Las habilidades de los trabajadores en una economía de plataforma

Noticia

El Cedefop advierte de las diferentes competencias desarrolladas por los trabajadores autónomos en línea y los microtrabajadores en un nuevo estudio sobre el crowdwork

  • 22/07/2021

  • Valora

  • Deja tu comentario
Redacción de Educaweb
La digitalización, la necesidad de flexibilidad y el deseo de superar las limitaciones de tiempo e ingresos están impulsando nuevas formas de trabajo a través de plataformas en línea como el trabajo autónomo online y el microtrabajo. Es por ello que el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional ha elaborado el estudio Skill development in the platform economy. Comparing microwork and online freelancing, donde analiza cómo se aprende y se desarrollan las competencias en estas nuevas modalidades de empleo.
 
Como explica el estudio del Cedefop, el trabajo autónomo en línea suele centrarse en proyectos y actividades complejas y que requieren una alta cualificación como, por ejemplo, diseño gráfico, de software y arquitectónico, análisis de datos, servicios de asesoramiento jurídico, etc. Por el contrario, en el microtrabajo los proyectos se dividen en pequeñas unidades de trabajo que se realizan a cambio de una remuneración y suelen ser subcontratados por los clientes a las plataformas en línea o crowdwork.
 

Menor desarrollo de habilidades en el microtrabajo que en el trabajo autónomo en línea

 
A la hora de analizar las habilidades adquiridas por autónomos online y microtrabajadores, el estudio del Cedefop revela que estos desarrollan sus habilidades antes de participar en plataformas en línea o crowdwork, con excepciones relacionadas con el acceso y uso de las plataformas.
 
Así, cuando se les preguntó a los microtrabajadores por las competencias aprendidas en los últimos tres meses, la respuesta más frecuente fue que habían desarrollado "habilidades para conseguir trabajo en plataformas" (61,1%), "habilidades para ser un trabajador en línea" (60,1%) y "capacidad de análisis" (58,4%).
 
Los autores del Skill development in the platform economy consideran que esto se debe a que se necesita un tiempo para "entender cuál es la mejor manera de acceder a una cantidad suficiente de trabajo adecuado, y para identificar tareas bien remuneradas y clientes de confianza, con el fin de maximizar los ingresos". También ocurre que las tareas que suelen realizar los microtrabajadores "no requieren un conjunto especial de habilidades".
 
Todo ello podría explicar las diferencias existentes entre microtrabajadores y trabajadores autónomos en línea cuando se les pregunta por otras cuestiones. Por ejemplo, el 73,2% de los autónomos que trabajan online aseguran que "piensan profundamente en su trabajo", frente al 49,7% de los microtrabajadores.
 
Asimismo, los autónomos en línea piensan con más frecuencia en cómo lo aprendido influye en su trabajo (60,2%), más de 24 puntos porcentuales que las personas que realizan microtrabajo.
 
Al mismo tiempo, un 76,3% de los autónomos en línea sostiene que piensa con frecuencia en cómo su aprendizaje le puede resultar útil en futuros trabajos, en comparación con el 48,3% de los microtrabajadores.
 
Finalmente, el 94,9% de los autónomos asegura que trata de entender los problemas "a fondo", en comparación con el 77,3% en el caso de los microtrabajadores. Y el 82,8% de los primeros aplica con frecuencia las lecciones aprendidas, frente al 51,4% de los segundos.
 

La importancia de fomentar flujos de trabajo que permitan el desarrollo de nuevas habilidades

 
Las diferencias entre los dos tipos de empleados podrían explicarse porque las tareas de microtrabajo suelen ser repetitivas y monótonas, frente a las más complejas y creativas del trabajo autónomo en línea. Sin embargo, el Cedefop considera que no tiene por qué ser así si se implantan nuevos flujos de trabajo y métodos de descomposición de tareas que optimicen el desarrollo de habilidades de los microtrabajadores.
 
Esto beneficiaría tanto al trabajador como a la empresa, ya que "se ha demostrado que el trabajo creativo y complejo mejora el compromiso de los trabajadores y es mentalmente estimulante".
 
Por ello, el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional sugiere a los responsables políticos que incentiven a las plataformas para que optimicen la capacitación de los trabajadores, de tal manera que estos estén cada vez más preparados para asumir nuevas tareas.
 
Entre las habilidades que podrían desarrollarse a través del microtrabajo, el informe menciona creatividad, curiosidad e imaginación, pensamiento crítico y resolución de problemas, habilidades de comunicación oral y escrita, análisis de la información, agilidad, adaptabilidad y capacidad de conocimientos con rapidez, capacidad de colaboración, habilidades de comunicación, toma de iniciativa, habilidades de liderazgo y gestión de personas.
 
Entre todas, la publicación presta una atención especial a la comunicación realizada entre los diferentes tipos de empleados, ya que las habilidades de comunicación son las menos desarrolladas por los microtrabajadores (26,2%, frente al 74,1% de los autónomos online). Este hecho puede ser "resultado de la naturaleza autónoma y fragmentada del microtrabajo, y las escasas oportunidades de comunicación en las plataformas que vinculan a los solicitantes de tareas con los trabajadores", apuntan los autores.
 
También ocurre que los microtrabajadores apenas recurren a otros empleados como ellos cuando tienen dificultades (21%), a diferencia de los autónomos (39,9%), lo cual revela que no cuentan con redes de pares si necesitan aprender nuevas habilidades.
 

Las habilidades para la autorregulación del aprendizaje, claves para lograr una economía de plataforma sostenible

 
Por todo lo expuesto anteriormente, el estudio del Cedefop considera fundamental fomentar las habilidades de autorregulación del aprendizaje (self-regulatory learning), esto es, adquirir un nivel básico de competencias que permitan planificar, poner en práctica y evaluar el aprendizaje, así como participar en el desarrollo de habilidades.
 
Este aprendizaje permitiría a los microtrabajadores encontrar tareas más estimulantes y mejor remuneradas, así como comprender las "complejas y a veces opacas interfaces" de las plataformas, los flujos de trabajo y las reglas, de tal manera que les resulte más fácil identificar a los clientes de confianza y en general, a tener éxito en el trabajo de plataforma.
 
Es por ello que los autores del informe realizan un llamamiento a las instituciones educativas, incluidos los centros de formación profesional, para ayudar a las personas a desarrollar esas habilidades de autorregulación del aprendizaje.
 
El estudio también realiza recomendaciones a los responsables públicos, como elaborar políticas públicas que fomenten relaciones sanas y justas entre todos los implicados, de cara a "promover el microtrabajo como una oportunidad para encontrar más trabajo o complementar los ingresos".  De este modo, concluye, podría hacerse frente en parte a las consecuencias económicas derivadas de la pandemia del COVID-19, sobre todo entre grupos de población marginados como jubilados, personas mayores, con discapacidad o migrantes.
 
 
 

¿Sabías que…?

 
  • Aproximadamente 1 de cada 10 trabajadores de la Unión Europea trabaja en plataformas en línea, aunque son menos los que dependen de este trabajo de forma regular.
 
  • El 20,2% de los autónomos en línea encuestados obtiene sus ingresos primarios de las plataformas en línea, frente al 8,9% de los microtrabajadores.
 
  • Aproximadamente el 40% de ambos tipos de empleados considera que el microtrabajo puede ser una fuente viable de ingresos secundarios.
 


Ficha técnica

Skill development in the platform economy. Comparing microwork and online freelancing combina información obtenida de unos 1.000 microtrabajadores de cinco países de la Unión Europea, incluido España, extraída de la plataforma Mechanical Turk de Amazon, con la muestra original de CrowdLearn de trabajadores autónomos en línea encuestados de tres importantes plataformas laborales en línea (Fiverr, Upwork, PeoplePerHour). El informe presenta las conclusiones de una segunda encuesta de CrowdLearn, que se llevó a cabo durante la primera ola del coronavirus en la primavera de 2020. El primer estudio fue desarrollado por el Cedefop entre 2017 y 2020.  
 
Deja tu comentario
Subscripción a publicaciones
podrás recibir información de las publicaciones de Educaweb te ofrece