El autoconocimiento

Por dónde empezar

Reflexionar sobre tu autoconocimiento ayuda a encontrar aquéllos estudios y aquélla profesión que mejor encaja con el propio perfil personal.
Conocerse bien a uno miso es uno de los aspectos más importantes en el momento de tomar una decisión.

Cada persona tiene unas características personales que la definen y la hacen única. En función de estas características podrá desarrollar mejor un tipo de trabajo u otro, o conseguir con más o menos facilidad unos estudios. Muchas de estas características no son estáticas ni inamovibles y en algunos casos, se puede trabajar para mejorarlas.

Un buen ejercidio de autoconocimiento ayuda a identificar las características, puntos fuertes y puntos débiles de la persona para así, poder empezar a diseñar su plan de acción.

Este ejercicio de autoconocimiento se puede hacer de varias formas, a través de la reflexión, con la ayuda de un profesional y también existen tests de orientación que pueden ser útiles.

Las características que definen el autoconocimiento son:
  • Las habilidades, capacidades, competencias o aptitudes.
  • La personalidad.
  • Los valores.
  • Los intereses profesionales.

LAS HABILIDADES - CAPACIDADES O APTITUDES
  • ¿Qué sabes hacer bien?
  • ¿Qué eres capaz de hacer?
  • ¿En qué destacas?
  • ¿Qué materias o asignaturas se te dan mejor?
Ejemplos: cocinar, arreglar aparatos, escribir o hablar un idioma, dibujar, memorizar una canción, inventar objetos originales, entender un mapa, jugar a fútbol, cantar y bailar, resolver problemas de matemáticas, maquillar y peinar a las amigas, hacer juegos de construcción,...
LA PERSONALIDAD
  • ¿Cómo eres?
  • ¿Cómo te comportas?
  • ¿Qué te diferencia de los demás?
     




Ejemplos: eres una persona extrovertida, ordenada, reflexiva, idealista, optimista, constante, tozuda, indecisa, activa, tranquila, habladora, perezosa, mandona, caprichosa,...
LOS VALORES
  • ¿Qué es importante para ti?
  • ¿Cuáles son las razones últimas de tus decisiones?
     



Ejemplos: el prestigio, no tener a nadie que te mande, mandar tu y poder organizarte el tiempo, tener una profesión creativa, ganar mucho dinero, ayudar a los demás,...
LOS INTERESES PROFESIONALES
  • ¿Qué te gusta hacer?
  • ¿Cuáles son tus preferencias?
  • ¿Qué tienes ganas de hacer en tu tiempo libre?
     
Ejemplos: montar y desmontar aparatos electrónicos, escuchar música, ir de excursión y observar la naturaleza, hacer punto de cruz, estar con los amigos y hablar, ir al cine o al teatro, arreglar la bicicleta, leer, hacer de canguro de niños,...

Una vez realizado el autoconocimiento, se pueden empezar a buscar aquéllos estudios y profesiones que mejor encajen con el perfil personal.
PUBLICIDAD