La profesión del criminólogo

Noticia

  • 19/04/2018

  • Valora

  • Deja tu comentario
Redacción de Educaweb
Aunque la formación del criminólogo lleva en España desde los años 80, no es una profesión muy conocida todavía en nuestro País. Sin embargo, se empieza a tomar conciencia de la importancia de esta disciplina como una ciencia de la convivencia que llega a humanizar el sistema jurídico penal.

El criminólogo, con una significativa formación interdisciplinar, hace frente a los problemas derivados del delito que se originan en el contexto social actual. Por ello, es el profesional que diseña estrategias para la prevención y represión del fenómeno delictivo, disponiendo de habilidades para comprender el delito en general, al delincuente, la víctima y los métodos de control existentes del delito.
 

El perfil del criminólogo y las competencias requeridas

El criminólogo es un científico con actitud crítica y comprometida con los problemas sociales, capaz de aplicar su conocimiento interpretando, analizando y sintetizando la realidad tanto a nivel individual como colectivo. Un perfil que también está definido por capacidades especiales de argumentación, negociación, mediación y resolución de conflictos. Así, es el Grado en Criminología la titulación que ofrece la formación que tiene por finalidad el diseño, la aplicación y evaluación del comportamiento delictivo y de las conductas antisociales en general. Titulación a la que se accede habitualmente desde el bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales o el bachillerato de Ciencia y Tecnología (rama Ciencias de la Salud), exigiendo formación e interés por las ciencias sociales y las disciplinas empíricas.

Entre las competencias específicas de la profesión podemos señalar:

  • Desarrollar su actividad de forma empírica e interdisciplinar, y teniendo en cuenta siempre los principios y las disposiciones legales y reglamentarias.
  • Emplear con eficiencia y eficacia técnicas de investigación que le permitan analizar y evaluar la criminalidad.
  • Situar el problema criminal en un contexto personal, social y jurídico adecuado, siendo capaz de diagnosticar la situación y aplicar teorías criminológicas para diseñar la mejor estrategia de actuación.
  • Diseñar, ejecutar y evaluar políticas y medidas de seguridad e intervención para prevenir la delincuencia y asistir a las víctimas.
  • Informar y asesorar sobre sistemas y políticas de prevención de la criminalidad.
  • Informar y asesorar sobre medidas penales.
  • Negociar y aplicar técnicas de solución de conflictos.
 

Salidas profesionales y profesiones relacionadas

Si bien la formación del criminólogo no capacita para una profesión específicamente regulada, sí abre paso a ocupaciones que están relacionadas con la disciplina en sí misma. Es el caso de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, el funcionariado, el ámbito de la seguridad privada y el del asesoramiento en general. Vemos con más detalle:

  • El cuerpo policial en general y el de funcionarios y personal laboral de instituciones penitenciarias en lo correspondiente a realización de informes y actuación como especialistas en juntas y equipos técnicos. Asimismo, las actuaciones del criminólogo en este ámbito penitenciario son diversas: vigilancia y medidas penales alternativas, informes y propuestas que tienen que ver con la toma de decisiones a nivel de permisos, libertad condicional, privación de derechos u otros beneficios penitenciarios, etc.
  • Administración de justicia y atención a víctimas y menores: asesoramiento, informes victimológicos, mediación y conciliación, ejecución y control de medidas como la de la libertad vigilada, etc.
  • Seguridad privada, diseñando y gestionando políticas de seguridad y formando al personal.
  • Asesorar en materia criminológica a empresas privadas (seguros, banca…). Y realizar encuestas, elaborar estadísticas y tratar bases datos para elaborar informes.
  • Perito criminalista: elaboración de informes periciales para aportarlos como pruebas documentales en procesos judiciales.
  • Docencia e investigación en instituciones públicas y privadas.
Además de lo anterior, el profesional de la criminología está en disposición de complementar otras profesiones que requieren de formación o información en temas criminológicos: medicina, sociologíapsicología, etc.
 
Deja tu comentario