El futuro del empleo en la UE: más trabajo en los sectores STEM y salud

Redacción de Educaweb
15/07/2020

Las personas trabajadoras necesitarán adquirir competencias tecnológicas y socioemocionales para tener oportunidades laborales en la era post-COVID-19 y las opciones formativas tendrán que incrementarse, según el estudio The future of work in Europe, elaborado por la consultora McKinsey Global Institute
El COVID-19 ha afectado el mercado de trabajo de la Unión Europea (UE) y llevará años recuperar los niveles de empleo previos a la pandemia. Además, la crisis sanitaria acelerará la adopción de la automatización en muchos sectores económicos, las ofertas de trabajo se reducirán, y solo ciertas ocupaciones tendrán más oportunidades laborales que otras. Estas son algunas tendencias laborales que se verán de aquí al 2030 en los países de la UE, según el estudio The future of work in Europe, realizado por la consultora McKinsey Global Institute.
 
Elaborado a través del análisis de unos 1.100 mercados laborales locales de los 27 países miembros de la UE más el Reino Unido y Suiza, el informe que ha salido a la luz recientemente asegura que más de la mitad de la fuerza laboral europea deberá afrontar transiciones significativas y que la automatización requerirá que los trabajadores adquieran nuevas habilidades dentro de sus funciones actuales en la próxima década.
 
Unos 94 millones de personas trabajadoras no necesitarán cambiar de ocupación, pero sí reentrenar sus competencias, especialmente en cuanto a nuevas tecnologías, ya que el 20% de sus funciones actuales lo requerirán. Y en cuanto a los trabajadores con ocupaciones en peligro de desempleo, el informe advierte que 21 millones de ellos, que en su mayoría carecen de educación superior, tendrá que cambiar de profesión para 2030.
 
El 26% de los empleos europeos están en riesgo debido a las reducciones en horas o salarios, licencias temporales o despidos permanentes provocados por la crisis sanitaria, asegura el informe, que también advierte que este impacto en el mercado laboral se distribuirá de forma desigual entre los sectores y las ocupaciones.
 
 

Las ocupaciones con más empleo de aquí a 2030

 


Las oportunidades laborales en sectores relacionados con el conocimiento crecerán de aquí al 2030, aún con la crisis laboral del coronavirus. Entre ellos se encuentran el sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones, la salud humana, el trabajo social y la educación.
 
El estudio considera que el 70% del crecimiento potencial del empleo en Europa hasta 2030 se registrará en los ámbitos mencionados, sobre todo para técnicos y profesionales de la sanidad y el trabajo social, donde podrían crearse 4,6 millones de empleos en conjunto.
 
Estos trabajadores "también se concentrarán cada vez más en roles que requieren interacción personal, cuidado, enseñanza y capacitación y manejo de otras personas, actividades para las cuales las máquinas no son buenos sustitutos", explica la consultora.
 
En el sector científico-tecnológico, el informe estima que se podrían generar 4 millones de puestos de trabajo, y en particular habrá un fuerte crecimiento de empleo para los desarrolladores de software.
 
Así, las ocupaciones relacionadas con las STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés), así como las funciones profesionales en gestión empresarial y de asuntos legales podrían crecer en más del 20% en la próxima década.

 

Las ocupaciones con más perspectivas laborales en 2030

 

 

Categoría ocupacional

Crecimiento neto del empleo de 2018-2030 y en un escenario de automatización media (en millones de empleos)

Crecimiento neto del empleo de 2018-2030 (en %)

1

Profesiones STEM

4 millones

25%

2

Profesionales de negocios, asuntos legales y gestión empresarial

3,9 millones

22%

3

Técnicos especializados en salud, trabajo social y bienestar

2,9 millones

21%

4

Directivos y gerentes administrativos

2,3 millones

14%

5

Profesionales de la educación y la formación

2,2 millones

16%

6

Profesionales en gestión creativa y artística

1,8 millones

33%

7

Profesionales de la salud (médicos)

1,7 millones

22%

 

Elaboración propia a partir del informe The future of work in Europe

 

 

Las ocupaciones que desaparecerán

 
Tres grupos ocupacionales representan aproximadamente la mitad de todos los trabajos que actualmente están en riesgo en Europa debido al COVID-19: servicio al cliente y ventas, hostelería y restauración, así como la construcción.
 
Por otro lado, los trabajos que tienen más probabilidades de desaparecer por la automatización están relacionados con funciones de apoyo administrativo en las oficinas, así como de la producción y la manufactura, que emplean a unos 30 y 25 millones de trabajadores, respectivamente. También es probable que disminuyan los empleos relacionados con servicio al cliente y las ventas como los cajeros y los dependientes de tiendas, ya que la mayor parte de sus tareas estarán automatizadas en el 2030.
 
Además, los empleos más propensos a desaparecer por la automatización y los efectos de la pandemia son ocupados por personas que no tienen educación superior, esto es, un título de FP de grado superior o universitario. "Las personas con solo educación secundaria son tres veces más propensas que las personas con más educación a desempeñar roles con alto potencial de automatización", apunta el informe.

 

Las ocupaciones con menos perspectivas laborales en 2030

 

 

Categoría ocupacional

Reducción neta del empleo de 2018-2030 y en un escenario de automatización media (en millones de empleos)

Reducción neta del empleo de 2018-2030 (en %)

1

Auxiliares administrativos y de oficinas

5 millones menos

-17%

2

Trabajadores de líneas de producción y manufactura

4,5 millones menos

-18%

3

Servicio al cliente y ventas

1,4 millones menos

-7%

4

Servicios comunitarios

1,2 millones menos

-11%

5

Trabajadores de la construcción

1,2 millones menos

-9%

6

Hostelería y restauración

1,1 millones menos

-10%

7

Reparadores e instaladores mecánicos

900.000 menos

-11%

8 Trabajadores de la agricultura y el mantenimiento de propiedades 700 mil menos -4%
9 Servicios de transporte 600 mil menos -7%
 
Elaboración propia a partir del informe The future of work in Europe

 

Se requerirán profesionales con más habilidades y abiertos a formarse

 

Muchas de las ocupaciones que el informe señala que tendrán más oportunidades laborales de aquí a 2030 requerirán más competencias.  Las actividades que necesitarán profesionales con más capacidades tecnológicas crecerán en todas las industrias, creando aún más demanda de trabajadores con habilidades STEM. Al mismo tiempo, se prevé un incremento del 30% en la demanda de personas trabajadoras con competencias socioemocionales.

Se necesitan más opciones de formación para Europa

 
Para afrontar los retos del futuro del trabajo post-COVID-19 será necesario que los trabajadores y las trabajadoras se formen continuamente, para lo que es necesario crear más oportunidades de formación.
 
Así, todos los países de Europa deben asegurarse de que su sistema educativo esté preparando a los estudiantes para tener éxito, con especial énfasis en las habilidades requeridas para trabajos demandados, como las habilidades STEM y las socioemocionales.
 
La creación de asociaciones entre educadores y empleadores podría ayudar en el diseño de planes de estudio relevantes para los mercados laborales, de ahí que el informe proponga que las empresas sean cada vez más proveedoras de oportunidades de formación tanto para sus empleados como para los estudiantes en general.
 
El informe recomienda también a los responsables políticos que proporcionen incentivos a las compañías para que inviertan en la formación de la fuerza laboral, y que se desarrollen programas de formación gratuitos fuera de los lugares de trabajo, lo que requerirá movilizar el sistema educativo existente en Europa, las redes de agencias laborales, la infraestructura de capacitación y las nuevas tecnologías digitales.
 

La mayor parte del empleo se concentrará aún más en las grandes ciudades

 
El informe también agrupa los 1.095 mercados laborales analizados en 13 grandes clústeres económicos, que a su vez engloba tres tipos de economías: centros de crecimiento dinámico, economías estables y regiones con economías cada vez más reducidas.

Los resultados muestran que el crecimiento del empleo y de la población se concentra cada vez más en un pequeño número de ciudades o centros de crecimiento dinámicos, y la brecha entre estas y cientos de regiones con economías más pequeñas se está ampliando.

El informe señala que 48 ciudades dinámicas, incluidas Ámsterdam, Londres, Madrid, Munich y París, donde viven el 20% de los europeos, han generado entre 2007 y 2018 el 43% del crecimiento del PIB en Europa, el 35% de su crecimiento laboral neto, y el 40% de crecimiento demográfico.

Por el contrario, 438 regiones, especialmente en el este y sur de Europa, han disminuido el 30% su población y su mano de obra en el mismo periodo, además de que su población está más envejecida y presenta un menor nivel educativo.

Categorías
Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Lo más leído
Lo último