Personalizar el aprendizaje, reto educativo de la mano de las TIC

Raquel Mayordomo y Marta Palomares,
Gerente de servicios y plataformas digitales, y Gerente de desarrollo de proyectos del Grupo Edebé, respectivamente (Barcelona)
31/05/2018


La personalización del aprendizaje es una necesidad imprescindible y latente no solo dentro del entorno educativo sino también en nuestra sociedad. Los cambios a velocidad vertiginosa y la transformación de paradigma en los objetivos de la educación han provocado que todos los agentes implicados en la enseñanza nos hayamos planteado cómo abordar la personalización del aprendizaje.
 
Mediante el uso de las tecnologías, el alumno se convierte en el verdadero protagonista del trabajo en el aula porque se le abren las puertas a investigar, a crear, a presentar, y todo ello conduce al aprendizaje por descubrimiento, al aprendizaje motivado, al trabajo colaborativo real, etc. Esto conlleva al desarrollo de las competencias y habilidades del siglo XXI y, además, facilita la atención a la diversidad en tanto que las tecnologías permiten la personalización del aprendizaje.
 
La educación personalizada debe marcarse unos retos que puedan dar respuesta a las necesidades que hemos indicado anteriormente. Por una parte, los retos pasan por facilitar herramientas a la comunidad educativa que permitan atender esa creciente diversificación existente, pero a su vez que eso no signifique un incremento en el tiempo de dedicación a la preparación de las lecciones correspondientes.

Es decir, un correcto uso de las TIC, con unas adecuadas herramientas, debería reducir el tiempo que el profesorado dedica a la preparación de las lecciones y, como consecuencia, otorgarle más tiempo para poder personalizar la enseñanza a diferentes estudiantes o grupos de alumnos.
 
En cuanto al alumnado, el reto que se plantea con las TIC es que la educación personalizada pueda contribuir a la reducción del abandono escolar, así como a la motivación hacia las materias científicas y técnicas. La caída en la elección de grados universitarios en STEM (Science, Technology, Engineering, Mathematics) se ha convertido en un problema grave para la sociedad del futuro. Por eso, más que nunca, es necesaria una metodología que facilite la motivación hacia estas materias, ya desde la primaria, y no produzca el descorazonamiento ante su dificultad a medida que asciende hacia la secundaria.
 
"Un correcto uso de las TIC, con unas adecuadas herramientas, debería reducir el tiempo que el profesorado dedica a la preparación de las lecciones y, como consecuencia, otorgarle más tiempo para poder personalizar la enseñanza"

El Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) es una metodología de aprendizaje activo centrada en la investigación y la reflexión por parte del alumno, una realidad instalada en muchas escuelas que han adoptado cómodamente la fórmula de acercar el conocimiento a los alumnos de manera experiencial e innovadora.
 
El ABP está basado en el descubrimiento de contenidos a través de diferentes formatos, mediante los cuales el mismo alumno es quien los va buscando, trabajando y aplicando.  Esto, indudablemente, conlleva que sea este alumno quien, de una forma directa, se personalice su propio aprendizaje, pero también de forma indirecta puede estar liderado por el mismo profesor, ya que puede ofrecer diferentes caminos según el grado de personalización que crea son necesarios en su clase.
 
En este sentido, existen plataformas que facilitan y enriquecen el trabajo por proyectos en todas las etapas educativas, como lo es Projectia, desarrollada por Edebé. Con esta plataforma, por ejemplo, los proyectos conectan con la realidad y el entorno del alumnado, con sus intereses y sus motivaciones. Son proyectos con un enfoque interdisciplinario y esto permite que el estudiante vea que lo que sucede en el aula tiene su proyección en lo que vive fuera del colegio. En estos proyectos, la coevaluación, la autoevaluación y la evaluación auténtica cobran verdadero significado, lo que aúna en la conciencia del propio aprendizaje por parte del alumno y lo motiva.
 
Projectia es un ejemplo de cómo una plataforma tecnológica puede ofrecer la posibilidad de integrar otras metodologías educativas activas, como las rutinas y destrezas de pensamiento, la gamificación, el trabajo cooperativo, el flipped classroom, etc., que ayudan a la formación integral de la persona. Esta tecnología permite también a los usuarios editar los proyectos ya existentes y crear nuevos desde cero, así como organizar proyectos por fases, siguiendo la metodología design thinking.  Al presentar una colección de 12 proyectos, facilita la labor del profesor en su gestión porque lo guía hacia esta metodología de manera fácil e intuitiva.
 
Pero la esencia clave es que los alumnos de primaria sienten que el aprendizaje se convierte en una experiencia de construcción interior porque aprenden a aprender, una valiosa habilidad que los acompañará toda su vida. Ellos se erigen en artífices de su propio aprendizaje y esto motiva a los más capacitados a la vez que estimula a aquellos alumnos con dificultades de aprendizaje.
 
Una buena práctica del uso de las TIC en la personalización del aprendizaje es la descrita por Víctor Rodríguez, maestro del colegio Salesianos Alcoy, en la 10ª. edición de ITworldEdu, donde expuso su experiencia con la plataforma Projectia, destacando que le ha facilitado la gestión de proyectos y la evaluación competencial.       
 
En su intervención en estas jornadas, el profesor afirmó que este tipo de tecnologías constituyen la versión 3.0 del ABP. "Si hasta el momento se estaba haciendo un trabajo muy interesante por preparar a los alumnos en los retos de la sociedad actual, buscando la cooperación, el espíritu crítico y emprendedor, habilidades sociales, hablar en público, una plataforma como esta, además, abre la puerta a superar los retos del mundo digital".  
 
Rodríguez también señaló que este tipo de tecnología le ha facilitado la tarea de programación y evaluación; que le ha servido para poder compartir la laboriosa tarea de crear un proyecto y además personalizarlo al criterio de los docentes en base a las necesidades de los alumnos.
 
"Los educadores tenemos la más noble de las profesiones, que requiere de gran responsabilidad. La formación continua es necesaria para estar en contacto con las últimas novedades y experiencias que emergen en el campo de la educación y la tecnología"", ha explicado el profesor durante su participación en el congreso ITWorldEdu.
 
En Edebé hemos comprobado también la idoneidad de la metodología de la personalización del aprendizaje al desarrollar la plataforma AMIGO (smArt steM learnIng ecOsystem) que fue testada en colegios de Viladecans (Barcelona), en Suecia, Alemania y Finlandia a lo largo de 2017. El objetivo era precisamente comprobar que los profesores podían personalizar el aprendizaje y fomentar que los alumnos crearan sus propios contenidos. Los resultados fueron muy positivos. Incluso se comprobó que podía atender a alumnos con Necesidades Especiales de manera muy sencilla y motivadora para ellos.
 
El aprendizaje personalizado no consiste necesariamente en realizar planes de aprendizaje para cada uno de nuestros alumnos. Si a un alumno se le da la posibilidad de poder escoger entre diferentes estrategias o medios para lograr su objetivo, como ver un vídeo o realizarlo él mismo, como interpretar una obra o dibujarla él mismo, estamos abriendo la puerta a su camino hacia el éxito. Al ofrecer al alumnado diferentes opciones de formato gracias a las TIC, apelamos a la variedad de sus inteligencias múltiples y conseguimos que el aprendizaje sea más efectivo.
 
Categorías
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último