Vendedor

Descripción
Los vendedores venden productos y servicios al público en general y a establecimientos comerciales. Algunos trabajan en tiendas y venden a clientes cara a cara. Otros trabajan en oficinas y venden por teléfono. Otros viajan para conseguir clientes. Algunos, aparte de para la venta, tienen ciertas aptitudes específicas.
Actividades laborales
Un vendedor es alguien que está empleado para vender cosas al público en general o en establecimientos comerciales. Los vendedores venden productos como comida, ropa, teléfonos móviles, coches, mobiliario, materiales para la construcción, ordenadores y medicamentos, por ejemplo. Algunos vendedores venden servicios como publicidad, formación y seguros.

Los vendedores trabajan en tiendas, oficinas y servicios de atención al cliente, y otros viajan para ir a ver a las personas a su casa o a sus establecimientos.

A los vendedores que trabajan en tiendas se les conoce habitualmente como vendedores al detalle. Su función consiste en ayudar al cliente a elegir los productos que van a comprar; también reponen el material en las estanterías y escaparates, y a veces llevan un registro del material en stock.

Los vendedores que trabajan en oficinas o servicios de atención al cliente suelen vender a los clientes por teléfono. Venden todo tipo de cosas, desde un espacio para publicidad en un periódico hasta un seguro de automóvil.

Algunos vendedores tienen que encontrar nuevos clientes “llamando a puertas frías”; es decir, telefoneando a personas que nunca han usado los servicios o productos de la empresa con anterioridad para intentar persuadirles de que los compren.

Los representantes —que viajan en coche o a pie— a menudo conciertan citas para entrevistarse con determinadas personas u otras veces se dejan caer con la esperanza de encontrar a alguien. Venden a los clientes en casa y también en establecimientos comerciales y organizaciones del sector público.

Cualquiera que sea el tipo de venta a la que se dediquen, los vendedores suelen especializarse en un producto o servicio, o un tipo de producto o servicio. Para ello, desarrollan un conocimiento en profundidad del ámbito en cuestión.
Perfil profesional
Para cualquier tipo de venta, se necesita:
  • Ser una persona segura, entusiasta, amable y extrovertida.
  • Tener capacidad para tratar con cualquier tipo de gente.
  • Tener paciencia y adaptabilidad.
  • Ser bien organizado.
  • Ser capaz de manejarse con el papeleo.
Se requiere:
  • Hablar con claridad
  • Habilidad con los números.
  • Algunos conocimientos de informática.
Si hay que viajar para vender productos o servicios, probablemente será preciso tener permiso de conducir definitivo.
Competencias
  • Amable.
  • Aptitudes para la comunicación verbal y escrita.
  • Aptitudes para llevar registros.
  • Bien organizado.
  • Capaz de entablar buenas relaciones con la gente.
  • Destrezas en informática.
  • Entusiasta.
  • Extrovertido.
  • Habilidad para conducir.
  • Habilidad para los números.
  • Lleva un registro del stock y las ventas.
  • Paciente.
  • Permiso de conducir completo.
  • Persuade a la gente a comprar.
  • Resistente.
  • Responde a preguntas sobre productos y servicios.
  • Seguro.
  • Trabaja en una oficina o en un centro de contactos.
  • Vende a clientes a domicilio y también a empresas.
  • Vende a clientes por teléfono.
  • Viaja para visitar a clientes y usuarios.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados