Incrementar los servicios de orientación ayudaría a reducir la tasa de abandono educativo temprano

Redacción de Educaweb
15/06/2018

El informe Fracaso escolar y abandono educativo temprano de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras advierte que el 18,3% de los jóvenes de 18 a 24 años deja los estudios
Impulsar la Formación Profesional de Grado Medio e incrementar los servicios de orientación en los institutos puede ayudar a disminuir la tasa de Abandono Educativo Temprano (AET) en España, según el informe Fracaso escolar y abandono educativo temprano, realizado por la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (FE-CCOO).

Alrededor de 585.000 personas de entre 18 y 24 años se encuentran en situación de abandono escolar, lo que equivale al 18,3% de individuos de esta franja de edad. De este porcentaje, un 10,8% tiene un título de ESO y un 7,5% no.

La tasa de jóvenes que poseen el título de Educación Obligatoria Secundaria (ESO), pero no han querido seguir estudiando llegó a ser del 71 % en 2002, bajó a cerca del 50 % en 2014 y en 2017 ha alcanzado casi el 60%. Esto quiere decir que "de nuevo, como antes de la crisis, está repuntando el colectivo de quienes con título no quieren seguir estudiando", señala el informe, que analiza datos estadísticos de la última Encuesta de Población Activa (EPA) del Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

Habría que aplicar entonces más "políticas y programas de orientación y de información a estos jóvenes y a sus familias, a fin de ofrecerles aquellas enseñanzas más cercanas a sus intereses y que puedan volver al sistema educativo", ha expresado Francisco García Suárez, secretario general de FE-CCOO en la presentación del informe, realizada el pasado 14 de junio.

En este sentido, la FE-CCOO propone también ofrecer a los jóvenes con título de ESO y que han abandonado los estudios una FP de Grado Medio con más peso en las prácticas y menos contenidos académicos, con reconocimiento de la experiencia laboral adquirida, y que sea impartida en turnos flexibles y compatibles a las ofertas de empleo.

Durante la presentación del informe, también se ha destacado que el abuso de la repetición de curso en la educación obligatoria puede considerarse como una de las causas del fracaso escolar y el abandono educativo temprano en España, por lo que se propone modificar el currículo y los sistemas de evaluación.

García Suárez ha instado a las autoridades educativas a que se busquen fórmulas que permitan retener al alumnado en el sistema educativo, ya que, aunque se ha visto una importante reducción del AET en los últimos años, todavía los datos son superiores a los países de la UE y no se corresponden con el nivel socioeconómico de España.

Asimismo, ha destacado que es necesario incrementar las plazas públicas en enseñanzas de segunda oportunidad e instaurar formatos diferentes que las hagan atractivas a los jóvenes que abandonan los estudios porque quieren trabajar: en horario vespertino, compatibles con el trabajo, en ciclos de formación profesional vinculados a sectores de alta inserción, etc.

"Hacer un plan para reducir fuertemente la alta tasa de AET es posible y debiera centrase en los jóvenes que ahora mismo forman parte del colectivo sobre el que se calcula la tasa, pero, también, en quienes están ahora cursando las etapas previas y, de no remediarlo, van a engrosar en breve el colectivo de jóvenes que han abandonado tempranamente la educación reglada", concluye el informe.
 

¿Sabías que?

El informe revela que el abandono educativo temprano afecta principalmente a jóvenes con título de la ESO, que provienen de familias inmigrantes o bien que han estudiado en centros públicos. Es ahí, en estos colectivos, donde deben centrarse los esfuerzos y aplicar las medidas de política educativa, asignando recursos para programas especiales, como son los de orientación, según el informe.

Respecto a las comunidades autónomas, Baleares (26,5%), Andalucía (23,5%) y Murcia (23,1%) superan la media española de abandono educativo temprano, situada en el 18,3%. Mientras que al País Vasco (7%), Cantabria (8,9%) y Navarra (11,3%) les corresponden porcentajes inferiores al total nacional.
 
La tasa de Abandono Educativo Temprano (AET) expresa en porcentajes cuántos jóvenes de 18 a 24 años (ambos inclusive) han abandonado los estudios con una titulación inferior a la Secundaria postobligatoria, independientemente de si trabajan o no, o si cuentan con el título de Graduado en Secundaria (ESO) o no. Se computan los que han dejado los estudios sin una titulación, como mínimo, postobligatoria.

"Este abandono se considera ‘temprano' porque para el desarrollo personal, para entender nuestra sociedad o insertarse laboralmente es imprescindible ya una titulación postobligatoria", señala el informe.
    
Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último