Empleado de una oficina de correos

Descripción
Los empleados de una oficina de correos que trabajan detrás del mostrador de las oficinas de correos ofrecen una amplia gama de servicios postales a los clientes.
Actividades laborales
Los empleados de oficinas postales realizan una amplia gama de servicios. Procesan servicios tradicionales de correos, tales como:
  • Venta de sellos.
  • Pesar, medir y enviar cartas y paquetes.
  • El envío de correo en el extranjero.
  • El envío de correo urgente o certificado.
Los empleados que trabajan en el mostrador desempeñan un trabajo administrativo general y se encargan, por ejemplo, de llevar la contabilidad, el mantenimiento de los registros del personal o la venda de sellos y artículos de papelería.

Los empleados de correos puede que tengan que llevar uniforme.

Los trabajadores con experiencia pueden tener desempeñar funciones en la línea telefónica de atención al cliente de la oficina de correos. Los operadores responden a las consultas de los clientes y empresas, relativas a los productos y servicios ofrecidos por la oficina de correos central.
Perfil profesional
Un empleado de una oficina de correos que trabaje detrás del mostrador tendrá que ser:
  • Capaz de usar números y manejar dinero en efectivo con precisión y honradez.
  • Educado y servicial cuando trata con los clientes. Tendrá que adaptar su registro a los distintos tipos de clientes.
  • Capaz de prestar atención a los detalles y mantener la concentración durante la manipulación de documentos importantes.
  • Bueno en la venta y promoción de los servicios.
  • Capaz de trabajar bajo la supervisión mínima y como miembro de un equipo.
  • Capaz de trabajar bien bajo presión en las horas punta.
  • Capaz de aprender sobre los diferentes servicios y que puedan pedir los clientes.

Competencias
  • Aptitudes para llevar registros.
  • Aptitudes para manejar efectivo.
  • Aptitudes para trabajar en el servicio al cliente.
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Capaz de trabajar sin supervisión.
  • Destrezas en informática.
  • Educado.
  • Gestiona cuentas y ventas informáticamente.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidad para vender.
  • Habilidades comunicativas.
  • Mantiene un archivo de todas las transacciones.
  • Pesa, mide y envía cartas y paquetes.
  • Pide y cambia divisas extranjeras.
  • Promociona servicios financieros.
  • Proporciona servicios bancarios a los usuarios.
  • Realiza tareas administrativas.
  • Revisa solicitudes de pasaporte y carnet de conducir.
  • Tramita correo urgente o correo aéreo.
  • Tramita pagos de facturas y renovaciones de impuestos de circulación.
  • Vende seguros de viaje.
  • Vende sellos, sobres, etc.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.