5 acciones para salvaguardar la educación de la generación COVID-19

Noticia

Con motivo del Día Internacional de la Educación que se celebra el 24 de enero, la UNESCO hace un llamamiento a los países para que inviertan más en educación y potencien la enseñanza-aprendizaje a lo largo de la vida de las personas

  • 20/01/2021

  • Valora

  • Deja tu comentario
Redacción de Educaweb
El próximo 24 de enero se conmemora el Día Internacional de la Educación, que este año tiene como lema Recuperar y revitalizar la educación para la generación COVID-19. Con motivo de esta conmemoración, la UNESCO ha lanzado una declaración en la que demanda a los gobiernos y las sociedades priorizar la educación durante la pandemia, que h a afectado a casi 1,6 billones de estudiantes de más de 190 países.
 
El COVID-19 ha amplificado las desigualdades educativas, sociales, económicas y digitales de los estudiantes, "poniendo a una generación en riesgo de catástrofe del aprendizaje", ha advertido el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, en el reciente Informe de políticas: Educación durante la COVID-19 y más allá. A su vez, la pandemia ha evidenciado la importancia de la educación como bien público y base de la cohesión social, el bienestar y las oportunidades.
 
En su declaración por el Día Internacional de la Educación, que se celebra por tercer año consecutivo, la UNESCO también solicita a los gobiernos potenciar la enseñanza-aprendizaje a lo largo de toda la vida para poder lograr la recuperación económica pospandemia.  Además, recomienda transformar los sistemas educativos para que sean más resistentes a las crisis y más inclusivos, flexibles y sostenibles.
 

5 acciones para asegurar la educación durante y después de la pandemia

 
A finales del 2020, ministros de educación de más de 70 países, entre ellos España, asistieron a la Reunión Mundial sobre Educación, convocada por la UNESCO, y se comprometieron a realizar cinco acciones clave para salvaguardar la educación en tiempos de pandemia. Con motivo del Día Internacional de la Educación, la UNESCO recuerda cuáles son las actuaciones que los gobiernos deben realizar durante el 2021 a favor de la educación. Estas son:
 

1. Tomar medidas para que las escuelas funcionen de forma segura e inclusiva

 
Los gobiernos deben asegurar que los centros educativos funcionan en condiciones de seguridad ante el COVID-19, por lo que resulta clave establecer protocolos basados en pruebas científicas. Asimismo, la educación debe contar con una financiación adecuada para que los centros educativos puedan seguir prestando sus servicios si se interrumpe la apertura normal de las escuelas.
 
Por otro lado, la UNESCO recomienda priorizar la educación presencial segura e inclusiva, porque existen "múltiples riesgos académicos, socioemocionales y económicos de depender únicamente de soluciones de enseñanza-aprendizaje remoto".
 

2. Garantizar la formación y la seguridad de los docentes  

 
Además de darle prioridad a la formación y desarrollo profesional de los docentes en cuanto a sus habilidades digitales y pedagógicas, la UNESCO aboga por que se garantice su seguridad, bienestar y condiciones de trabajo decentes. Además, resulta prioritario abordar el problema de la escasez de profesorado capacitado y cualificado, que se ha agravado debido a la crisis sanitaria.
 
En este sentido, el organismo internacional ha lanzado una campaña en redes sociales para pedir a los gobiernos y a la comunidad internacional que consideren a los docentes y al personal escolar como colectivos prioritarios para recibir la vacuna del COVID-19 cuanto antes, ya que los considera personal esencial que trabaja en primera línea frente al coronavirus. A continuación, puedes consultar el vídeo que la UNESCO ha lanzado al respecto…
 
 

3. Invertir en el desarrollo de habilidades de las personas para mejorar su empleabilidad

 
Invertir en el desarrollo de competencias de las personas de todas las edades, así como en su bienestar social y emocional, resulta clave para lograr una recuperación económica y social inclusiva, más trabajo decente y una mayor empleabilidad. Por ello, los países deben ofrecer oportunidades de reconversión y perfeccionamiento profesional a los jóvenes y adultos que han perdido o corren el riesgo de perder su empleo.
 

4. Reducir la brecha digital en la educación

 
El cierre de escuelas, universidades y otras instituciones de aprendizaje, así como la interrupción de muchos programas de alfabetización y aprendizaje permanente, afectó a millones de estudiantes. Los gobiernos de todo el mundo actuaron rápidamente para ofrecer soluciones alternativas, pero al menos un tercio de los niños y jóvenes del mundo no pudieron acceder al aprendizaje remoto.
 
Es por ello que la UNESCO aboga por que los países actúen para reducir la brecha digital y elaboren recursos educativos abiertos de calidad que sirvan como complemento del aprendizaje presencial, "con miras a posibilitar un aprendizaje inclusivo y equitativo basado en la tecnología".
 

5. Proteger y aumentar los presupuestos de educación

 
Proteger e incluso aumentar la inversión en educación en el mundo, por su propio bien como un derecho humano, así como una estrategia para una recuperación económica eficiente, efectiva y sostenible, es otra de las actuaciones que los países deben realizar para que la enseñanza-aprendizaje del alumnado continúe.

 

Intensificar la colaboración internacional para poner la educación en el centro

 
Para la UNESCO, el inicio del 2021 es el momento idóneo para intensificar la colaboración y la solidaridad internacional para colocar la educación y el aprendizaje permanente en el centro de la recuperación pospandemia y en la transformación hacia sociedades más inclusivas, seguras y sostenibles.
 
"Es el momento de invertir en adaptar mejor los sistemas educativos de todo el mundo a la realidad que ha impulsado la pandemia y de hacer de la educación un vehículo para fomentar la justicia social, la paz, el respeto por la diversidad, los derechos humanos y los valores democráticos".
 
Así, el Día Internacional de la Educación se celebrará de manera virtual el 25 de enero (un día después de la verdadera celebración) a través de una transmisión desde la sede de la UNESCO en París, en la que participarán diversas organizaciones e iniciativas, que también llevarán a cabo diferentes actividades por su cuenta.
 
Este evento tiene como objetivo recordar y potenciar los compromisos y las acciones que se deben tomar para proteger la educación, incrementar la inclusión y combatir el abandono escolar. También se darán a conocer las mejores prácticas en las leyes y políticas sobre financiación equitativa de la educación que se dirigen de manera eficaz a los más desfavorecidos.
 
Asimismo, durante la celebración se le dará voz a la generación COVID-19 para que exprese sus inquietudes y aspiraciones de cara a un futuro marcado por la recesión económica y el cambio climático, y se realizarán actividades para compartir las innovaciones educativas que los docentes han realizado durante la pandemia. Para más información o si quieres participar virtualmente en la celebración, consulta la web oficial de la UNESCO.

¿Sabías que…?

  • La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 24 de enero Día Internacional de la Educación en celebración del papel que la educación desempeña en la paz y el desarrollo.
     
  • Hasta el 19 de enero de 2021, 30 países todavía mantienen las escuelas cerradas a causa de la pandemia y el 14,7% del total de estudiantes matriculados están directamente afectados, según datos de este organismo.
     
  • En la actualidad, 262 millones de niños y jóvenes siguen sin estar escolarizados, 617 millones no pueden leer ni tienen conocimientos básicos de matemáticas; menos del 40% de las niñas de África Subsahariana completan los estudios de secundaria, y unos 4 millones de niños y jóvenes refugiados no pueden asistir a la escuela.
     
  • El número de niños sin escolarizar se va a incrementar en 24 millones más, hasta un nivel nunca visto en años y en cuya reducción se había trabajado duramente, según estimaciones de un reciente informe de Unicef.
     
  • La capacidad de los niños para leer y escribir, así como sus habilidades matemáticas, se han deteriorado y las competencias que necesitan para desenvolverse en la economía del siglo 21 han disminuido, apunta Unicef. "Además, su salud, desarrollo, seguridad y bienestar también están en riesgo".
Deja tu comentario
Subscripción a publicaciones
podrás recibir información de las publicaciones de Educaweb te ofrece