Pescador

Descripción
Los pescadores salen al mar para pescar y regresar con el pescado. Las tripulaciones de los pesqueros se componen de personas con diferentes tareas y responsabilidades. El trabajo puede conllevar manejar equipos, navegar, clasificar el pescado por tamaños, eviscerarlo y estibarlo en hielo o contenedores.
Actividades laborales
Los pescadores van en busca de un banco de peces, los pescan, clasifican las capturas y las llevan a tierra para su venta.

En un típico barco de pesca de 20 metros, habrá una tripulación de cinco o seis personas, que pasan en alta mar varios días. La tripulación está compuesta por personas con diferentes cometidos.

La mayoría comienzan de marinero. Tienen una serie de responsabilidades, que incluyen manejar el equipo que lanza al agua las redes de pesca y luego las recoge y las deposita en cubierta. Otras tareas son:
  • clasificar el pescado por tamaños;
  • eviscerar el pescado y guardarlo en hielo o tanques de agua de mar;
  • mantener y reparar redes y equipos;
  • ayudar en tareas de vigilancia;
  • preparar la comida para la tripulación;
  • mantener limpia y ordenada la nave, por ejemplo limpiar las cubiertas.
Un miembro ya más experimentado de la tripulación es el oficial de cubierta. El oficial de cubierta suele estar en cubierta, pero está calificado para hacer guardia. Los oficiales de cubierta suelen encargarse de que el equipo funcione correctamente y de que las capturas se almacenen correctamente.

En algunos buques hay un ingeniero que tiene la responsabilidad especial de mantener a punto el motor y los equipos de pesca y de comunicaciones.

El patrón tiene plena responsabilidad en todos los aspectos de la embarcación, incluida la seguridad y dirección de la tripulación. Debe cerciorarse de la seguridad del buque, teniendo en cuenta su estabilidad y sus condiciones para la navegación.

El patrón es responsable de que a bordo se den buenas relaciones de trabajo. Se asegura de que todo el mundo sea capaz de hacer su trabajo correctamente y sin riesgos. El patrón decide a dónde ir para encontrar la pesca y los métodos de pesca que utilizar cuando se llegue al lugar elegido.

Los patrones también gestionar los negocios del pesquero con los comerciantes en tierra firme, y llevan minuciosos diarios de a bordo y registros de las capturas.

Además de su conocimiento de dónde encontrar la pesca, los patrones supervisan los equipos electrónicos de navegación, por ejemplo el sistema de posicionamiento global (GPS), y los equipos de detección de pesca como las sondas acústicas.

La mayor parte del trabajo de un buque de pesca se lleva a cabo en cubierta, por lo que la tripulación puede estar expuesta a condiciones climáticas extremas.

Todos los miembros de la tripulación deben seguir los procedimientos de seguridad y ser capaces de actuar con rapidez en caso de emergencia.

Los barcos de pesca operan no sólo cerca de las costas, sino también en caladeros lejanos, de modo que los barcos de arrastre pueden estar en alta mar durante semanas y semanas.
Perfil profesional
Para ser pescador, se necesitará:
  • Sentirse a gusto trabajando en el mar en todo tipo de condiciones climáticas.
  • Aptitud física; esta profesión conlleva un duro trabajo físico.
  • Buena vista; puede ser que le hagan una prueba de visión de los colores.
  • Excelentes aptitudes para el trabajo en equipo.
  • Capacidad de actuar por sí mismo y con rapidez en caso de emergencia.
  • Actitud responsable junto con la capacidad de seguir los procedimientos de seguridad e higiene.
Los patrones deben tener conocimientos de dónde encontrar la pesca y de qué métodos son los mejores para su captura. Necesitan grandes dotes de comunicación y de dirección de la tripulación.

Cada vez más, incluso los barcos más pequeños tienen una tecnología tan avanzada como equipos electrónicos de localización y sondas acústicas para encontrar la pesca. Los patrones deben ser capaces de monitorizar y controlar la tecnología de a bordo.
Competencias
  • Aptitud para tomar decisiones.
  • Aptitudes para el liderazgo.
  • Aptitudes para la enseñanza.
  • Aptitudes para la supervisión.
  • Buen sentido del color.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de mantener la calma ante emergencias.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de seguir procedimientos establecidos.
  • Capaz de tomar la iniciativa.
  • Capaz de utilizar equipo técnico.
  • Clasifica a los peces según su tamaño.
  • Decisivo.
  • Desventra pescado y lo almacena en hielo o depósitos de agua marina.
  • Evalúa la estabilidad de las embarcaciones y la navegabilidad.
  • Habilidades informáticas.
  • Habilidades prácticas.
  • Imparte formación en materia de salud y seguridad.
  • Limpia las cubiertas y mantiene el navío limpio y arreglado.
  • Maneja el equipo de pesca.
  • Mantiene y repara las redes y el equipo.
  • Metódico.
  • Prepara comida para los miembros de la tripulación.
  • Presta una atención especial a la normativa en seguridad y salud.
  • Se asegura de que el pescado se almacena correctamente.
  • Se encarga del mantenimiento del equipamiento a motor, del equipo de pesca y del equipo de comunicación.
  • Trabaja en el exterior bajo todo tipo de condiciones climáticas.
  • Trabaja en equipo.
  • Utiliza sensores y sónars para encontrar pescado.
  • Utiliza sónar y tecnología de sondeo acústico para determinar la profundidad del agua.
  • Utiliza un sistema de posicionamiento global.
  • Vigila.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados