Formación Profesional y formación no reglada

Antonio Dueñas.
Profesor de Ciclos Formativos de la familia de Informática y Comunicaciones (L'Hospitalet de Llobregat, Barcelona)
05/05/2021

El ser humano está en continuo aprendizaje y no sólo en un centro de formación. Se puede aprender de muchas maneras, de forma guiada, autodidacta. Y aprender requiere de tiempo y dinero en mayor o menor medida.

Ahora bien, si se quiere un conocimiento para rentabilizarlo en un futuro empleo, si se quiere cubrir necesidades intelectuales o si se quiere ocupar el tiempo como entretenimiento, ¿qué tipo de formación se debe hacer?

Existe la formación reglada y no reglada.  La formación reglada está regulada por el Ministerio de Educación y la no reglada no lo está, por lo que su valor depende de factores como el prestigio del centro donde se imparte, el prestigio del formador/a, si la temática está de moda o es novedosa, si permite flexibilidad horaria o si existe la posibilidad de hacerse online, entre otros.

La Formación Profesional es el tipo de formación reglada más cercana al mundo del trabajo porque enseña un oficio, con un enfoque práctico y prácticas obligatorias en empresas.  Las actualizaciones que necesitan los contenidos son más frecuentes, dependiendo de la disciplina que traten. Por ejemplo, la Informática y las Comunicaciones cambian de versiones de hardware y software cada 6 meses o menos. Este factor hay que tenerlo en cuenta para los procesos de aprobación de cambios en los planes de estudios y la burocracia que se requiere. Por tanto, esta diferencia de velocidad es una oportunidad para la formación no reglada. Y también es importante resaltar que no se pueden enseñar en FP todas las soluciones de todos los fabricantes del mercado.

Hay empresas fabricantes de productos y servicios que tienen formaciones propias con certificaciones que, sin ellas, una empresa no podría distribuir esos productos, ya que estas certificaciones  aseguran un nivel de conocimientos para dar un buen servicio. También sirven para obtener descuentos en la compra de productos o. simplemente, son una ventaja competitiva respecto a otros distribuidores que no están certificados. Y los estudiantes de esas formaciones pueden trabajar con esos productos y en esos distribuidores.  Si no las tuvieran, lo podrían hacer pero con desventajas respecto a otros trabajadores que sí están certificados. Y no cabe olvidar que la formación es un negocio para las empresas.

Una formación no reglada no garantiza que los profesores sean expertos, simplemente pueden ser personas que elaboran los cursos.  El estilo de enseñanza aplicada puede que funcione para un tipo de alumnos y no para todos.  Y puede que no tengan un grupo de supervisión interno y externo que controle y consense aspectos como temarios, tiempos, competencias, evaluaciones, calidad…

Hay formas de reglar la formación no reglada y es mediante la realización de un examen oficial que valide esos conocimientos. El problema es que no hay exámenes de todas las formaciones que existen. También existen los certificados de profesionalidad donde se reconoce la experiencia profesional y se comprueba que se disponen de los conocimientos y competencias necesarios.

Las academias de idiomas son un claro ejemplo de formación no reglada que puede oficializarse si se supera el examen oficial.

Y en el mundo de la Informática y las Comunicaciones no existen tantas certificaciones oficiales que no estén vinculadas a tecnologías de empresas. Por este motivo, existe mucha formación no reglada, por ejemplo para programar a través de los bootcamps o programas intensivos para trabajar rápidamente y coding academies.

Como conclusiones, diría que lo mejor es la convivencia entre la formación reglada y no reglada para poder obtener conocimientos adicionales o complementarios que en un momento dado se requieran o sean valorados por las empresas y que puede que al cabo de un tiempo ya no existan o no estén tan implantados, siempre que no se busque una formación para trabajos públicos, donde se van a pedir estudios oficiales.
 
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos relacionados
Lo más leído
Lo último