Nuevo curso escolar, nuevas medidas legislativas en educación

Redacción de Educaweb
01/09/2018

Reducir el número de estudiantes por aula o aumentar los recursos para la formación permanente del profesorado constituyen algunas de las novedades previstas por el Ministerio de Educación y Formación Profesional en materia educativa
 
El curso escolar 2018-2019 arranca dentro de unos días con diversas novedades sobre políticas educativas que el Ministerio de Educación y Formación Profesional pretende realizar y que ha anunciado durante el verano y hace unos días: desde una propuesta de reforma de diversos artículos de la actual Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), la modificación del decreto de recortes en educación, hasta un acuerdo de mayor financiación a la formación de profesores e incrementos en las becas para familias desfavorecidas, entre otras.
 
Los cambios en materia educativa se han impulsado con la incorporación de Isabel Celaá como nueva ministra de Educación y Formación Profesional, el pasado mes de junio; así como el estreno de Pedro Duque como ministro de Ciencia, Innovación y Universidades.
 
A continuación, Educaweb te ofrece un resumen con los puntos clave de las medidas que el Gobierno español tiene previsto impulsar en el ámbito educativo en los próximos meses.
 

Se reformará la LOMCE y se revertirá el decreto de recortes

 
Se pretende llevar al Consejo de Ministros este mes de septiembre, o a más tardar en octubre, un anteproyecto de ley que permita revertir el decreto de racionalización del gasto público en educación, ya que se considera que "es una prioridad si queremos ganar el futuro", ha resaltado la ministra de Educación y Formación Profesional a través de un comunicado.
 
También se ha anunciado que las diferentes fuerzas parlamentarias dialogarán para consensuar diversas reformas de la LOMCE, las cuales permitirán, por ejemplo, que los alumnos de 13 años ya no tengan que decidir obligatoriamente si harán FP o Bachillerato. De esta forma ya no se condicionarán "las opciones y el futuro del alumnado según su rendimiento", según la ministra.
 
Asimismo, este anteproyecto de ley contempla revertir otras medidas aprobadas en 2012, como el aumento del número de estudiantes por aula, el incremento de la jornada lectiva del profesorado y el plazo de 10 días para su sustitución. De esta manera, los docentes sustitutos podrán ser nombrados desde el momento de la baja del titular.

Estas medidas irán unidas, de acuerdo con Celaá, al incremento de "la inversión en la formación permanente del profesorado y en la investigación e innovación educativa".
 
Otras modificaciones de la LOMCE irán encaminadas a recuperar la participación de la comunidad educativa en los consejos escolares de los centros públicos y concertados, así como modificar el sistema de selección de los directores de los centros públicos, entre otras. También se eliminarán las reválidas, o pruebas finales en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato para obtener el correspondiente título.
 
Estas propuestas y otras que se explican a continuación han sido presentadas por la ministra Celaá a los máximos responsables educativos de las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial de Educación, el pasado 30 de julio, y a los diputados de la Comisión de Educación y Formación del Congreso, el pasado 4 de septiembre.
 

Más presupuesto para becas y ayudas a familias desfavorecidas

 
Lo que sí es un hecho es que en este curso escolar 2018-2019 se incrementa en más de 10 millones de euros las becas para los estudiantes de las familias más desfavorecidas. Se trata de una medida incluida en el Real Decreto de Becas, propuesta por el Ministerio de Educación y Formación Profesional y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, y aprobada el pasado 27 de julio por el Consejo de Ministros.
 
De este modo, se aumentará en 100 euros la cantidad fija de ayuda que reciben los becarios de familias con las rentas más bajas, pertenecientes al llamado Umbral 1, que incluye a familias de tres miembros con unos ingresos netos máximos anuales de 10.606 euros, o bien a aquellas de cuatro miembros que perciben menos de13.909 euros al año.
 
Esto supone que la cuantía fija mínima de estos becarios pasará a ser de 1.600 euros en el curso 2018-2019, cuando en el periodo anterior era de 1.500 euros. "Una cantidad que irá elevándose progresivamente en los siguientes cursos", según ambos Ministerios.
 

Novedades en Educación infantil y Obligatoria

 
Entre las medidas específicas sobre Educación infantil y Obligatoria que el Gobierno pretende realizar, destacan las siguientes:

 

Se tiene previsto poner en marcha un nuevo programa en colaboración con las autonomías y el comisionado encargado de la pobreza infantil para hacer "más asequible" el precio de la Educación Infantil en la etapa de 0 a 3 años.
 
Asimismo, se facilitará la financiación de programas de apoyo y orientación a los padres y madres, dirigidos a familias con las rentas más bajas de las comunidades autónomas, que se diseñarán en coordinación con el Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil.

 

Invertir la relación entre la enseñanza concertada y pública para que la primera sea complementaria de la segunda, y no a la inversa, constituye otra de las propuestas que el Gobierno actual pretende impulsar. "La programación de la oferta de plazas escolares se establecía por la llamada ‘demanda social', un eufemismo que ha servido para propiciar en algunos casos que la escuela pública sea subsidiaria de la concertada", ha señalado Celaá.

 

También se prevé retomar los Programas de Diversificación Curricular, que antes de la LOMCE apoyaban a los estudiantes con más dificultades de rendimiento.

 

Las evaluaciones diagnósticas, en concreto, en cuarto de Primaria y segundo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), volverán a realizarse.

 

En el nuevo curso escolar se tiene previsto que la asignatura de Religión sea de oferta obligatoria y de demanda voluntaria; además dejará de contar para la nota media, para pedir becas y acceder a la universidad.

 

Asimismo, la ministra de Educación ha anunciado  la creación una asignatura obligatoria de valores cívicos y éticos, centrada en el "tratamiento y análisis de los derechos humanos y de las virtudes cívico-democráticas".

 

A partir de septiembre arrancará el Observatorio de becas y ayudas al estudio en el que participarán los agentes de la comunidad educativa. Se revisará el modelo para hacerlo más justo y equitativo, además de que se preparará una reforma en profundidad del sistema estatal de becas y ayudas al estudio para el curso 2019-2020.

 

Se pondrá en marcha un paquete de medidas para luchar contra el abandono escolar temprano, que se produce después de la educación obligatoria. Entre estas destaca luchar contra la pobreza infantil con becas y ayudas, así como acordar con empresarios y sindicatos fórmulas más flexibles para que los jóvenes puedan compatibilizar empleo y formación.

 

Las nuevas estrategias para modernizar la FP

 

La Formación Profesional tiene un peso relevante en las nuevas políticas educativas previstas, ya que se considera un "motor de cambio del modelo productivo", según la ministra Celaá. Por ello, se impulsarán estos estudios de la siguiente manera:

 

El Gobierno también ha anunciado su intención de modernizar la Formación Profesional, para lo cual se diseñará, con el máximo consenso, una Ley de Formación Profesional en la que se vinculen políticas de educación, FP, empleo y desarrollo económico.
 
"Es el momento de integrar los dos subsistemas de FP: el del sistema educativo y la formación para el empleo, con la coordinación en su regulación con el Ministerio de Trabajo y con la participación de agentes sociales, empresarios y sindicatos", ha indicado la ministra.

 

Para modernizar la FP también se creará un nuevo catálogo único de cursos basado en los resultados de estudios sobre la oferta y demanda del mercado, por lo que se incluirán especialidades emergentes en los itinerarios de Formación Profesional, se facilitarán las pasarelas entre los distintos grados de FP y se reactivará el Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional. Para ello se convocará el Consejo General de la FP, pendiente de reunirse desde hace un año.

 

Asimismo, se revisará el modelo Dual de FP para llevar a cabo una regulación básica que permita evitar desigualdades en este tipo de estudios en las comunidades autónomas. Así, se regularán los tiempos de estancia combinada en los entornos educativo y productivo y, además, se establecerá de manera clara la relación contractual de los estudiantes y las empresas.
   
Todas estas medidas planteadas forman parte de un anteproyecto de ley que se aplicarían a partir del curso 2019-2020 si son consensuadas por el Consejo de Ministros próximamente.

Celaá ha recalcado que estas propuestas, entre ellas la eliminación del incremento de la jornada lectiva de los docentes, no son obligatorias. "Cada Administración educativa va a poder adoptar la decisión que considere más adecuada de acuerdo con su autonomía y autogobierno".

Una nueva Ley de universidades

En el ámbito universitario también hay novedades para el próximo curso. Para empezar, se iniciará el diálogo en el Congreso para definir una nueva Ley Universidades que permita la modernización, internacionalización y la igualdad de oportunidades.

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, también ha anunciado que se dará una especial importancia a la igualdad efectiva y la visibilidad de las mujeres en la ciencia y en la universidad mediante diferentes acciones que preserven la diversidad en las instituciones universitarias  y en centros de investigación e innovación.
Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último