Examinador de patentes

Descripción
Los examinadores de patentes deciden si las solicitudes de patente deben ser concedidas o denegadas. Estudian muy atentamente las solicitudes de patente, buscando en bases de datos y publicaciones para asegurarse de que la idea es realmente original y de uso práctico.
Actividades laborales
Los examinadores de patentes investigan solicitudes de personas que desean proteger los derechos de su invención. Actúan en la esfera de los derechos de propiedad intelectual; este término abarca las patentes, marcas registradas, derechos de diseño registrados y derechos de autor.

El trabajo del examinador es asegurarse de que la solicitud cumple con los requisitos de la legislación de patentes. La solicitud suele haberla preparado un abogado de patentes en nombre del solicitante.

La solicitud de patente suele incluir una descripción, una serie de reivindicaciones o descripción de propiedades y dibujos. Después de leer la solicitud, el examinador busca en publicaciones de patentes para asegurarse de que la invención es realmente nueva e ingeniosa. El gobierno sólo otorgará la patente si queda convencido de que cumple con estos criterios.

Utiliza en su búsqueda documentos de patentes tanto de España como internacionales, así como otros tipos de documentación técnica y bases de datos técnicas en línea. El examinador envía los resultados de búsqueda al solicitante, o más a menudo al abogado de patentes, que deben decidir conjuntamente si continuar y pasar a la segunda fase de la solicitud.

En la segunda fase, hacen un análisis detallado de la descripción y las propiedades o reivindicaciones. También adoptarán una decisión sobre si la invención es realmente original y de uso práctico.

En los casos de disputas que no pueden resolverse, la decisión la toman los directores adjuntos. Si la solicitud es denegada, el solicitante podrá recurrir a los tribunales.

Para mantenerse al día de los últimos avances en el campo de la ciencia, la ingeniería y la tecnología, a los examinadores les resultará muy conveniente visitar fábricas, laboratorios y exposiciones.
Perfil profesional
Para ser examinador de patentes, se necesita:
  • Capacidad científica y técnica para analizar e interpretar las solicitudes de patente, incluidos los dibujos técnicos.
  • Mente analítica.
  • Tener gran seguridad en la toma de decisiones, y ser capaz de mostrar cómo ha llegado a sus decisiones.
  • Paciencia y capacidad de prestar gran atención a los detalles en la búsqueda de patentes existentes.
  • Buenas dotes de comunicación para trabajar en estrecha colaboración con abogados de patentes y otros profesionales.
  • Alto nivel de dotes de redacción, de modo que los informes sean claros y detallados.
Este trabajo requiere ser meticuloso, metódico y lógico al evaluar las solicitudes de patentes. El conocimiento del inglés, francés o el alemán es una ventaja para quienes deseen convertirse en examinadores de patentes, aunque se le suele proporcionar la formación pertinente y existe software de traducción automática.
Competencias
  • Aptitud para tomar decisiones.
  • Aptitudes para las lenguas extranjeras.
  • Asesora al cliente.
  • Capacidad de análisis.
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capacidad para forjar relaciones de confianza con los clientes.
  • Capaz de expresar ideas con claridad.
  • Capaz de ganarse el respeto de los demás.
  • Capaz de plantear preguntas de manera objetiva.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de tomar la iniciativa.
  • Dirige equipos.
  • Habilidad para escribir en inglés.
  • Habilidades comunicativas.
  • Realiza investigación.
  • Recibe y envía e-mails.
  • Redacta informes.
  • Trabaja solo.
  • Una mente lógica.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.