Videojuegos, metaverso e idiomas

Artículo de opinión

  • 04/10/2022
  • Tiempo de lectura 5 mins

  • Valora

  • Deja tu comentario
Ginés Méndez. Director general de Berlitz
Este año, el metaverso está siendo uno de los temas más mediáticos en cuanto a innovación.  Las numerosas charlas sobre esta temática organizadas durante el Mobile World Congress, que tuvo lugar en Barcelona a finales de febrero, ya lo posicionaron como algo a analizar desde diferentes perspectivas. Desde entonces, en muchas disciplinas se está estudiando cómo sacar provecho de este nuevo mundo virtual (o mundos virtuales) y en el sector de la enseñanza de idiomas no íbamos a ser menos.
 
Desde nuestra experiencia como educadores en Berlitz, lo primero que nos sorprendió es que el debate en torno al metaverso es el mismo que hemos protagonizado respecto al valor de los videojuegos en el ámbito de la enseñanza. Si el metaverso representa un mundo virtual en el que podemos vivir una vida diferente, pero conectada con nuestro día a día real, ¿no sucede lo mismo con algunos de los títulos gamers más reconocidos? Minecraft o Animal Crossing, por ejemplo, son también entornos virtuales donde interactuamos con otras personas y donde también podemos aprender.
 
En los últimos años, y en especial con el repunte del e-learning a raíz de la pandemia, los especialistas en enseñanza de idiomas hemos hablado mucho sobre la gamificación en la educación. Y los videojuegos o el metaverso (cuando esté totalmente desplegado) son espacios idóneos para dar rienda suelta y potenciar esta tendencia.

En estos entornos virtuales el alumno puede tener su avatar y, dentro de un nuevo universo, colaborar con otros estudiantes, socializar y superar retos mientras, por ejemplo, hablar con los otros participantes en un nuevo idioma.

Un (ciber)mundo lleno de posibilidades

Aunque aún es pronto para valorar estas nuevas tecnologías, se pueden vislumbrar una serie de ventajas que el metaverso puede aportar a la enseñanza de idiomas.

Podemos resaltar la interculturalidad, ya que en el entorno digital el estudiante puede asistir a actividades o clases online independientemente de donde se encuentre y conectar con estudiantes de otras partes del mundo.  Estos entornos online podrían permitir a las escuelas de idiomas llevar más allá lo que ya venimos desarrollando en nuestros International Groups, donde ofrecemos clases de inglés online en grupos reducidos con personas de diferentes nacionalidades.

El metaverso aplicado al aprendizaje de idiomas, según Berlitz
 
Por otro lado, un marco digital también es muy beneficioso para los tímidos: las relaciones online pueden ayudarnos a superar la vergüenza al hablar en una lengua que todavía no dominamos. Mediante un avatar, los alumnos más introvertidos pueden inhibirse de cualquier sentimiento de vergüenza o ridículo en el momento de utilizar un idioma extraño. En este caso, lo online debe ser un complemento iniciador y debemos asegurarnos de que esta herramienta no se convierta en un arma de doble filo que limite la interacción social fuera de las plataformas digitales.
 
Y, por último, en el llamado metaverso podríamos customizar la realidad y elegir dónde queremos que suceda la interacción. De este modo, en una clase en el metaverso se podrían crear escenarios realistas para la práctica de idiomas entre alumnos y profesores. No es lo mismo explicar una situación sentados en el aula o detrás de una pantalla con un profesor o profesora online, que vivirlo en 3 dimensiones. Por ejemplo, podríamos "viajar" a las calles de Londres y explicar los diferentes puntos emblemáticos de la ciudad mientras caminamos por sus calles.
 
Todavía es pronto para decir si cada escuela de idiomas acabará teniendo su propio metaverso en el que impartir clases mediante un entorno 100% adaptado a la realidad virtual. De momento, no podemos decir que el metaverso sea algo necesario e imprescindible para nuestras vidas, pero hay voces que prevén que en un futuro lo llegue a ser de la misma manera que los dispositivos móviles o internet son indispensables en la actualidad. La empresa analista Gartner predice que, de cara a 2026, un 25% de las personas pasarán al menos una hora al día en el metaverso. ¿Por qué no aprovechar ese tiempo para aprender un idioma nuevo?
Deja tu comentario