"La transición verde traerá beneficios para el empleo en casi todos los sectores"

Entrevista

  • 21/07/2022
  • Tiempo de lectura 15 mins

  • Valora

  • Deja tu comentario
Stelina Chatzichristou y Cynthia M. Harrison. Analista del Departamento de Formación Profesional y competencias, y coordinadora de CareersNet en el Cedefop, respectivamente.
Stelina Chatzichristou es una experta del Departamento de Formación Profesional y competencias (Department for Vocational and Skills, en inglés) en el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (Cedefop). Dirige la investigación del Cedefop sobre empleos, habilidades y FP para la transición verde y el desarrollo de capacidades sectoriales. Stelina coordina el equipo de inteligencia y tendencias de habilidades y contribuye a la investigación del Cedefop para anticipar competencias y gestionarlas. Antes de incorporarse al Cedefop, Stelina trabajó durante casi una década en el sector privado como investigadora y analista de políticas. En ese puesto, ha seguido trabajando y gestionando proyectos de análisis comparativo a nivel nacional y europeo sobre la FP, habilidades y emprendimiento.

Cynthia M. Harrison gestiona el proyecto de orientación permanente en el Cedefop como parte de un equipo de expertos en el área de política de apoyo a la FP, que comprende orientación académica y profesional, validación de aprendizaje informal y no formal, y financiación de la FP y el aprendizaje de adultos en el Departamento de Formación Profesional y competencias del Cedefop. Es la coordinadora de CareersNet, la red del Cedefop de expertos independientes en orientación permanente y desarrollo laboral. Anteriormente, Cynthia trabajó en proyectos sobre políticas educativas, inclusión social, competencia cívica, aspiraciones laborales y liderazgo en los centros educativos. Trabajó como becada en el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea y en su investigación doctoral en la Stockholm University. También fue educadora de adultos en Japón durante varios años. Tiene el título de Sociología y Educación Internacional y Comparativa.
 
¿Qué cambios va a producir la transición verde en el mercado laboral? ¿Habrá más oportunidades de trabajo? En caso afirmativo, ¿en qué sectores?

La transición verde no es únicamente un cambio, sino una transformación de base que afecta a todos los aspectos de nuestras economías y sociedades. Además, el hecho de que las economías y sociedades se vuelvan más verdes no es algo que se acaba, o se finaliza, sino que es un proceso continuo hacia un nuevo punto de equilibrio. Por lo tanto, la transición verde no se trata solamente de los llamados trabajos "verdes" en los que solemos pensar al hablar de sostenibilidad (por ejemplo, instaladores de paneles solares, ingenieros de los molinos de energía eólica, técnicos de vehículos eléctricos). Habrá cambios en las competencias que serán necesarias en todos los sectores y trabajos, desde muy especializados hasta los más básicos. Sin embargo, la intensidad del ritmo de cambio no será la misma para todos.
 
La previsión de competencias del Cedefop, que realizamos para comprender las tendencias futuras en el mercado laboral, muestra que la transición verde traerá beneficios para el empleo en casi todos los sectores, tal y como lo expresa la implementación del Pacto Verde Europeo (EGD, siglas en inglés de European Green Deal). El escenario de capacidades "verdes" que prevemos[1] muestra que se espera que haya más trabajo para 2030 en la UE con la implementación del EGD que sin él. Esto podría significar un aumento de alrededor de 2,5 millones de empleos en la UE.
 
Según el supuesto escenario "verde" del Cedefop, los sectores que se espera que obtengan los mayores beneficios a nivel de empleo son: gestión de residuos (mediante un aumento de las actividades de reciclaje) y suministro de agua; suministro de electricidad (mediante un aumento de la demanda de energías renovables); fabricación de aparatos/dispositivos eléctricos (por ejemplo para el sector de generación de electricidad renovable, o dispositivos de menor consumo); y la construcción (renovación, y modernización de edificios).
 
También se esperan beneficios indirectos para el empleo, sobre todo en lo que se refiere a sectores basados en servicios que se favorecerán por las cadenas de suministro. Sectores como actividades de información y comunicación, inmobiliarias, profesionales, científicas y técnicas, y los sectores de actividades de servicio administrativo y de asistencia probablemente obtengan más empleos como resultado.
 
En cuanto a los trabajos, hay que tener en cuenta que:
 
  • Los trabajos clave (por ejemplo, mecánicos de vehículos eléctricos en la fabricación de coches), que representan una parte considerable del empleo, tendrán que ajustarse a nuevas necesidades de competencias. Esto deberá reflejarse en oportunidades de Formación Profesional para estos trabajadores.
     
  • Nichos de profesiones que pueden ser pequeños en cuanto a la parte del empleo que representan, pero que son indispensables para conseguir realmente la transición verde. Podrían ser, por ejemplo, empleos en I+D, investigadores de energías renovables/hidrógeno y otros científicos. En el Cedefop, a veces las llamamos "profesiones tiroideas". La falta de personal en estas profesiones (tanto en número de personas como en competencias) dificultaría el desarrollo tecnológico y otros pasos importantes para lograr los objetivos de EGD.

En la mayor parte de las profesiones que tienen un papel clave en la transición verde, el diseño, desarrollo y uso de la tecnología, así como tener competencias digitales avanzadas, es crucial. Esto muestra claramente el vínculo entre la transformación digital y la transición verde. Tener capacidades para el "pensamiento aislado" tiene que sustituirse por tener una visión más global de las capacidades para las que los trabajadores tienen que formarse, teniendo en cuenta todas las mega tendencias.
 
¿A qué desafíos se enfrentan los sistemas de educación y de orientación académica y profesional en la transición verde?
 
Europa está yendo a toda máquina hacia un montón de cambios importantes que se han estado construyendo a lo largo de muchos años, algunos de los cuales han sido impulsados por políticas públicas, desarrollo tecnológico y cambio medioambiental, y que están muy ligados a la sostenibilidad. La transición verde es un cambio deseado para muchas personas preocupadas por el futuro de nuestras sociedades y recursos naturales limitados. Crisis como pandemias, el brutal conflicto en Ucrania, la necesidad de encontrar nuevos recursos, nos recuerdan lo impredecible que puede ser la vida. Vemos ahora que estar mejor preparados para las crisis, ser resistentes, conscientes, y capaces de mantener nuestras sociedades aliadas, es crítico.
 
Hemos estado hablando de estos desafíos con nuestros expertos de CareersNet en políticas de desarrollo profesional, que mencionan la visibilidad cada vez mayor que deben tener las políticas de orientación laboral informada y llevada a cabo por expertos. Estas deben tener cabida y abordar constantemente la conexión entre individuos, educación y formación, y el mundo del trabajo. Se necesitan sistemas de orientación y apoyo más coherentes que lleguen y beneficien a más usuarios, de manera equitativa.
 
No vamos a gestionar estas transiciones tan fundamentales correctamente a largo plazo sin una mano de obra mejor preparada, educación laboral más inteligente y temprana, o si no tenemos sistemas y servicios que estén coordinados, y sean inclusivos, efectivos, profesionalizados y adecuados en materia digital. Simplemente activar transiciones no es algo nuevo para la orientación académica y profesional, como tampoco lo es fomentar la eficacia de uno mismo cuando te enfrentas a cambios profesionales, pero en nuestra opinión las redes de contactos multisectoriales a nivel de sistema son esenciales, así como el uso creativo de unos recursos escasos, herramientas como portafolios digitales, colaboraciones cercanas con usuarios y con nuevos aliados en sectores que se están transformando en verde. Vivimos tiempos exigentes, pero también hay esperanza; si aunamos nuestros recursos podemos aspirar a un futuro sostenible.
 
Respecto a la educación y la Formación Profesional hay dos vías paralelas a seguir[2]: una se refiere a apoyar la transición verde a corto plazo. La segunda apoya objetivos a largo plazo. El enfoque a corto plazo aborda respuestas rápidas y eficientes que minimizarían los efectos negativos para los trabajadores en sectores o regiones "marrones" y aumentarían las habilidades de aquellos que ya pueden experimentar cambios en sus competencias. Al mismo tiempo, también debemos evitar los desajustes de habilidades para los trabajadores en sectores en auge. Así que la Formación Profesional y la educación tienen que hacer un sprint. El enfoque sprint puede acompañar el cambio. Será necesario mejorar las competencias (upskilling) y adaptarlas (reskilling) a corto plazo  para minimizar los desajustes de habilidades debido a los cambios en las competencias requeridas causados por la transición verde.
 
Así pues, la FP puede aliviar los "cuellos de botella" a la hora de contratar y atraer talento; pero puede tener un papel más amplio. Una formación profesional continua (CVET por sus siglas en inglés) puede también minimizar algunos de los costes sociales que se han tenido que pagar en tiempos de profundos cambios: los grupos vulnerables, como los desempleados y las personas inactivas, las personas poco cualificadas, los inmigrantes, los "ninis" y personas que han abandonado sus estudios prematuramente pueden utilizar la FP para volver a acceder al mercado laboral. Y, en particular, para algunos conjuntos de habilidades, es el enfoque de aprendizaje práctico lo que marca la diferencia, por ejemplo, porque ayuda a integrar las habilidades digitales con las de la transición verde.
 
La implementación del Pacto Verde Europeo, que guía la transición verde de la UE, es también un viaje a largo plazo. La transición verde no es un objetivo estático, sino un nuevo punto de equilibro en el que una economía y una sociedad más verdes seguirán siendo la norma. Para apoyar este objetivo, la FP necesita correr un maratón. Esto puede significar la identificación temprana de desajustes de habilidades que podrían dificultar el alcance y mantenimiento de un punto de equilibrio verde, por ejemplo, apoyando la capacitación y el desarrollo profesional oportuno de profesionales altamente especializados, decisivos para proporcionar evidencias para diseñar la transición ("ocupaciones tiroideas") y abordar los desequilibrios de género en la composición de la mano de obra.

Habrá una necesidad continua de estar atento y abordar el problema de los desajustes de habilidades, pero este enfoque de "maratón" o largo plazo, puede llevar el papel de la FP un paso más allá: trabajando sobre información estratégica sobre las habilidades, la FP puede impulsar el cambio y la innovación necesarios para replantearnos nuestro mundo en términos de circularidad y sostenibilidad; y puede explorar sinergias más profundas entre habilidades para la doble transición (verde y digital).

¿Cómo pueden las personas enfrentarse a los desafíos y aprovechar las oportunidades que la transición verde va a producir?
 
Las mega tendencias económicas y sociales, como la transición verde y la digitalización, suponen una curva de aprendizaje muy marcada para ciertos trabajadores y grupos de estudiantes. Adquirir competencias y entender mejor el por qué y cómo necesitamos hacer nuestra forma de vida más sostenible es necesario y beneficioso. Estudiantes más jóvenes pueden considerar oportunidades de empleo en trabajos "verdes", si se adaptan a su crecimiento personal y aspiraciones profesionales. Apoyar una manera más circular de diseñar, producir y consumir puede ser también una opción laboral satisfactoria para ciertas personas: por ejemplo, conseguir una oportunidad laboral que pueda potenciar que su propia ciudad/municipio se vuelva más "inteligente" y más "verde"[3].
 
Los trabajadores en ocupaciones, sectores, Estados miembros o regiones que se espera que enfrenten efectos negativos debido a la transición deberán recibir apoyo con oportunidades de formación y orientación académica y profesional personalizadas para que puedan afrontar los cambios.
 
También depende en parte de la edad de cada uno y del mercado laboral en el que se encuentre, el sector y la ocupación, en lo que se refiere a proximidad al punto donde los cambios serán más acusados, y de las situaciones o ámbitos. La manera en la que una joven estudiante va a gestionar los desafíos y cambios en el mundo laboral que está empezando a experimentar mediante la exploración de su carrera profesional y cursos sobre educación en la carrera profesional, será enormemente diferente de la de un joven adulto estudiante o trabajador, o un adulto más maduro todavía en el mercado laboral o en educación y formación.
 
Mantenerse ligado a los sistemas de educación y formación mediante el aprendizaje permanente, al tiempo que iniciativas de políticas más verdes empiezan a penetrar estos entornos, con agentes y aliados activos, es una opción plausible. Visitar un servicio de orientación académica y profesional en el que se confíe, o una plataforma de autoayuda, es una manera de comprender de primera mano los desafíos, buscar consejo o asesoramiento para cuestiones más complejas. Para adultos que buscan un cambio en su carrera profesional o se enfrentan a una transición repentina, los servicios de orientación pueden recurrir a su experiencia para gestionar estas transiciones hacia una economía más verde.
 
¿Qué son las competencias verdes? ¿Cuáles son y por qué el Cedefop considera importante adquirirlas? ¿Su importancia, va a ser duradera o podría desaparecer en poco tiempo?

No existe una lista completa de "competencias verdes" como tales. En el Cedefop, nos referimos a ellas como competencias para la transición verde y son las primeras de todas aquellas habilidades profesionales que están directamente relacionadas con temas verdes (por ejemplo, instalar un panel solar en el tejado de los edificios). Pero también son relevantes las competencias transversales o blandas (soft skills, en inglés), que son importantes en todos los trabajos y sectores, como por ejemplo ser consciente de maneras para reducir o evitar el derroche.
 
Por esta razón la política en educación, formación y competencias debe abordar un doble desafío: proporcionar a ciertas personas habilidades específicas para que puedan ser parte de la revolución verde y preparar a un grupo de personas mucho más amplio con las competencias relacionadas con la sostenibilidad y las actitudes necesarias en nuestras sociedades.
 
Se espera que los desarrollos tecnológicos y cambios posteriores en los modelos de producción y negocio evolucionen. Dado que la transición verde no es un objetivo estático, se puede esperar que los conjuntos de competencias, especialmente para empleos concretos, sigan cambiando. Los sistemas de educación y formación profesional deben permanecer atentos a estos cambios, para actualizar los planes de estudios e identificar las vías de formación más adecuadas de manera oportuna. Al igual que con todos los tipos de habilidades, un enfoque holístico de la gobernanza de las habilidades es crucial para lograrlo de manera fluida, basado en asociaciones de partes interesadas y alimentado por información estratégica y de calidad sobre las habilidades requeridas.
 
¿Cómo pueden los profesionales de la orientación académica y profesional ayudar a las personas a adquirir estas competencias verdes?
 
Como hemos dicho antes, apoyar solamente transiciones no es una novedad para la orientación académica y profesional, así que los orientadores de alguna manera seguirán haciendo lo mismo sistemáticamente, y tal vez con clientela más diversa. Nosotros promovemos más formación continua, caminos para una formación mejorada. Hemos publicado una serie de artículos sobre el tema de la profesionalidad en la orientación académica y profesional, redactado tras el comienzo de la pandemia (Cedefop, et. al, Digital transitions in lifelong guidance: rethinking career practitioner professionalism, 2021).
 
Una formación inicial de calidad y en el puesto de trabajo a los profesionales de la orientación puede a ayudar al alumnado a adquirir competencias necesarias para la doble transición (verde y digital) y posibilitar que más usuarios de servicios de orientación abran más puertas y aprendan nuevas habilidades para una sociedad más sostenible. Si los países invierten más en sistemas y servicios de orientación (ver Cedefop, et al., Investing in Career Guidance, 2021), los especialistas en carreras profesionales, responsables de servicios, formadores y otros profesionales tendrán la posibilidad de acceder a una formación profesional continua, lo que les permitirá estar actualizados en cuanto a investigación, métodos de intervención y teorías sobre carreras profesionales, así como en la interpretación de información sobre el mercado de trabajo y la información estratégica sobre las capacidades. Los investigadores en temas de orientación proporcionan la evidencia que aparece en estudios y siguen el desarrollo actual del mercado de trabajo, incluyendo la sostenibilidad.
 
Estudios sobre la eficacia de la orientación deberían usarse y sus evidencias deberían utilizarse para la mejora del servicio (ver Cedefop, et al., Towards European standards for monitoring and evaluation of lifelong guidance systems and services (Vol. I), 2022). El cúmulo de trabajo producido debería llegar a los especialistas que están de cara al cliente, expertos en el diseño de plataformas para la carrera profesional o que evalúan servicios. La prestación de servicios de orientación funciona en un contexto en el que hay mucho en juego para un futuro sostenible. Los usuarios potenciales de estos servicios se dividen entre aquellos que están más informados y que pueden seguir el ritmo a los avances tecnológicos, y aquellos que se enfrentan a barreras complejas, o que están desmotivados, o tienen trabajos que están desapareciendo o transformándose, o que pueden estar sintiéndose excluidos en la transición verde o tener dudas de que puedan ser capaces de aprender nuevas habilidades. Los profesionales de la orientación deberán evaluar, ajustarse según las necesidades del cliente, escribir recomendaciones, y con suerte se convertirán en expertos en encontrar el equilibrio perfecto entre métodos y recursos.
 
¿Cuáles van a ser las 5 profesiones verdes con más futuro, en lo que concierne a más oportunidades laborales e ingresos?

No es posible proporcionar datos comparativos para empleos específicos basándonos en datos del Cedefop. Sin embargo, hay tres grupos de actividades para los cuales se espera una mayor demanda. Estos empleos es probable que impulsen la transición verde. Y son: empleos verdes, ligados a sectores y actividades liderando la transición verde (como las energías renovables, gestión de residuos, diseños para aumentar la duración de productos, actividades y modelos de negocio que apoyan una economía más circular, etc.); las llamadas "profesiones tiroideas", que pueden ser poca cosa en el cómputo total del empleo, pero son clave para lograr la transición (como investigadores e ingenieros, pero también otros profesionales que trabajan en energías renovables, vehículos eléctricos, materiales de construcción sostenibles, etc.) y profesiones digitales que apoyan la transición verde.
 
¿Qué herramientas y recursos tiene el Cedefop para que las personas que trabajan en educación y orientación académica y profesional puedan entender mejor cómo va a evolucionar el mercado con la transición verde y así orientar mejor a las personas en este aspecto?
 
El Cedefop ofrece a los interesados información estratégica de calidad sobre las competencias  en Estados Miembros, las ocupaciones, y los sectores, combinando cuidadosamente datos cualitativos con información cuantitativa. Las previsiones sobre competencias del Cedefop ayuda a tomar decisiones informadas proporcionando proyecciones cuantitativas de tendencias laborales futuras por Estado Miembro, sector y grupo profesional.

Se puede observar información detallada sobre los trabajos y competencias que los empleadores demandan por medio de Skills Ovate, una herramienta que se basa en el análisis de ofertas de empleo online. Para comprender mejor las implicaciones de la transición verde sobre capacidades, empleos y VET el Green Observatory del Cedefop  reúne todo el trabajo relevante para el Cedefop, que actualmente va desde los resultados sobre previsiones de competencias "verdes" hasta el análisis del papel que ocupa la formación. Para comprender los cambios específicos a nivel sectorial, el Cedefop está llevando a cabo ejercicios de previsión de capacidades en cuatro sectores (ciudades inteligentes y verdes, gestión de residuos, industria agroalimentaria y economía circular). Los resultados del primer sector ya están disponibles.
 
En general, tal y como recalca la obra del Cedefop sobre gestión de capacidades y previsión de competencias, no puede haber un enfoque al sistema de competencias que funcione y sea sostenible sin plataformas/alianzas entre muchas áreas de políticas y entre todas las partes interesadas, incluyendo alianzas sociales. Un enfoque a largo plazo del papel de la FP para la transición verde puede facilitar el desarrollo y/o la mejora de dichas partes impulsado por una información estratégica de calidad sobre las habildiades. El Cedefop ha desarrollado guías[4] para las partes interesadas sobre las diferentes herramientas y métodos clave para anticipar las competencias, como predicción de habilidades, previsión de estas, estudios de postgrado, uso de inteligencia artificial y Big data. 
   

[1] Cedefop (2021). The green employment and skills transformation: insights from a European Green Deal skills forecast scenario. Luxembourg: Publications Office of the European Union. 
[2] Cedefop (2022). Serie de notas cortas. An ally in the green transition
[3] Cedefop ha dirigido un ejercicio de previsión de actividades sobre el impacto del Pacto Verde Europeo en empleos y capacidades en ciudades inteligentes y verdes. Los resultados se publicarán pronto en el Green Observatory de Cedefop.
Deja tu comentario