Cuatro propuestas de la OCDE para generar empleos de calidad para todos

Redacción de Educaweb
12/12/2018

Los gobiernos deben establecer políticas que propicien mayor inclusividad en el mercado laboral e impulsen la formación para toda la vida, apunta el informe La Estrategia de Empleo de la OCDE
Impulsar políticas que faciliten la formación continua de los trabajadores y su adaptación a un mercado de trabajo en constante cambio contribuye a mejorar la productividad de un país y propicia empleos de calidad, según el informe Buenos empleos para todos en un mundo laboral cambiante. La Estrategia de Empleo de la OCDE.

Estas son algunas de las conclusiones de este estudio elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), cuyo objetivo es orientar a los responsables de formular políticas públicas sobre lo que pueden hacer para que los trabajadores y las empresas aprovechen las oportunidades ofrecidas por las nuevas tecnologías y los mercados.

Según el informe, los gobiernos necesitan ayudar cada vez más a los trabajadores y a las empresas a adaptarse al mundo laboral, que vive un proceso de cambio acelerado. Las propuestas que la OCDE menciona en su informe se engloban en cuatro aspectos generales…
 

1. Construir un entorno en el que puedan generarse empleos de alta calidad

 
La OCDE pide mejorar la calidad del empleo y no apostar solamente por la flexibilidad del mercado laboral que, aunque ha sido necesaria para estimular la creación de puestos de trabajo en los últimos años, tiene que dejar de ser la única estrategia de los gobiernos.

De hecho, el informe señala que existen evidencias de que los países que apuestan por la cantidad de empleos, así como por su calidad y la inclusividad del mercado de trabajo, como Dinamarca o Suecia, logran mejores resultados y cuentan con economías más fuertes.

Para crear empleos de calidad, la OCDE señala que es necesario establecer un sólido marco de política macroeconómica, un entorno favorable para el crecimiento y políticas que permitan a las personas adquirir competencias que evolucionen en consonancia con las necesidades de empleo.

También sugiere superar las barreras para el desarrollo y expansión de negocios exitosos, reestructurar la salida de las compañías de bajo rendimiento y crear un ambiente propicio para impulsar el emprendimiento.
 

2. Invertir en un sistema de educación y formación eficiente

 
Para generar empleo de calidad y mejorar el mercado laboral también es necesario contar con un sistema de educación y formación eficiente, que dote a los trabajadores de las competencias requeridas por los empleadores y les aporte oportunidades e incentivos para educarse y formarse a lo largo de su vida laboral, explica el organismo internacional en su informe.

"Los trabajadores necesitan contar con las competencias apropiadas en un contexto en el que la demanda de competencias tenderá a evolucionar con rapidez y las personas podrán seguir trabajando a edades más avanzadas", señala el informe. Por ello, la OCDE sugiere a los gobiernos diseñar herramientas novedosas que faciliten el aprendizaje a lo largo de la vida y lo hagan más flexible.
 

3. Prevenir la exclusión del mercado laboral y proteger de sus riesgos a las personas

 
Los avances tecnológicos, la globalización y el cambio demográfico están creando nuevas oportunidades laborales, pero no para todos, por lo que la OCDE recomienda a los responsables de formular políticas públicas que se centren en establecer mecanismos que protejan a quienes podrían quedar excluidos del mercado de trabajo.

"Las autoridades deberían centrarse en ayudar a aquellos en riesgo de quedarse atrás, a través de formación y políticas educativas bien orientadas, así como políticas sociales y laborales que formen parte de estrategias inclusivas de empleo para ayudar a todo el mundo a salir adelante", ha indicado el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, a través de un comunicado referente al informe.

Según la OCDE, la mejor manera de promover un mercado laboral inclusivo es prevenir los problemas antes de que surjan, por lo que recomienda apostar por políticas preventivas, como, por ejemplo, a través de acciones que refuercen la igualdad de oportunidades independientemente de la condición socioeconómica de las personas.

Para que los ciudadanos de entornos desfavorecidos superen las barreras para la adquisición de educación y de competencias laborales, el informe sugiere realizar intervenciones durante su formación escolar y en la transición de la escuela al trabajo.
 

4. Prepararse para oportunidades y retos futuros en un mercado laboral cambiante

 

El informe hace hincapié en que se están incrementando varias formas de trabajo flexible, incluidos los empleos temporales y el autoempleo, que, si bien representan actualmente solo un pequeño porcentaje de los trabajos existentes, pueden expandirse de manera importante en el futuro cercano.

Por ello, resulta necesario que los gobiernos garanticen que todos los habitantes tengan acceso a la protección social y estén cubiertos por regulaciones laborales básicas, independientemente del tipo de contrato o empleo que tengan.
Si quieres saber más sobre las recomendaciones de la OCDE, consulta el informe completo.
 
Imagen: Freepik
 

¿Cuál es la situación del mercado laboral español?

 
Según la OCDE, el mercado laboral de España tiene las siguientes características y retos…
 
  • El mercado laboral en España ha mejorado en los últimos años, ya que la tasa de desempleo ha bajado en más de 10 puntos porcentuales desde 2013.  Sin embargo, el país aún debe mejorar en cuanto a la cantidad de trabajo y en la tasa de desempleo, que es una de las más elevadas de los países de la OCDE.
 
  • La inseguridad existente en el mercado laboral es la segunda más alta de los países de la OCDE, a causa del alto nivel de paro. La tasa de desempleo de larga duración y el porcentaje de contratos temporales son altos, lo que agrava esta inseguridad laboral, por lo que las autoridades deben enfocar sus esfuerzos para disminuirla.
 
  • España es el segundo país de la OCDE con un índice alto de pobreza y la brecha de género es ligeramente inferior al promedio de la OCDE. Por tanto, las políticas públicas deben encaminarse a mejorar ambas situaciones.
Categorías
Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último