Cuidador de animales

Descripción
Los cuidadores de animales cuidan de los animales en zoológicos, safari parks, jardines ornitológicos y acuarios. Limpian el recinto y las jaulas, dan comida y agua a los animales, controlan su estado de salud y atienden a los animales enfermos y heridos. Los cuidadores de animales trabajan con el público, por ejemplo contestando preguntas, y son responsables de la seguridad de los animales y de las personas. Participan en proyectos de investigación, conservación y reproducción.
Actividades laborales
Los cuidadores de animales tienen deberes prácticos como limpiar los habitáculos y recintos de los animales, y la zonas interiores y exteriores de los recintos.

Preparan la comida de los animales y les ponen agua y les preparan un lecho limpio.

También tienen que proporcionar a los animales un entorno que les resulte estimulante, se ajuste a sus necesidades de conducta y aliente una serie de comportamientos naturales. A esto se le llama enriquecimiento ambiental. A veces, los cuidadores de animales diseñarán y fabricarán dispositivos que contribuyan al enriquecimiento ambiental.

Tienen que llevar minuciosos registros de la salud, la dieta y la conducta de los animales. Toman nota de los cambios que podrían ser indicio de enfermedad, lesión o embarazo, y los ponen en conocimiento de un veterinario. Ayudan a los veterinarios a tratar a los animales y siguen sus instrucciones para cuidarlos.

En algunos puestos de trabajo, los están en contacto con el público. Por ejemplo, responden a las preguntas de los visitantes, dan charlas y hacen presentaciones. Siempre son responsables de la seguridad de los animales y del público. Tienen que hacer cumplir las normas de conducta y los procedimientos en materia de salud y seguridad; por ejemplo, imponer restricciones de cuarentena para los animales recién llegados, e impedir que los visitantes den comida a los animales.

En algunos zoológicos, los cuidadores tienen la obligación o la oportunidad de participar en proyectos de investigación. Esto puede incluir llevar a cabo observaciones y recolección de datos de animales, hacer presentaciones, y acudir a reuniones y conferencias. Los cuidadores de animales pueden tomar parte en el trabajo de protección, o en la supervisión de la reproducción animal como parte de un programa nacional o mundial de reproducción.

En los safari parks, el trabajo del cuidador puede incluir tareas adicionales como patrullar en un vehículo para cerciorarse de que los visitantes estén seguros.

El trabajo puede ser un reto físico, porque los cuidadores de animales tienen que trabajar al aire libre en todo tipo de condiciones climáticas y estar dispuestos a ensuciarse.
Perfil profesional
Para ser cuidador de animales, es indispensable querer y respetar a los animales. De todos modos, la actitud con los animales no tiene que ser sentimental, y no se puede ser aprensivo. Algunas tareas como la limpieza pueden resultar un trabajo sucio, desagradable y duro.

También puede ser que trabaje con animales enfermos y ayude a decidir si debe practicarse la eutanasia a un animal demasiado enfermo para ser tratado.

Este trabajo es físicamente exigente, y hay que estar dispuesto a trabajar al aire libre en todo tipo de condiciones climáticas. También hay que estar preparado para trabajar fuera del horario normal de trabajo, sobre todo si hay animales enfermos que tratar.

Los cuidadores de animales deben tener formalidad, entrega, dedicación y versatilidad.

Hay que tener buenos modales y buenas dotes de comunicación para tratar con el público.

Los cuidadores de animales son responsables de la seguridad de los animales y las personas, y a veces habrá que ser firme para hacer cumplir las reglas, por ejemplo impidiendo que el público dé comer a los animales.

Generalmente se necesita permiso de conducir para trabajar en un safari park.
Competencias
  • Afectuoso.
  • Alimenta y da de beber a los animales.
  • Amable.
  • Aptitudes para llevar registros.
  • Capaz de dar información.
  • Creativo.
  • Da detalles de los animales enfermos al veterinario.
  • Dispuesto a realizar algunas tareas repetitivas y sucias.
  • Educado pero firme.
  • En forma físicamente.
  • Habilidad para la observación.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades interpersonales.
  • Habilidades prácticas.
  • Hace cumplir normativa para proteger la seguridad del público y de los animales.
  • Imparte charlas y realiza presentaciones.
  • Limpia jaulas y viviendas de animales.
  • Lleva registros con precisión.
  • No aprensivo.
  • Observa cambios en la salud y el comportamiento de animales.
  • Participa en programas de crianza.
  • Patrulla con un vehículo para proteger la seguridad pública.
  • Permiso de conducir completo.
  • Planifica y presenta técnicas de enriquecimiento ambiental.
  • Prepara lechos para los animales.
  • Se sirve de sus conocimientos de nutrición para preparar dietas especiales.
  • Trabaja en el exterior bajo todo tipo de condiciones climáticas.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados