“ Con las plataformas de vídeo es posible llevar a la práctica el aprendizaje activo ”

Pablo Lara,
Profesor de los estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación y director académico del Máster de Tecnologías Accesibles de la Sociedad de la Información de la Universitat Oberta de Catalunya
18/12/2019

Pablo Lara es doctor por la Universidad Pompeu Fabra. Realizó el Máster de Sociedad de la Información y Conocimiento por la Universidad Oberta de Catalunya (UOC). Cuenta con una Diplomatura en biblioteconomía y documentación y Licenciatura en documentación por la Universidad de Granada.
 
Ha centrado su trayectoria profesional en la docencia, innovación, emprendimiento y consultoría a empresas. Su carrera docente está vinculada, como profesor, a los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), y como director académico del Máster de Tecnologías Accesibles de la Sociedad de la Información. En el área de gestión ha sido directivo de innovación y transferencia durante 6 años con diferentes responsabilidades como Director de Innovación y Director de I+D Corporativo de la UOC.
 
Destaca su conocimiento en redes empresariales y conocimiento, como presidente de la Comisión de Innovación de la Asociación del 22@ Network de Barcelona, miembro de AENOR (Asociación Española de Normalización). También es asesor en instituciones como Grupo ICA, T-Systems, Bestiario, Escuela Virtual del PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo), entre otras. Es especialista en tendencias, gestión de contenidos, información y conocimiento en Internet y e-learning. Ha publicado numerosos libros y artículos especializados en dichos temas.
 
¿Qué aportan YouTube y otras plataformas de vídeos a la educación y la formación?
 
YouTube en sí mismo es una plataforma de vídeos educativos, aunque tiene más contenido dirigido a otro tipo de usuarios y usuarias que buscan más contenido de entretenimiento, gaming, alimentación, etc. Pero existen otras plataformas educativas más especializadas en educación, como pueden ser los MOOC.
 
En este sentido, yo creo que hay diferentes dimensiones. Podemos ver por ejemplo una plataforma tipo LinkedIn que comienza a estructurar perfiles profesionales, pero se da cuenta que necesita ofrecer contenidos educativos en vídeo. Podemos ver cómo YouTube, a partir de una especialización, encuentra una forma nueva de llegar a otro tipo de usuario que busca contenido educativo, y es cuando surgen los Edutubers.
 
Lo único que está claro es que, para desarrollarse profesionalmente, entretenerse o tener una formación corta, este tipo de plataformas y redes sociales ofrecen a los usuarios una forma más rápida de aprender, versus al modelo tradicional de apuntarse a un curso y recibir una respuesta positiva, acceder a él, ver el contenido, un modelo donde el proceso de enseñanza-aprendizaje es mucho más largo. Por tanto, entendemos que la formación informal se hace de una forma más rápida a través de este tipo de tecnologías.
 
¿Cuáles cree que son las ventajas e inconvenientes de estas plataformas en el proceso de enseñanza-aprendizaje?
 
Creo que las ventajas y/o inconvenientes tiene que ver con la pregunta de cómo podemos demostrar que se produce ese proceso de enseñanza-aprendizaje. Ninguna plataforma ahora mismo nos muestra eso. Lo que sí sabemos es la satisfacción del usuario o usuaria al clicar ese tipo de contenido. Podemos ver que el uso reiterativo de este tipo de redes y plataformas efectivamente consiguen su objetivo, pero formalmente nadie está dando esa solución de demostrar si realmente se da un proceso de enseñanza-aprendizaje. Por ello algunas plataformas se han comenzado a especializar en este sentido. LinkedIn Learning[1], por ejemplo, con el tema de sus insignias, permite que en tu perfil se vea qué skills has conseguido. YouTube yo creo que lo hará también, decirte qué habilidades se pueden conseguir viendo sus vídeos educativos.
 
Creo que estamos en el inicio de un proceso en el que la formación informal tiene más peso que la formación reglada. Y reglada no significa que esté avalada por un Ministerio, sino que hay alguien que dice que la forma de aprender es a través de ese método. Y aquí es donde encontramos una especie de "agujero negro" que se está resolviendo, sobre quién será el que apueste por un modelo propio en el que la gente diga "¡ah bueno!, pues mira, viendo cinco vídeos seguidos significa que tengo conocimiento de esta competencia en este nivel". Eso creemos que será el próximo paso o lucha.
 
Por otro lado, para hablar de ventajas e inconvenientes de estas plataformas hay que tener en cuenta que en la formación como la entendemos hoy en día, hay gente que podría ver que estas herramientas tienen inconvenientes, porque no hay detrás alguien que las tutorice, no hay un modelo que se compruebe, que diga cómo se demuestra que se ha adquirido el conocimiento que se ha dicho que se quería alcanzar, no hay una planificación. Por tanto, el modelo tradicional chocaría con este, por lo que todo serían inconvenientes, porque no existe el contenido focalizado o dirigido a la consecución de una skill.
 
Ahora bien, en cuanto a las ventajas, creo que la principal es que estas plataformas de vídeo permiten solucionar problemas y adquirir conocimientos de una forma rápida y que impacta, ayudan a resolver cuestiones que queremos resolver ya. Otra ventaja es que con las plataformas de vídeo y  las redes se comienza a ver que es posible llevar a la práctica los modelos de aprendizaje activo (active learning).
 
"Las plataformas de vídeo permiten solucionar problemas y adquirir conocimientos de una forma rápida y que impacta".

¿Considera que los Edutubers son aliados o competidores del profesorado en su labor docente? ¿Por qué?
 
Para mí son aliados. Pero depende del tipo de profesional que seamos se pueden considerar competidores o no. En lo personal claramente los veo como aliados porque han encontrado una fórmula rápida de hacer engagement con los usuarios, que el contenido lo acepten y les guste, y por tanto vuelvan a verlo. Es como decir que, si alguien de fuera de una clase viene a dar una charla un día, impacta mejor al estudiante y si eso es positivo o negativo. Ahora bien, si decimos que un Edutuber ayuda a alcanzar una competencia específica, entonces empezamos a entrar en contradicciones que ahora mismo no se están analizando.
 
¿Qué criterios deben tener en cuenta los creadores de contenido educativo y formativo para que este sea de calidad?
 
Uno de los criterios principales son las fuentes. Cuando quiero trabajar sobre un tema, hay que verificar que las fuentes en las que se basa el contenido sean las adecuadas. Luego, la estructura del contenido, que tenga claramente un objetivo que se quiera alcanzar con la realización de ese vídeo. Y luego ya sería a partir de ahí el seguimiento a los comentarios que hacen los que visualizan esos vídeos.
 
Pero todo pasa por las fuentes. Si el tipo de planteamiento que se hace en el vídeo o producción e multimedia es adecuado y sigue unas pautas que son verificadas.
 
Creo que otra parte importante que tiene YouTube es que, si alguien ve algún tipo de error, a través de los feedbacks, el contenido se puede modificar y hay que agradecer que alguien se haya dado cuenta que hay algún tipo de error.
 
Desde el punto de vista de un usuario o usuaria, ¿cómo se puede determinar si un contenido educativo en vídeo es de calidad o no? ¿Qué criterios se deberían tener en cuenta a la hora de "consumir" este tipo de contenidos?
 
Existen problemas que incluso van más allá del propio contenido. Si un vídeo por ejemplo se refiere a la Segunda Guerra Mundial, el algoritmo puede considerarlo como contenido de guerra. Y aquí tenemos el primer problema.
 
El segundo es que el usuario aprende de otra manera a escoger el contenido educativo. No es tanto si este es bueno o es malo, sino que la persona que me lo presenta me lo hace creíble. Eso al final es como las noticias, que cuando está firmada por un tipo de autor que tiene credibilidad para mí, y por tanto le hago seguimiento, y además el contenido que trata creo que lo hace de forma objetiva. Es la misma regla. Ahora, creemos que la parte del engagement que produce viene porque consideramos que la persona que nos está ofreciendo este contenido educativo es creíble.
 
Otro punto es cómo se verifica el contenido, como sucede con cualquier tipo de noticia. Yo puedo leer algo en la prensa, escuchar algo en la radio y televisión, ver diferentes fuentes. No obstante, creo que el vídeo educativo no tiene tanta carga de verdad o mentira.   
 
Así pues, hay gente que sigue un tipo de contenido educativo simplemente porque la persona que se lo está dando le da un grado de confianza.  También hay que ver cómo se presenta el vídeo educativo, cómo se argumenta, qué pautas lleva, si utiliza el storytelling o no, o si tiene momentos de emoción.
 
¿Podría mencionar tres tendencias en el mundo del conocimiento y la información?
 
Por un lado, estará el impacto de las fake news. El concepto de fuentes y noticias impactará en la forma de aprender, en el ramo del aprendizaje informal.
 
Se habla también mucho de la realidad virtual y la aumentada en la educación, pero no creo que impactará tanto como los bots. Pero no en el sentido que estamos viendo ahora. Actualmente hay muchos artículos que hablan sobre el bot como profesor, pero en realidad es ir más allá. Creo que los bots ayudarán a que las personas reciban el contenido que más necesita para obtener una competencia, una skill. Mas que simplemente de un robot que te va diciendo o comentando cosas.

Hay gente que piensa que la realidad virtual y la aumentada tendrán un papel en la educación, pero creo que esto no servirá tanto como las otras dos tendencias porque estas siempre están relacionadas a temáticas que están en boga. También porque hacen falta formarse y adquirir skills suficientes.
 
Se están produciendo cambios en la formación. Los modelos de acceso a la formación están transformándose y cada vez más hay más formación encaminada al training y a la adquisición de conocimiento. No obstante, las tendencias formativas vendrán más en el training, personal y profesionalizador.
 
Por eso creo que los mayores cambios los veremos en la tendencia de un aprendizaje profesionalizador, rápido, hacia un tipo de skill que me ayudará a crecer profesionalmente y personalmente. Ahí sí creo que todos elementos que hemos hablado de los bots, de la inteligencia artificial, el matching learning, el uso de los patrones de datos entrará fuerte.
 
¿Cómo podemos prepararnos para aprovechar estas tendencias al máximo?
 
Dejándonos guiar por el nuevo concepto de los millenials, que no es tanto competir sino compartir. Y también tener en cuenta que el estudiante busca experiencias, no que alguien le formalice su aprendizaje. Creo que somos modelos en los que debemos entender el mercado y no ir siempre con la rigidez de la formación como tal.  
 
Interesa tener experiencia, por lo tanto, lo más importante es poder compartir para alcanzar un beneficio común. El mundo está cambiando de ser un mundo competitivo a uno más colaborativo, y esto sucederá en todas las ramas, en la educación y la formación.
 
Imagen: Universitat Oberta de Catalunya
 
[1] LinkedIn Learning es una plataforma educativa de pago a la que se puede acceder a través del perfil personal de LinkedIn y que ofrece cursos en vídeo impartidos por expertos de la industria en software, creatividad y habilidades empresariales.
Categorías
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más leído
Lo último