Descripción
Los repartidores en furgoneta entregan mercancías en las instalaciones de clientes. Además de conducir, deben planificar la ruta, ocuparse del papeleo necesario y asegurarse de que la mercancía está correctamente fijada para evitar cualquier daño durante el transporte.
Funciones
La mayoría de repartidores en furgoneta recogen productos en un lugar y los entregan en otro lugar. Normalmente conducen vehículos comerciales entre 3,5 y 7,5 toneladas y manipulan productos «ligeros», que pueden incluir una amplia variedad de artículos como ramos de flores y botellas de leche hasta muebles y alfombras.

El trabajo raramente comporta sólo conducir. El repartidor planifica el horario, la ruta, y carga la furgoneta ordenando la mercancía en orden de entrega. Descargan los productos en las instalaciones del cliente, reciben un recibo y, a veces, cobran por la mercancía.

Algunas veces, los repartidores disponen de un auxiliar que les ayuda en los trabajos de carga y descarga, pero normalmente desempeñan su trabajo solos. En el caso de muebles, suelen colocarlos en su lugar.

Deben rellenar registros, hojas de jornales y otro papeleo. Algunas veces el trabajo es rutinario, mientras que en otras existe presión cuando hay que cumplir un plazo límite. Se espera que los repartidores mantengan las furgonetas limpias y lleven a cabo el mantenimiento rutinario.

Algunos repartidores son responsables de las ventas, así como de la entrega. Normalmente tienen un área asignada en la cual visitan a todos los clientes y clientes potenciales, toman pedidos y entregan mercancía. A menudo son responsables de aumentar las ventas y decidir qué artículos transportar y promocionar.

Mientras que algunos repartidores sólo viajan dentro de una área local, otros conducen grandes distancias a lo largo del país y pasan breves períodos fuera de sus hogares.
Algunos repartidores deben llevar uniforme.
Perfil profesional
Para realizar este trabajo correctamente, necesitará tener las características siguientes:
  • Gozar de la conducción.
  • Tener buenos conocimientos de su área local.
  • Tener don de gentes para tratar con clientes.
  • Ser capaz de trabajar siguiendo un horario, gestionar los retrasos y las emergencias.
  • Ser capaz de trabajar por su cuenta sin supervisión directa.
  • Ser honesto, responsable y puntual.
  • Ser capaz de realizar reparaciones menores en su vehículo.
  • Si vende productos, deberá sentirse seguro cobrando y manipulando dinero en efectivo.
  • Si carga y descarga productos pesados, deberá gozar de buena forma física.
Competencias
  • Buena forma física.
  • Buenos conocimientos de la zona.
  • Capacidad para gestionar carga de trabajo.
  • Capacidad para sobrellevar un trabajo rutinario.
  • Capaz de realizar acciones como agacharse o levantar cosas.
  • Capaz de seguir normativa en materia de salud y seguridad.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Capaz de trabajar con rapidez.
  • Capaz de trabajar solo.
  • Carga y descarga mercancía.
  • Expide facturas de ventas realizadas.
  • Gestiona pagos realizados con dinero en efectivo y tarjetas de crédito y débito.
  • Habilidad para conducir.
  • Habilidad para vender.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades sociales.
  • Permiso de conducir completo.
  • Promueve ventas.
  • Puntual.
  • Rapidez de reflejos.
  • Realiza trabajo de oficina.
  • Realiza ventas.
  • Reparte documentos y paquetes.
  • Responsable.
Estudios
A continuación se relacionan algunos de los estudios que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.