“ El colectivo de directores y directoras no ha sido lo suficientemente reconocido y valorado ”

Nicolás Fernández Guisado,
Presidente nacional de la Asociación Nacional de Profesores Estatales (ANPE)
27/11/2019

Nicolás Fernández Guisado es presidente de la Asociación Nacional de Profesores Estatales (ANPE) desde 2006. Diplomado en Ciencias Sociales y Filología, y Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense, ha estado vinculado a la ANPE desde 1984. Durante los últimos 18 años ha formado parte de las comisiones negociadoras de ANPE en la Mesa Sectorial de Educación del Ministerio de Educación y Ciencia.
 
¿Cuáles son los motivos por los que no hay suficientes candidatos o candidatas para ocupar el puesto de director o directora de centro?
 
La dirección en los centros educativos, en los distintos niveles, es un tema, siempre, controvertido. No existen candidatas o candidatos porque es una figura que goza de un doble papel: son administración y administrados al mismo tiempo.  Tampoco, a pesar de las sucesivas reformas que hemos sufrido a lo largo de los últimos años, el colectivo de directores y directoras no ha sido lo suficientemente reconocido y valorado. Esto ha motivado que exista una ausencia de candidatos, obligando a la administración a recurrir a nombramientos directos en centros educativos donde estos docentes, que asumen las funciones de dirección, no están destinados. Es lo que se conoce coloquialmente por la figura de un "paracaidista".
 
Lo ideal siempre será que el director o directora sea una persona vinculada al claustro de profesores en donde vaya a ejercer su función, porque así se dota de estabilidad a los proyectos y, sobre todo, vinculación con los compañeros con los que a desarrollar su función.
 
¿Este desinterés por ocupar el puesto de director o directora de centro ocurre en todo tipo de centros (independientemente de su titularidad, tamaño o comunidad autónoma)? ¿Por qué?
 
El desinterés para ocupar el puesto se da en todos los niveles, independientemente de la titularidad o el tamaño del centro, es una problemática común dado que no se ha sabido acertar con el modelo de dirección. Esto es muy importante, ya que el director o directora es una figura que debe ejercer un liderazgo pedagógico en el centro educativo, avalado y reconocido tanto a nivel formativo como por los compañeros y compañeras del propio centro.
 
Por eso, con independencia de los cambios normativos que se han producido, en la elección del director o directora debe tener más peso el profesorado dentro del Consejo Escolar, o bien, como fue en una época, que una parte del proceso de selección sea un concurso en el que participe la Administración y el Consejo Escolar.
 
"En la elección del director o directora debe tener más peso el profesorado dentro del Consejo Escolar".

Actualmente se elige a los directores o directoras de centros públicos mediante un concurso de méritos en el que interviene la comunidad educativa y las administraciones, y en el que se solicita que los candidatos o candidatas tengan experiencia docente de al menos 5 años, un plan de dirección y haberse formado en gestión de centros ¿qué le parece este proceso de selección? ¿Debería modificarse?

Para ANPE, lo realmente importante es diseñar una buena fase de formación específica con un currículo común para ejercer la función directiva. Previamente, los candidatos y las candidatas que deseen participar en este proceso de ser directores o directoras de centros de deben tener un número de años de experiencia, fundamental para poder desarrollar el cargo. Al mismo tiempo, una vez que se reúnan estos dos requisitos básicos, el tercer aspecto es que el claustro de profesores tenga un papel preponderante en la elección. No queremos decir con esto que el director o directora sea elegido o elegida directamente por el claustro, sino que tenga un peso específico en dicha elección. Así, conseguiremos directores y directoras vinculados/as concretamente a los centros en los que van a desarrollar su labor.

¿Qué sería necesario cambiar para que más personas quieran ser directores o directoras de centros educativos?

Desde luego, lo primero que se necesita son cambios legislativos y un modelo de dirección que sea estable. Después, el reconocimiento profesional por parte de la administración es fundamental y desde luego unos incentivos profesionales que hagan atractivo su desempeño, dado que es una labor que requiere una gran responsabilidad en función de la tipología, el contexto, el número de unidades, u otras características del centro, que deben ser determinantes para valorar los incentivos.
 
¿Qué incentivos necesitan para animarse a ocupar estos puestos?

Desde ANPE, creemos que, para dotarla de mayor profesionalidad, la dirección de un centro educativo debe ser un escalón en la carrera docente, lo que no tenemos en la actualidad. Y además debe estar recogida dentro del Estatuto docente con unos incentivos retributivos y administrativos que hagan atractivo el desempeño de la función directiva.
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último