Descripción
Los técnicos de impermeabilización tratan o reparan paredes de ladrillo, carpintería, suelos y techos para aislarlos de la humedad, de invasiones de hongos y de ataques de insectos.
Actividades laborales
Los técnicos de impermeabilización previenen y tratan daños causados por ataques de insectos, degradaciones provocadas por hongos, y humedades en la madera y en las paredes de los edificios.

Los técnicos de impermeabilización llevan a cabo el tratamiento recomendado por un analista de impermeabilización. Los tratamientos incluyen el uso de productos químicos, como insecticidas y fungicidas, y materiales de aislamiento para la renovación de las capas de impermeabilización.
Un método de impermeabilización consiste en perforar agujeros en una pared afectada para bombear productos químicos en su interior. Los productos químicos detienen la propagación de humedad e impiden su aparición.

Una vez terminado el trabajo, el técnico de impermeabilización tiene que asegurarse de que la pared ha quedado otra vez plana y lisa, y lo hace mediante una mezcla de yeso, para cubrir las zonas afectadas.

La salud y la seguridad son aspectos importantes de su trabajo, por lo que a menudo tienen que usar ropa protectora.
Perfil profesional
Para realizar este trabajo correctamente se necesitan las características siguientes:
  • Tener habilidades manuales.
  • Estar en forma y tener una buena salud, ya que el trabajo puede implicar levantar pesos, agacharse y permanecer en pie durante mucho tiempo.
  • Tener experiencia en la utilización de maquinaria especializada, como taladros.
  • Tener conciencia de la importancia de la salud y la seguridad en esta industria.
Dado que puede que tenga que viajar por toda el área local, podría requerirse un permiso de conducir.

Este trabajo podría ser poco adecuado para personas que sufren de enfermedades cutáneas, como eccemas, o problemas respiratorios, como el asma.
Competencias
  • Buena forma física.
  • Capacidad para sobrellevar un trabajo rutinario.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de realizar acciones como agacharse o levantar cosas.
  • Capaz de seguir instrucciones.
  • Conoce la normativa de salud y seguridad en la construcción.
  • Experiencia en enlucido.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades prácticas.
  • Mantiene las herramientas y la zona de trabajo limpias.
  • Permiso de conducir completo.
  • Presta una atención especial a la normativa en seguridad y salud.
  • Puntual.
  • Responsable.
  • Trata o repara mampostería, carpintería, suelos, muros y techos para eliminar humedades, infecciones por hongos y ataques de insectos.
  • Utiliza herramientas y maquinaria.
  • Utiliza una variedad de herramientas manuales y eléctricas.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
  • Técnico en Obras de Interior, Decoración y Rehabilitación
  • Técnico Superior en Proyectos y Dirección de Obras de Decoración