañe al niño y al adolescente en la adecuada y responsable toma de decisiones (Rodríguez, M.L. et al., 1994). Pretendemos ofrecer un espacio donde el joven pueda encontrar información y criterios para tomar dichas decisiones de la forma más madura posible, en lo referente a la formación académica-profesional, al desarrollo de su propia vocación. Constatamos que la vocación profesional está actualmente en crisis, ya que se buscan en demasiadas ocasiones itinerarios fáciles, cómodos y que sean fundamentalmente productivos.

La orientación, que de forma asistemática e informal ha existido, en ocasiones, en la familia, la escuela y la sociedad, constituye en el momento actual una actividad (Álvarez Rojo, V. 1994), compleja y persistente. Científica, por su soporte teórico y por su técnica. Compleja, por el reconocimiento de la propia complejidad del ser humano de que se ocupa, de los sistemas en que interviene y por la variedad de técnicas e instrumentos que utiliza; persistente por su carácter sistemático y procesual.


UN SERVICIO FLEXIBLE DE ORIENTACIÓN Y ASESORAMIENTO

La razón de ser de las Asesorías de Orientación de Estudios están claramente contempladas y valoradas en el Libro Blanco sobre la Juventud de la Comisión Europea (2001) cuando se señala que "hay que garantizar el acceso a la educación para todos los jóvenes; un enfoque personalizado del aprendizaje orientado a los jóvenes debe incluir un servicio flexible de orientación y asesoramiento, así como sistemas de información adecuados, respetando la diversidad de estilos de vida”.

Pretendemos, por lo tanto, realizar una ayuda sistemática, inserta en el proceso educativo del joven, que se ofrece a una persona para que llegue a un mejor conocimiento de sus características y potencialidades, a la aceptación de su propia realidad y al logro de la capacidad de autonomía. Todo ello enfocado al desarrollo integral de su personalidad y a una contribución eficaz a la sociedad en la que vive.

La realidad demuestra que en demasiadas ocasiones los jóvenes:
 No saben elegir.
 Eligen por razones que no son suficientemente válidas.
 Cuando ya es tarde se dan cuenta de la inadecuación de su elección académico-profesional.
 No se les hace llegar por los cauces pertinentes la información y formación integral para la toma de decisiones madura.

¿Quiénes son los jóvenes destinatarios de este servicio de orientación?
 Jóvenes que, por la circunstancia que sea, han abandonado sus estudios sin haberlos terminado o superado y pretenden mejorar su situación, encontrándose ante un futuro incierto.
 Jóvenes que desean abandonar sus estudios actuales y comenzar otros o tomar otro itinerario formativo.
 Jóvenes que han terminado con éxito sus estudios y desean continuar perfeccionándose en niveles superiores o más específicos.

La orientación académico-profesional debe dar una información rigurosa, exhaustiva, objetiva y neutral de las condiciones y consecuencias de cada una de las opciones. Pero no sólo es una labor informativa. Asesorar es algo más que informar. Se asesora cuando se contrasta la realidad objetiva con la realidad subjetiva, cuando se analizan los "pros” y los "contras” que conllevan una decisión. La información es más aséptica, el asesoramiento añade a ésta la adecuación o no de esa información a las características del joven desde un enfoque personalizado.


PRINCIPIOS DE LA ORIENTACIÓN PSICOPEDAGÓGICA EN LA ELECCIÓN ACADÉMICO-PROFESIONAL

El trabajo de la orientación como apoyo en la construcción del proyecto personal de vida incluye algunos aspectos importantes a tener en cuenta:
- La decisión debe ser tomada por el joven que es, en último término, el que va haciéndose cada vez más responsable de su propio camino, de su propio itinerario formativo, de su vida.
- La decisión debe tener en cuenta las posibilidades y peculiaridades individuales del joven, sin ceder a las presiones sociales, ambientales o familiares, ni siquiera por el propio capricho del joven.


Y, específicamente a lo largo del proceso de toma de decisiones en la elección académico-profesional se deben tener en cuenta los siguientes puntos:
- Facilitar información, lo más completa posible. No se puede elegir bien si no se está bien informado.
- Contrastar los rendimientos del joven a lo largo de su trayectoria académica.
- Analizar las motivaciones verdaderas del joven.
- Definir los riesgos de las opciones posibles.
- Contrastar las posibilidades o aptitudes (puedo o valgo) con los deseos y preferencias (me gusta o deseo).


LA ORIENTACIÓN COMO APOYO EN LA CONSTRUCCIÓN DEL PROYECTO PERSONAL DE VIDA

La orientación, como hemos señalado anteriormente, debe superar la mera información. Del mismo modo, es clave que los padres y profesores colaboremos, basándonos en el diálogo y no en el enfrentamiento y las acusaciones, en la construcción del proyecto personal de vida de nuestros jóvenes. Colaborar no significa entrometerse, ni manipular, ni mucho menos hacer una dejación de funciones desde la familia a la escuela o viceversa. Dicho proyecto lo entendemos como un proceso de construcción de unas relaciones interpersonales maduras y desinteresadas, comprometidas activa y responsablemente en formar una sociedad mejor en el futuro.

Las decisiones deben tener en cuenta el componente del esfuerzo personal y el sacrificio para sacar lo mejor de uno mismo, ya que sin estos ingredientes es difícil alcanzar las metas propuestas. La persona que no se esfuerza y lucha contra sus propias comodidades y perezas, en el mejor sentido de la palabra, está lejos de hacer fructificar los talentos que lleva consigo.

Toda persona, en la vida, nos encontramos con un cúmulo de experiencias que pueden producir desequilibrio si no se integran adecuadamente en el contexto y en la historia personal o pueden ser fuente de crecimiento interior y superación. La orientación debe tener como objetivo enseñar a los niños a superarse, a sacar lo positivo de la contrariedad y a afrontar los problemas como retos, no evadiéndolos. Las actitudes de algunos profesores y padres de temer por "sus” alumnos o "sus” criaturas y sobreprotegerles por miedo a que fracasen en la vida porque ésta bastantes dificultades tiene, pueden dificultar un desarrollo equilibrado y autónomo.

Conviene señalar que, a pesar de la concepción de la sociedad sobre el conflicto como algo negativo, éste puede ser y debe ser oportunidad para al autoanálisis, la autoreflexión, momento importante para el posible cambio. Dichos cambios se producen normalmente cuando algo dentro de la persona se enciende como señal de alarma y mueve a cada uno a transformar la situación interior o personal que vive. La esencia de la vida es el cambio, la evolución, el crecimiento, el desarrollo evolutivo a través de distintas etapas que ayudan a madurar y crecer para afrontar con mayor integridad las distintas facetas de la vida.


CONCLUSIÓN

La orientación y el asesoramiento en el ámbito relacionado con el itinerario académico-profeional se encuentra reflejado y valorado en el Libro Blanco sobre la Juventud de la Comisión Europea (2001) cuando se señala que "hay que garantizar el acceso a la educación para todos los jóvenes; un enfoque personalizado del aprendizaje orientado a los jóvenes debe incluir un servicio flexible de orientación y asesoramiento, así como sistemas de información adecuados, respetando la diversidad de estilos de vida”.

Las Asesorías de Orientación de Estudios, Psicológica, Jurídica y Sexológica pueden ser válidos instrumentos para asesorar a nuestros jóvenes, al servicio y en colaboración de los Departamentos de Orientación de los centros educativos.

Es preciso que se dignifiquen y se presten los recursos necesarios para desarrollar la necesaria labor de orientación, desde Infantil hasta la incorporación a la vida activa y adulta, porque en todas las edades se vivencian problemas y se requiere aprender a tomar decisiones adecuadas. De las decisiones del presente emergerán los ciudadanos del futuro: desgraciados por sus errores o llenos de vitalidad y empuje por su madurez para afrontar las contrariedades.

Los jóvenes, hoy más que nunca, necesitan puntos de referencia, adaptados a ellos, en los que puedan volcar sus incertidumbres, sus miedos, su angustia, su radical iniciativa y búsqueda de ofrecer a los demás lo mejor de ellos mismos.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Álvarez Rojo, V. (1994): Orientación Educativa y acción orientadora. Editorial EOS, Madrid.
Libro Blanco sobre la Juventud de la Comisión Europea (2001).
Rodríguez, M.L. et al. (1994): Programa para aprender a tomar decisiones: Cuaderno del alumno y guía didáctica para la tutoría. Laertes, Barcelona.
Deja tu comentario
Subscripción a publicaciones
podrás recibir información de las publicaciones de Educaweb te ofrece