Administrador informático

Descripción
Los administradores informáticos controlan y supervisan el procesamiento de trabajo a través de computadoras centrales de gran capacidad. Pueden cargar discos o cintas, y ejecutar programas. Los administradores informáticos también gestionan los errores que se producen en el sistema.
Actividades laborales
Los administradores informáticos controlan el procesamiento de los trabajos a través de un ordenador central. El ordenador central es el equipamiento de gran tamaño responsable del centro de procesamiento de datos de una empresa.

Hay empresas que tienen que procesar un gran volumen de datos en sus ordenadores centrales, por ejemplo, los bancos, las autoridades locales, las empresas de servicios públicos (gas, electricidad, agua, etc.) o la policía. Estas empresas tienen una sala de ordenadores principal que suele ser un lugar seguro y donde solo puede acceder personal autorizado, como por ejemplo el administrador informático.

Los administradores informáticos ponen en marcha el ordenador central (a menos que este se ejecute de forma permanente). A continuación, cargan los datos y programas de los discos de memoria, y ponen en marcha el procesamiento de trabajos.

Los administradores controlan y gestionan las operaciones desde una consola, usando un teclado para escribir las instrucciones para el ordenador y su equipamiento asociado. Los antiguos sistemas computacionales necesitaban un administrador para introducir comandos en varias etapas, pero los sistemas modernos están más automatizados.

El administrador informático puede que deba cargar un solo programa de operaciones especiales, o bien escribir un conjunto inicial de instrucciones, para que el equipo ejecute una secuencia completa de operaciones.

Los administradores informáticos que trabajan en un turno de noche a menudo deben procesar lotes de datos originarios de las transacciones que han tenido lugar durante el día, por ejemplo, en un banco, podría tratarse de la actualización de las cuentas de los clientes realizadas durante el día anterior.

Los administradores informáticos tienen que comprobar que el sistema, incluido su equipamiento asociado, funciona adecuadamente en todo momento. Por ejemplo, debe comprobar que la impresora produzca impresiones de buena calidad. Si se produce un fallo, los administradores tienen que detectar el problema o atender la llamada de un ingeniero del servicio. Si el fallo se produce en el hardware, es posible que tenga que llevar a cabo reparaciones simples. El administrador informático tiene que asegurarse de que todos los datos se guardan en los discos de almacenamiento (o en «copias de seguridad») en caso de que el sistema falle.

Este trabajo también incluye tareas de mantenimiento más rutinarias, tales como el control de la temperatura y la humedad en la sala (los ordenadores centrales necesitan un ambiente muy controlado), y programas de limpieza.

Los administradores deben controlar el buen funcionamiento del sistema y mantener registros para asegurarse de que el ordenador procesa los datos con la máxima eficiencia.
Perfil profesional
Para ser administrador informático se deben tener las características siguientes:
  • Tener buenas habilidades comunicativas, para poder explicar los problemas con claridad.
  • Ser paciente y capaz de mantener un buen estado de alerta, poniendo atención a los detalles, a la hora de realizar controles rutinarios en el sistema.
  • Mantener registros escritos precisos.
  • Tener una mente analítica y buenas habilidades de resolución de problemas.
  • Mantener la información segura y confidencial.
También tiene que ser capaz de las siguientes cosas:
  • Trabajar de manera lógica y metódica, y seguir de forma estricta los procedimientos establecidos.
  • Pensar con rapidez y ser capaz de trabajar bajo presión.
  • Mostrar iniciativa.
  • Trabajar tanto por cuenta propia como en equipo.

Competencias
  • Aptitudes para llevar registros.
  • Capacidad de análisis.
  • Capaz de dar información compleja de un modo directo.
  • Capaz de mantener información confidencial.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de realizar turnos de trabajo.
  • Capaz de seguir procedimientos establecidos.
  • Capaz de tomar la iniciativa.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Capaz de trabajar tanto solo como en equipo.
  • Carga datos y programas.
  • Comprueba que el sistema funciona correctamente y sin incidentes.
  • Controla el proceso de trabajo mediante un ordenador central.
  • Controla y supervisa operaciones desde una consola.
  • Encuentra errores.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Llama al servicio técnico.
  • Lleva registros con precisión.
  • Metódico.
  • Paciente.
  • Procesa lotes de datos.
  • Rapidez de reflejos.
  • Realiza copias de seguridad de los datos.
  • Realiza reparaciones.
  • Realiza tareas de mantenimiento rutinarias.
  • Realiza turnos laborales.
  • Sensato.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados