El papel de la orientación profesional en el impulso de la nueva FP intensiva

Artículo de opinión

Los orientadores deben conocer y promover la Formación Profesional y la nueva modalidad de FP intensiva, afirma Ricard Guillem, coordinador territorial de CaixaBank Dualiza en Catalunya, Comunitat Valenciana, Murcia y Baleares

  • 20/09/2022
  • Tiempo de lectura 12 mins

  • Valora

  • Deja tu comentario
Ricard Guillem Guillem. Coordinador territorial de CaixaBank Dualiza en Catalunya, Comunitat Valenciana, Murcia y Baleares

Ricard Guillem"Es necesario que los orientadores conozcan el itinerario formativo que representa la FP y la nueva modalidad de FP intensiva. El fin es contribuir a una mejora sustancial de la inserción laboral en nuestro país y pensar en la FP no solo como itinerario de finalización, sino también como vía de acceso al aprendizaje de competencias en un contexto real; de competencias tanto profesionales como instrumentales, transversales y de gestión de la carrera, tan importantes para el futuro profesional".
 
Ricard Guillem, Coordinador territorial de CaixaBank Dualiza
en Catalunya, Comunitat Valenciana, Murcia y Baleares
 

1. Situación de contexto

La Formación Profesional lleva años tomando impulso en un entorno económico cada vez más incierto, ágil y volátil.
 
Los jóvenes en nuestro país se sienten cada vez más atraídos por las especialidades que el itinerario de la Formación Profesional ofrece. Al mismo tiempo, las empresas van descubriendo la enorme potencialidad de estos en la formación del talento. La cualificación que facilita la Formación Profesional es necesaria para afrontar no sólo el presente sino también el futuro hacia el que evoluciona la sociedad, impulsado por la digitalización, la transición ecológica y la reindustrialización.
 
A pesar de este cambio de tendencia, el alumnado matriculado en FP en España se sitúa en torno al 29%[1], algo inferior a la media de los países de la OCDE (32%) y confirma que, en nuestro país, la FP sigue siendo una opción menos frecuente que la vía más académica de bachillerato y estudios universitarios
 
Según el informe Panorama de la educación. Indicadores de la OCDE 2021 del Ministerio de Educación y FP, en España solamente el 23,2% tiene como titulación máxima la segunda etapa de educación secundaria[2], mientras que la media de la OCDE alcanza el 42,5 % de la población, llegando al 46,0 % en la Unión Europea (UE).  Entre otras cosas, estos datos nos ponen sobre la pista del drama del abandono escolar de muchas personas jóvenes que no llegan a terminar los estudios básicos y que muy posiblemente van a tener dificultades para encontrar un trabajo.
 
Aun así, se estima que en 2025 la mitad de las ofertas de empleo estarán expresamente dirigidas a titulados en FP y que, en 2030, las empresas necesitarán alrededor de un 65% de profesionales con estudios vinculados a la FP, frente a un 35% que requerirán de profesionales con estudios de nivel alto, según el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (Cedefop, 2021)
 
Las cifras actuales sobre el número de estudiantes que optan por la FP nos llevan a pensar en una pronta escasez de personal cualificado con un nivel de formación intermedio, imprescindible para cubrir las necesidades del mercado de trabajo presente y futuro. Satisfacer este incremento en la demanda de trabajadores cualificados y especializados constituye el gran reto de la FP.
 
Es por eso por lo que empieza a darse un consenso generalizado en torno a la idea de potenciar la Formación Profesional en España, aumentando la relevancia de itinerarios profesionalizadores entre la población joven y también, la participación de los trabajadores en el aprendizaje a lo largo de la vida.
 
Urge dejar atrás esa imagen un tanto distorsionada de la FP como un itinerario de segunda y reconocerla y valorarla como una opción de calidad para cualquier persona, sea cual sea su situación, y válida para la construcción de un proyecto profesional y de vida y la gestión de la carrera profesional.
 

2. Formación Profesional intensiva. La nueva ley Orgánica de FP

Con la nueva Ley Orgánica, de 31 de marzo, de ordenación e integración de la Formación Profesional, BOE núm. 78, de 1 de abril de 2022 (Ley Orgánica 3/2022) se abre una gran oportunidad de contribuir a visibilizar y dignificar la Formación Profesional, reforzar e integrar los subsistemas de Formación Profesional, inicial y para el empleo, aumentando la cualificación de la población.  La FP representa futuro y empleabilidad para las personas y talento para las empresas.
 
Entre sus principales objetivos figura atajar las dramáticas tasas de paro juvenil (27,9%)[3]; acreditar la experiencia laboral de las personas activas que no tienen certificación alguna de la competencia profesional adquirida a lo largo de su vida laboral (el 46 % en España) y adecuar los niveles de cualificación de los trabajadores a las necesidades de los sectores productivos.
 
Disminuir el paro juvenil en España pasa por establecer un enfoque que conecte de algún modo el sistema educativo con el productivo, luchar contra el abandono escolar y reforzar la FP aumentando la participación de los jóvenes, realizando las reformas necesarias para ir hacia una hacia una economía más productiva, sostenible y digitalizada.
 

3. FP Dual en la nueva ley de FP

Según se recoge en esta nueva Ley, toda la Formación Profesional tendrá carácter dual a partir de ahora, lo que implica que la formación será compartida entre el centro educativo y la empresa, garantizando que cualquier persona (estudiante, trabajador en activo o desempleado) que cursa FP, tenga la posibilidad de complementar su periodo dentro de las aulas con las prácticas en la empresa.  
 
Esta formación de carácter dual podrá ser de dos tipos en función de la duración del periodo en la empresa, del porcentaje de resultados de aprendizaje asumidos por la compañía y la relación con ella:
 
  • Formación Profesional genérica: cuando la duración de la formación en la empresa sea de entre el 25% y el 35% de la duración total y el compromiso de la empresa de participar en hasta un 20% de los contenidos y resultados de aprendizaje del currículo. Supone un aumento aproximado del 5% respecto a la formación en centros de trabajo (FCT) tradicional, aumento de unas 100 horas de formación práctica. No existirá vinculación contractual con la empresa.
     
  • Formación Profesional intensiva: cuando las prácticas representen más del 35% de la duración total de la formación (que no tendrá límite máximo) y la empresa asuma el desarrollo de más del 30% del currículo. En este caso, las prácticas serán retribuidas, en proporción al tiempo de trabajo efectivo, a través de un contrato de formación[4] entre el estudiante y la empresa en los términos que establezca la legislación laboral.

    En esta modalidad, las empresas estarán obligadas por ley a firmar un contrato de formación, eliminando el sistema de becas. La Ley de FP contempla las figuras del tutor del centro y el tutor de empresa u organismo equiparado (art. 61), la personalización del programa formativo para cada estudiante, la formación específica para profesorado, la rotación de alumnado por diferentes empresas, el agrupamiento de PYMES y el tutor de empresa compartido, confiriendo un mayor protagonismo a las empresas.[5]
 
Esta propuesta de dual supone ahondar en el compromiso por parte de la empresa en el proceso de aprendizaje del estudiante, que se concreta, por un lado, en un mayor número de horas de formación presencial en la compañía, y por otro, en reforzar el rol de esta como entidad formadora. Se potencia la cooperación entre los centros educativos y el sector empresarial a favor de una formación más conectada con la realidad laboral.
 
La nueva Ley de FP también establece las bases para un nuevo modelo de orientación profesional en el marco de la Formación Profesional al servicio de la ciudadanía e integrado en los procesos de formación y acreditación de competencias. Un sistema de Orientación Profesional flexible y gratuito para personas, empresas e instituciones con el fin de asesorar sobre las ofertas de FP que se ajusten a los diferentes perfiles de los estudiantes y a las demandas de empleo.
 

4. La FP Dual intensiva como estrategia de aprendizaje

En España, actualmente, solo el 3,84% de los alumnos matriculados en Formación Profesional realiza su formación bajo la modalidad dual, según el Observatorio de la FP (CaixaBank Dualiza, 2022). Al mismo tiempo, son los que presentan una mejor inserción laboral, de más del 70%. Según un estudio de CaixaBank Dualiza y la Consejería de Educación de Castilla -La Mancha, un 80% de estudiantes de FP Dual en Castilla-La Mancha encontraron empleo al finalizar sus estudios.
 
A pesar del impacto tan positivo de la FP Dual sobre la inserción laboral de sus estudiantes, es conveniente no pensar en ella sólo en como un itinerario de finalización (inserción laboral a corto plazo), sino también como un paso más en un proceso de aprendizaje, formación y cualificación mucho más global, a lo largo de la vida. La FP Dual (especialmente la FP intensiva) debe considerarse como una estrategia de aprendizaje y desarrollo personal y profesional más que adecuada, ya que proporciona madurez profesional a través de la inmersión en experiencias laborales potenciando el aprendizaje. Además, contribuye a profundizar en el autoconocimiento y autoestima, y proporciona el desarrollo de competencias que favorecen el desarrollo y carrera profesional posterior.
 
Desde esta mirada la FP Dual intensiva, en el contexto del aprendizaje a lo largo de la vida y del proyecto profesional, puede suponer un primer y exitoso contacto con el mundo empresarial y la realidad de una profesión, primer escalón de una larga trayectoria. Constituye la estrategia más favorable para ayudar al desarrollo de la madurez personal y vocacional.
 

5. Orientación profesional para promocionar la FP y la FP intensiva

Uno de los momentos clave en la trayectoria educativa de cualquier persona tiene que ver con la toma de decisiones ante las transiciones desde la educación obligatoria o de estudios generales postobligatorios hacia la Formación Profesional o hacia itinerarios más académicos.  El sentido de esta decisión influirá enormemente en esa primera transición entre el mundo educativo y el mundo laboral. La transición será más fácil y corta cuando la persona esté más cualificada profesionalmente y haya tenido contactos con las empresas. Los itinerarios de la Formación Profesional facilitan estos procesos.

La orientación profesional, en concreto la académica y vocacional, no es solo una cuestión del orientador del centro, que seguramente tendrá muchas más funciones y una ratio difícil de atender. Es necesario abrir una mirada para que la FP también tenga su sitio en los procesos de información y orientación que se llevan a cabo en diferentes situaciones, actividades y espacios, no solo en los centros educativos.
 
Es preciso contar con el centro, las familias, las empresas y asociaciones empresariales, sindicatos, instituciones… que deberán coordinar sus actuaciones para potenciar la economía del territorio, el encaje entre oferta y demanda, etc.
 
La orientación profesional es fundamental en una etapa vital en la que los alumnos deben elegir la vía por la que pretenden ingresar en la vida adulta, especialmente, en el mundo laboral. Es necesario apoyar a las personas desde jóvenes en el diseño de su proyecto profesional y de vida, para que adquieran las competencias necesarias para identificar, elegir y reconducir alternativas formativas y profesionales acordes al mercado laboral y a sus intereses y potencial.
 
Con el apoyo de orientadores, tutores, profesorado, familias y empresas, los alumnos y las alumnas pueden explorar sus intereses y capacidades. Partiendo de este autoconocimiento, investigar la riqueza de la formación profesional, las familias profesionales, títulos y certificados. Con la valoración de la información sobre el mercado del trabajo, de las condiciones laborales de las diferentes profesiones y ocupaciones, que puede condicionar el proyecto profesional y de vida.
 
Esta conciencia contribuirá a garantizar una mayor fiabilidad en la toma de decisiones y supondrá madurez y enriquecimiento profesional para el proyecto profesional, y preparación para una vida personal, familiar y social, para su proyecto de vida.
 
En este contexto es importante que los prescriptores de la Formación Profesional sean conscientes de las ventajas de los distintos itinerarios y también de las diferentes modalidades.

 

6. Guía 'Conoce la FP Dual. Una mirada desde la orientación', de CaixaBank Dualiza y Fundación Bertelsmann

A menudo los orientadores y el resto de la comunidad educativa presentan un conocimiento ciertamente limitado sobre la FP y especialmente sobre la FP Dual. Como respuesta, CaixaBank Dualiza y Fundación Bertelsmann han desarrollado una guía para dar a conocer a este colectivo las características de la modalidad dual y tomen en consideración esta vía formativa en el asesoramiento a los alumnos sobre las vías formativas que pueden seguir en la educación postobligatoria (Carrasco, y otros, 2022).
 
La guía Conoce la FP Dual. Una mirada desde la orientación permite a los orientadores y a la comunidad educativa entender la FP Dual como una forma distinta de aprender, en la que conocimientos y competencias se desarrollan en entornos productivos reales. La publicación cuenta con recomendaciones prácticas sobre los diferentes roles que los orientadores y los profesionales de la educación pueden jugar para dar a conocer esta formación entre sus estudiantes y explicar en detalle la conexión entre la FP Dual con elementos de carácter psicopedagógico vinculados al aprendizaje del alumnado. Asimismo, la guía plantea las principales ventajas de la FP Dual, para que los profesionales de la orientación cuenten con los argumentos clave para poder exponer el modelo entre los estudiantes y sus familias.
 
Como indica el profesor Màrius Martínez (Carrasco, y otros, 2022), la FP Dual constituye una oportunidad de valor que es todavía poco conocida: "Para abordar la orientación profesional del alumnado de la Educación Secundaria (ESO y bachillerato), resulta imprescindible considerar todas las opciones posibles que se presentan tras la graduación con el fin de incrementar las posibilidades de éxito. La dual es, en este sentido, un itinerario de valor que debe ser considerado".

Debemos pensar que la FP Dual es para:
 
  • Todo tipo de estudiantes, buenos o malos, para chicas o chicos.
  • Estudiantes que requieran otras maneras de aprender, basadas más en el hacer.
  • Estudiantes, que lleven mal el orden y la disciplina en el aula, pude ser que la responsabilidad y compromiso asumido con las empresas contribuya a su madurez.
  • Estudiantes que necesitan chequear si la profesión elegida es la que realmente les gusta.
  • Estudiantes que quieran entrenar (reforzar) las distintas competencias (profesionales, transversales, de gestión de la carrera-proyecto profesional).
 

7. Referencias

  • CaixaBank Dualiza. (2022). Observatorio de la Formación Profesional. Obtenido de https://www.observatoriofp.com.
  • Carrasco, A., Escamilla, A., Ruano, C., García, C., Juárez, J. J., Pacheco, M., & Martínez, M. (2022). Conoce la FP Dual : una mirada desde la orientación. Barcelona: Fundación Bertelsmann.
  • CEDEFOP. (2021). The green employment and skills transformation. Insights from a European Green Deal skills forecast scenario. Luxembourg.
  • Gamboa, J. M.-D. (2021). Observatorio de la Formación Profesional en España: Informe 2021-La FP como clave de Competitividad y Sostenibilidad. CaixaBank Dualiza.
  • Homs, O. (2020). El futur profesional dels joves. Barcelona: Tantàfora.
  • Homs, O. (2022). Cambios en los perfiles profesionales y necesidades de Formación Profesional en España. Perspectiva 2030. Madrid: CaixaBank Dualiza.
  • Ley Orgánica 3/2022. (s.f.). Ley Orgánica 3/2022, de 31 de marzo, de ordenación e integración de la Formación Profesional. BOE núm. 78, de 1 de abril 2022.
  • OCDE. (2019). Panorama de la educación. Indicadores de la OCDE. Informe español. Madrid: Ministerio de Educación y Formación Profesional.
  •  

[1] Fuente: Estadística del Alumnado de Formación Profesional. Curso 2020-2021, publicada por el Ministerio de Educación y FP.
[2] En España, la segunda etapa de educación secundaria comprende 4.º de ESO, Bachillerato, Formación Profesional Básica y los Ciclos Formativos de Grado Medio o equivalentes.
[3] En junio, la tasa de paro juvenil (menores de 25 años) de España fue del 27,9%, la segunda más alta de la Unión Europea, por detrás del 29,5% de Grecia y por delante del 23,1% de Italia, según datos de Eurostat. Esta cifra dobla la tasa de paro de la zona euro y del conjunto de la UE, que en junio fue del 13,6% en ambas, frente al 13,3% del mes anterior en la UE y del 13,2% en la zona euro.
[4] Se contempla un plazo hasta el 31 de diciembre de 2028 para llevar a cabo la transición del actual sistema de becas al contrato de formación.
[5] La nueva Ley de FP se beneficiará de la reforma laboral, con la nueva propuesta de los Contratos de Formación para formación dual intensiva, aportando mayor flexibilidad. Los contratos de formación podrán concertarse con personas de cualquier edad, salvo en el caso del Catálogo de Cualificaciones Profesionales niveles 1 y 2, con un límite de hasta 30 años y  la duración estará limitada a un periodo de tres meses cómo mínimo y a un máximo de dos años.
Deja tu comentario