Abogado de patentes

Descripción
Los abogados de patentes proporcionan asesoría técnica y jurídica a personas que desean proteger sus invenciones. Su trabajo incluye el asesoramiento en todos los ámbitos de la propiedad intelectual.

El proceso de solicitud de una patente es complicado, por lo que muchas personas utilizan los servicios de un abogado.
Actividades laborales
Los abogados de patentes proporcionan asesoría técnica y jurídica a personas que tienen ideas para nuevos inventos. El proceso de solicitud de una patente es complicado, por lo que muchas personas utilizan los servicios de un abogado.

Los abogados de patentes deben tener conocimientos científicos y técnicos para interpretar planos y prototipos, con el fin de entender la aplicación de los inventos. Los abogados a menudo también dan consejos sobre si probabilidad de la invención puede tener un éxito comercial.

Las invenciones pueden variar desde simples artilugios hasta sistemas mecánicos y procesos químicos complicados, y aparatos electrónicos.
La Oficina del Gobierno de la patente puede conceder una patente si:
  • La invención es nueva.
  • La invención no es evidente para alguien que trabaja en la zona para la que está destinado.
  • La invención tiene un uso práctico.
Para permitir que un examinador de patentes en la Oficina de Patentes decida si una invención cumple con estos criterios, el abogado de patentes debe redactar un documento escrito que describa y defina claramente la invención.

A continuación, el examinador de patentes lee el documento y realiza una búsqueda a través de publicaciones, bases de datos técnicos y literatura de dicha invención para asegurarse de que realmente es nueva. El examinador envía un informe a la fiscalía, que ayuda al inventor a decidir si debe o no proceder con la solicitud.

Si la Oficina de Patentes no plantea ninguna objeción a la solicitud, el abogado prepara argumentos escritos, que pueden ser de carácter técnico o legal, para obtener la mejor protección posible para la invención del solicitante.

También trabajan como abogados de patentes europeas, lo que les da derecho a ejercer ante la Oficina Europea de Patentes. Los abogados de patentes en la Oficina Europea de Patentes utilizan el inglés, el francés y el alemán para procesar las solicitudes de patentes de todo el continente.

Tienen la capacidad legal para hacer valer los derechos de sus clientes ante los tribunales, ya sea por sí solos o como parte de un equipo legal. Todos los abogados de patentes tienen el derecho de presentarse como defensores ante los tribunales.

Aunque la función principal de un abogado de patentes es la de legalizar las patentes, también puede trabajar en todas las formas de derechos de propiedad intelectual, incluidos el registro de derechos sobre los diseños y derechos de autor.
Perfil profesional
Para realizar este trabajo correctamente se necesita:
  • Mantenerse al día sobre los avances tecnológicos.
  • Conocimientos sobre leyes y la forma en la que afectan a la propiedad intelectual.
  • Habilidades de comunicación para trabajar con los inventores, así como con el personal de la Oficina de Patentes y funcionarios judiciales.
También se necesita:
  • Autoconfianza y la capacidad de construir un argumento lógico y persuasivo, al representar a un solicitante ante la corte.
  • Excelentes habilidades de comunicación escrita para redactar informes claros y completos.
  • Conocimientos sobre los mercados en los que cada invención puede entrar.
La capacidad de leer en francés, inglés o alemán resulta muy útil, aunque no imprescindible, si se quiere llegar a ser un abogado de patentes europeas. Los conocimientos sobre otras lenguas europeas también resultan útiles.
Competencias
  • Aptitudes para las lenguas extranjeras.
  • Asesora al cliente.
  • Capacidad para aprender con rapidez.
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capacidad para priorizar tareas.
  • Capaz de expresar ideas con claridad.
  • Capaz de mantenerse al día sobre los nuevos medios de comunicación.
  • Capaz de plantear preguntas de manera objetiva.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de realizar observaciones.
  • Capaz de trabajar con vencimientos.
  • Capaz de trabajar tanto solo como en equipo.
  • Conocimientos sobre la ley y sobre cómo afecta a la propiedad intelectual.
  • Destrezas en informática.
  • Emprende procedimientos legales.
  • Flexible.
  • Habilidad para escribir en inglés.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidades comunicativas.
  • Preciso.
  • Realiza análisis documental.
  • Realiza investigación.
  • Redacta informes.
  • Trata con información confidencial.
  • Una mente lógica.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados