Taquígrafo de tribunal

Descripción
Los taquígrafos de tribunal trabajan en los tribunales realizando la transcripción literal de las audiencias. Anotan las declaraciones de los testigos, los alegatos, las conclusiones del juez, el veredicto y toda posterior imposición de pena.
Actividades laborales
Los taquígrafos de tribunal escuchan con atención los procedimientos judiciales y los anotan mediante taquigrafía a máquina (o estenotipia).

La taquigrafía a máquina es un sistema de transcripción en la que se emplea un teclado especial que permite registrar palabras y frases enteras con sólo una tecla.

El taquígrafo de tribunal presiona un número determinado de teclas en combinación con una sola pulsación, en lugar de efectuar una pulsación para cada letra. La taquigrafía a máquina o estenotipia es, por consiguiente, mucho más rápida que la mecanografía tradicional.

A veces, el taquígrafo tiene que registrar todo lo que se dice, por ejemplo, cuando hay una declaración de culpabilidad en un juzgado de lo penal. En otras situaciones, los taquígrafos sólo toman nota cuando se les pide, por ejemplo, cuando un juzgado de lo penal ve un recurso procedente de un juzgado de lo civil.

Es responsabilidad del taquígrafo de tribunal producir una transcripción clara y precisa. Es posible que tenga que modificar su texto para asegurarse de que es gramaticalmente correcto y fácil de entender. Los taquígrafos de tribunal también pueden tener que comprobar hechos como nombres y citas de informes jurídicos, libros de texto, estatutos y documentos.

Conectando una máquina a una pantalla de televisión, los taquígrafos de tribunal proporcionan un servicio de transcripción a "tiempo real".

En ese caso, el taquígrafo reproduce el proceso como de costumbre y las palabras son traducidas por el ordenador a texto inglés y van apareciendo en la pantalla a medida que el taquígrafo las va escribiendo.

Hay dos razones principales para informar de lo que sucede en los juzgados. En primer lugar, en los casos prolongados, los abogados necesitan ver una transcripción de los procedimientos habidos durante el día que les informe sobre lo que ha ocurrido y los ayude a prepararse para la siguiente etapa del caso. En segundo lugar, cuando un caso llega a un juzgado de apelación, los profesionales del derecho utilizan la transcripción de la causa original como ayuda para prepararse y ver cómo se ha llegado a las decisiones en el momento del juicio original.
Perfil profesional
Para hacer bien este trabajo, se requiere:
  • Poseer una excelente capacidad de escucha.
  • Tener capacidad de trabajar bien bajo presión.
  • Ser capaz de usar una máquina de taquimecanografía con velocidad y precisión.
  • Poseer un excelente dominio del idioma escrito para producir transcripciones editadas y gramaticalmente correctas.
  • Tener unos conocimientos sólidos de los términos y la jerga legales.
  • Tener capacidad de prestar atención a los detalles.
  • Poseer una buena capacidad de concentración.
Hay que ser una persona segura de sí misma, porque de vez en cuando un juez pide al taquígrafo que lea en voz alta al tribunal una parte del texto. También hay que tener buena presencia.
Competencias
  • Aptitudes para la escucha.
  • Asiste a los tribunales.
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capaz de dar información.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Capaz de trabajar con rapidez.
  • Capaz de trabajar solo.
  • Conocimientos de estenotipia.
  • Espabilado.
  • Habilidad en mecanografía.
  • Habilidad para la investigación.
  • Preciso.
  • Realiza investigación.
  • Realiza transcripciones claras y precisas.
  • Trabaja solo.
  • Transcribe procedimientos judiciales mediante estenotipia.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.