Más de 150 personas reclaman más recursos para investigar en educación y políticas públicas basadas en evidencias científicas

Noticia

Los firmantes del manifiesto Apostamos por la investigación para mejorar la educación del país recomiendan poner en marcha 16 medidas clave antes de 2024 y muestran ejemplos de prácticas políticas basadas en la investigación

  • 08/07/2021

  • Valora

  • Deja tu comentario
Redacción de Educaweb
Actualización: 30/07/2021
 

Aprovechar la investigación en educación para diseñar políticas educativas que propicien una educación equitativa y de calidad. Esto es, a grandes rasgos, lo que pretenden lograr los más de 150 firmantes del manifiesto Apostamos por la investigación para mejorar la educación del país presentado recientemente en Barcelona.

La iniciativa, liderada por la Fundació Jaume Bofill, se desglosa en cuatro objetivos principales: asegurar una investigación educativa que aporte conocimiento valioso y útil para afrontar los retos educativos; garantizar que el conocimiento generado es transferido y conocido por los actores clave; evaluar sistemáticamente y con rigor las políticas educativas; y garantizar que las evidencias se tienen en cuenta en el proceso de formulación, diseño y revisión de las políticas educativas de manera sistemática.

Para conseguirlo, reclaman al Gobierno y al Parlamento de Catalunya más recursos dirigidos al conocimiento del ámbito educativo, de tal manera que el gasto anual de la Generalitat y las universidades públicas catalanas dirigida a Investigación y Desarrollo en educación pase del 0,27% actual al 1% del presupuesto del Departamento de Educación. Al mismo tiempo, reclaman que se impulse un Plan para unas Políticas Educativas Fundamentadas 2021-2024, con 16 medidas clave.
 

16 medidas clave para diseñar políticas públicas basadas en investigación

 
El manifiesto Apostamos por la investigación para mejorar la educación del país incluye 16 propuestas que los firmantes consideran fundamentales para diseñar políticas educativas fundamentadas. Son las siguientes:

 
1. Desarrollar líneas de financiación estables para investigaciones que faciliten políticas públicas en el marco de un debate internacional sobre educación. 

2. Modificar los criterios de la Agencia de Calidad Universitaria para evaluar la investigación, de tal manera que se incentive aquella que se desarrolle en colaboración con responsables políticos y centros educativos, y genere un impacto positivo. 
 
3. Incrementar la financiación de los grupos de investigación en educación, de cara mejorar las condiciones de trabajo y la estabilidad del personal investigador. 
 
4. Crear una comisión consultiva formada por investigadores e investigadoras en educación que cubra las necesidades de conocimiento para establecer las prioridades políticas. 
 
5. Impulsar un plan para la extensión de los Doctorados Industriales en educación basados en acuerdos entre instituciones educativas y las universidades, que también pueda llevarse a cabo en la elaboración de los trabajos finales de máster
 
6. Desarrollar una plataforma de transferencia de conocimiento sobre políticas educativas que incluya un repositorio web con evidencias sobre políticas educativas y un servicio de asesoramiento para utilizar las evidencias en la formulación y evaluación de las políticas educativas. 
 
7. Elaborar un libro blanco de la política educativa, que explique cómo se implementa una política educativa basada en evidencias y los criterios para considerar un conocimiento sólido en cada una de las fases. 
 
8. Desarrollar una infraestructura de datos sobre educación en Catalunya con los indicadores clave del sistema accesibles de manera normalizada. 
 
9. Crear una estrategia de formación en investigación y uso de evidencias para las políticas educativas dirigida a responsables y gestores públicos. 

10. Exigir que los planes y políticas educativas estén fundamentados en datos y conocimiento riguroso, con un plan de evaluación adecuado antes de su aprobación. 
 
11. Implementar una unidad de enlace estable entre el Departamento de Educación y el de Investigación y Universidades
 
12. Retomar el desarrollo del Observatorio de la Equidad en el Sistema Educativo que facilite el diseño de políticas públicas educativas que favorezcan la igualdad de oportunidades. 
 
13. Reforzar el Servicio de Investigación y el Gabinete Técnico del Departamento de Educación para que asesore en el diseño de políticas educativas basadas en evidencias. 
 
14. Poner en marcha la Agencia de Evaluación y Prospectiva de la Educación prevista en la Ley de Educación de Catalunya de 2009. 
 
15. Extender las funciones del Consejo Asesor del Parlamento sobre Ciencia y Tecnología para que actúe como una oficina parlamentaria de asesoramiento en educación. 
 
16. Impulsar las políticas fundamentadas en la política municipal, a través de unidades de conocimiento y servicios de asesoramiento. 
 
 

Inglaterra, un ejemplo de política en orientación basada en evidencias

 
La iniciativa impulsada por la Fundació Jaume Bofill también incluye un informe titulado La investigación al servicio de una política educativa fundamentada donde se justifica la necesidad de las acciones solicitadas y se incluyen ejemplos de buenas prácticas que pueden servir de inspiración para implementar políticas basadas en evidencias.

Es el caso del National Tutoring Programme, una medida impulsada por el gobierno británico y entidades del tercer sector, a raíz del cierre de las escuelas con motivo de la pandemia del COVID-19. Esta estrategia consiste en acompañar de manera individualizada al alumnado más afectado por los efectos del cierre a través de tutorías y mentorías académicas.

El programa permite que "mentores académicos" se incorporen a los centros educativos y el acceso a recursos de orientación facilitados por entidades del territorio acreditadas como expertas en acompañamiento educativo.

La iniciativa se ha diseñado teniendo en cuenta "evidencias robustas" sobre el impacto positivo que generan las tutorías 1X1 en pequeños grupos. Las escuelas y entidades que realizan las tutorías también cuentan con guías de recomendaciones basadas en las conclusiones de la investigación, de cara a realizar un buen seguimiento del alumnado.

Además, se está haciendo un seguimiento en tiempo real del desarrollo del programa a partir de datos clave y se está recogiendo información sobre su proceso de despliegue por parte de los participantes, para evaluar su implementación. También se está preparando la evaluación del impacto de las tutorías en función del tipo de tutoría realizada, el perfil del alumnado y las características de los centros educativos.
 

Si deseas más información sobre esta iniciativa, puedes consultar el manifiesto Apostamos por la investigación para mejorar la educación del país y el informe La investigación al servicio de una política educativa fundamentada. También existe una página web donde es posible firmar el manifiesto. Y si quieres ver el vídeo de la presentación, también puedes hacerlo a continuación:
 

 

 
Deja tu comentario
Subscripción a publicaciones
podrás recibir información de las publicaciones de Educaweb te ofrece