La contratación de profesorado sin Máster genera polémica entre la comunidad educativa

Mayra Bosada,
Redacción de Educaweb
01/10/2020

La mayoría de entidades docentes rechaza la medida aprobada por el Ministerio de Educación y Formación Profesional que permite ejercer como profesor o profesora sin el título de Máster en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanzas de Idiomas

La Conferencia Sectorial de Educación acuerda que las comunidades autónomas puedan contratar profesorado sin el Máster habilitante, aunque se trata de una medida excepcional y temporal.


El Gobierno y las comunidades autónomas han modificado excepcionalmente y de forma temporal los criterios de contratación de profesorado de Secundaria con el fin de reforzar las plantillas docentes en plena pandemia: se permite que las personas puedan acceder a puestos de profesor o profesora sin necesidad de haber cursado el Máster Oficial en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanzas de Idiomas.
 
Esta medida se ha tomado para dar respuesta a las necesidades de los centros educativos que requieren personal docente para bajar ratios en Secundaria y FP, y cumplir así con las medidas de distanciamiento social necesarias para afrontar la crisis del COVID-19, ha indicado el Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) recientemente.  
 
"La cobertura de estas plazas, de carácter excepcional y limitado, podrá llevarse a cabo para las materias en las que se agoten las listas de aspirantes al desempeño de puestos de trabajo en régimen de interinidad y de demandantes de empleo que estén en posesión del citado Máster", ha señalado el MEFP, que también asegura que las plazas docentes creadas excepcionalmente se extinguirán al finalizar el curso 2020-2021.
 
Ahora bien, las personas que ejerzan la docencia durante la pandemia sin contar con esta formación solo podrán continuar dando clase después de la crisis sanitaria si poseen el título del Máster. Esto significa que quienes sean contratados bajo esta nueva medida, tendrán que plantearse realizar estos estudios si desean continuar ejerciendo de profesor o profesora cuando acabe la crisis del COVID-19.
 

La medida reabre el debate entre la comunidad educativa sobre los requisitos formativos del profesorado

 
La decisión de suprimir el Máster para ejercer la docencia ha generado un debate en la comunidad educativa, entre quienes la comprenden y aceptan con limitaciones, y los que la rechazan tajantemente y la consideran "una agresión directa a la profesión docente", tal como señala la Conferencia de Decanas y Decanos en Educación, que también califica la decisión como una injusticia para quienes están cursando esta formación.
 
Esta entidad indica en un manifiesto difundido recientemente que la decisión contradice las declaraciones previas de la Conferencia Sectorial de Educación y sus compromisos respecto a la mejora de la profesión docente. Además, "supone un ataque directo a los cientos de miles de titulados que en la última década no han tenido oportunidades de empleo o han sido empleados en condiciones precarias como consecuencia de la falta de oferta pública de empleo y la tasa de reposición cero impuesta en el sector educativo".
 
La Conferencia de Decanas y Decanos en Educación recuerda que cada curso se titulan unos 30.800 nuevos docentes de Secundaria, que desde el 2015 al 2019 se han graduado 114.799 profesores y profesoras, y que desde la implantación del Máster se han titulado más de 200.000. "Por lo tanto no hay razón alguna que justifique el argumento en el que se apoya la decisión de que muchas comunidades autónomas han manifestado sus dificultades para encontrar profesorado que pueda cubrir las contrataciones previstas".
 
Por su parte, la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) comparte la postura de la Conferencia de Decanos y Decanas de Educación y considera que "ninguna iniciativa que suponga una merma en la calidad de la educación debe ser aplicada si realmente existe otra alternativa", como sería dar prioridad a la contratación de profesionales que aún están cursando el Máster, antes que otros que no lo estén estudiando.
 

El profesorado cree que la decisión desprestigia la formación y la profesión docente

 

Algunas entidades docentes consideran que no exigir el Máster para ejercer la docencia  afectará la calidad de la educación
 

Permitir que cualquier titulado universitario ejerza de profesor o profesora sin el Máster habilitante desprestigia la formación y la profesión docente, coinciden expertos y fuentes consultadas por Educaweb.
 
La decisión del MEFP no solo devalúa la formación que diferentes universidades imparten para preparar a los docentes, "sino que además pone en cuestión la propia necesidad de formar al profesorado desde el punto de vista pedagógico y didáctico", indica en declaraciones a Educaweb David Alonso García, coordinador del Máster de Formación de Profesorado de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).
 
También señala que los licenciados y graduados que se contraten seguramente no conocen elementos básicos de la práctica docente, recursos didácticos, la realidad del aula, metodologías emergentes, normativa, etc. "Además, hasta donde sabemos, no contarán con apoyo específico ni ningún tipo de seguimiento, dejando el ejercicio docente prácticamente al azar, con un profesorado en muchos casos sin experiencia y sin formación previa. ¿Alguien imagina en la sanidad pública plantear que se pueda ejercer la medicina sin acabar la formación reglada requerida hasta el momento?", añade el profesor de la UCM.
 
La Secundaria es una etapa fundamental y complicada en el desarrollo de las personas; por lo tanto, requiere de profesionales lo mejor preparados posibles, apunta Guillermo Bautista, director de esta formación en la Universitat Oberta de Catalunya. "Sin duda, la calidad de la atención educativa se verá afectada si se contratan personas sin las mínimas competencias para ejercer de docente. Además, tal como se ha pronunciado la CRUE hace poco, hay muchos docentes titulados ya en el Máster que podrían ejercer".
 
Por su parte, Francisco García, secretario general de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras, asegura en un comunicado que la medida presentada por el MEFP muestra un problema de fondo: "La falta de reconocimiento social y atractivo de la formación docente". Por ello exige al Gobierno que garantice la excepcionalidad de la situación y que a futuro se abra un debate sobre cómo prestigiar la profesión docente.
 
Para la Asociación Nacional de Profesores Estatales (ANPE), "la situación de excepcionalidad y cortos períodos de sustituciones periódicas atenta contra el derecho fundamental de acceso a la educación y, por tanto, podría significar un retroceso importante en el proceso de aprendizaje de nuestros alumnos", indica en declaraciones a Educaweb Sonia García, secretaria de comunicación de la entidad.
 
Asimismo, algunas fuentes consultadas consideran que la decisión de contratar profesorado sin Máster es producto de la mala planificación de las Administraciones para afrontar el nuevo curso escolar marcado por el COVID-19.
 
Esta situación "ha llegado por una mala planificación y por la precariedad en las plazas de interinidad ofertadas. En este sentido, planteamos que las comunidades autónomas compartan bolsas de trabajo para que interinos que cumplan los requisitos puedan trabajar en cualquier lugar de España", indica en un comunicado la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).
 

Algunos docentes comprenden la decisión de contratar profesorado sin Máster

 

Algunos docentes consultados señalan que entienden la medida adoptada por el MEFP de contratar profesorado sin Máster, pero que debe compensarse con alguna condiciones.


Aunque no les guste la decisión de suprimir el Máster para ejercer la docencia, hay profesionales de la educación que la comprenden y que la consideran un "mal menor" frente al hecho de no poder bajar ratios o no tener suficientes docentes debido a la pandemia y las continuas bajas.
 
Es el caso de Raimundo Reyes-García Candel, presidente de la Federación de directivos de Centros Educativos Públicos (FEDADI), quien a título personal afirma en declaraciones a Educaweb que "suprimir provisionalmente el requisito del Máster es un mal menor frente a la perspectiva de que nos encontremos con alumnado sin profesorado para atenderlo".
 
No obstante, considera que estas contrataciones deben producirse bajo ciertas condiciones "que compensen la falta del Máster, como la tutorización por profesorado con experiencia u otras similares, paliando en la medida de lo posible el deterioro de la calidad que puede suponer contar con profesorado sin este requisito", añade.
 

¿Cómo aplicarán la medida en las comunidades autónomas?

 
A través del Real Decreto-ley 31/2020, por el que se adoptan medidas urgentes en el ámbito de la educación no universitaria, aprobado esta misma semana, el Ministerio de Educación y FP da carta blanca a las comunidades autónomas para aplicar la medida en función de las necesidades de contratación que surjan en su ámbito territorial: "las administraciones educativas podrán nombrar con carácter excepcional, como funcionarios interinos para esas plazas originadas por la pandemia de la COVID-19, también a aquellos aspirantes a las especialidades demandadas que no cumplan en ese momento con el requisito de estar en posesión del título oficial de formación pedagógica y didáctica de posgrado, o equivalente".
 
Así, cada comunidad autónoma aplicará a su manera y bajo ciertos requisitos la medida acordada por la Conferencia Sectorial de Educación y aprobada por el Gobierno. En Catalunya y Galicia, por ejemplo, se añadirá alguna condición para contratar profesorado sin Máster.
 

En Galicia se impartirá una formación pedagógica a docentes sin Máster

 
Si bien Galicia no tiene problemas actualmente para contratar más profesorado, la Xunta ha anunciado que en caso de que se necesite contar con más, los titulados universitarios o de FP interesados en ejercer como docentes recibirán una formación específica en un corto periodo de tiempo por parte del Centro Autonómico de Formación e Innovación (CAFI), la cual se está diseñando en estos momentos.
 
"Se trataría de una preparación de corta duración, para que, de ser preciso contratar personas sin el Máster en Formación del Profesorado, estas cuenten con una capacitación pedagógica y educativa ad hoc. Una formación que funcionaría como un plus de garantía de mantenimiento de la calidad de la enseñanza y que estaría pensada para esta situación concreta y vinculada a la pandemia", ha informado a través de un comunicado el conselleiro de Cultura y Educación, Román Rodríguez.
 
Asimismo, Rodríguez ha señalado que las personas que se contraten como profesores o profesoras deberán compaginar sus funciones docentes con la formación propia en herramientas y estrategias en materia didáctica y pedagógica.
 

Catalunya ya contrataba profesorado sin Máster, pero exige que se comprometa a cursarlo

 
Contratar profesorado de Secundaria sin el Máster habilitante no es nuevo en Catalunya, apuntan desde el Departament d'Educació en declaraciones a Educaweb. El curso pasado ya se llevó a cabo esta medida, de manera excepcional, puesto que se detectó que en algunos territorios faltaban profesores en algunas especialidades: catalán, castellano y matemáticas, y alguna disciplina de FP.
 
"Se abrió esta posibilidad con una condición, que los sustitutos contratados estén cursando el Máster o se comprometan a hacerlo en un periodo máximo de tres cursos. Este curso, a causa de la pandemia, se seguirá con la medida puesto que la carencia de profesorado en estas especialidades se mantendrá, y más en el marco de la pandemia".
 

Una formación docente mejorable

 
Para algunas fuentes consultadas, el Máster actual requiere de mejoras, al igual que el acceso a la docencia, como sería, por ejemplo, una mayor carga de formación en el centro de trabajo. "Es decir, docencia previa, evaluada y evaluable anterior a un acceso de prácticas intensivo cuya superación habilitaría a puestos de cobertura docente", apunta García, secretaria de Comunicación de ANPE.
 
Hace tiempo que se reclama mejorar la profesionalización del profesorado, considera por su parte Raimundo Reyes, presidente de FEDADI, lo que supondría "mejorar la formación para el acceso a la profesión, además de los procesos de selección y adoptar medidas que procuren hacer atractiva la profesión docente", lo que se podría conseguir con una especie de MIR para el profesorado.
 
El objetivo sería aproximarse al nivel de exigencia que imponen otros países considerados referentes en la profesionalización de los docentes, como es el caso de Finlandia.

Imágenes: Pixabay y Freepik
Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos relacionados
Lo más leído
Lo último