Educar en igualdad para elegir en libertad. Crónica de una aventura.

Artículo de opinión

  • 29/11/2017

  • Valora

  • Deja tu comentario
Ainara Madariaga, Responsable de Igualdad del Colegio Berrio-Otxoa Ikastetxea en Bilbao
Ser educadora en un centro de 1.500 alumnos/as, con edades comprendidas entre uno y 18 años, te hace ser muy consciente de la importancia de acompañarles durante el viaje de su vida escolar y, sobre todo, de ser capaz de ayudarles a diseñar su proyecto de vida.

Cuando hace dos años, además de profesora y tutora, pasé a convertirme en la responsable del equipo de igualdad del colegio Berrio-Otxoa de Bilbao…la sensación fue de vértigo. Me ayudó mucho la claridad meridiana con la que fui consciente de cuál era mi principal objetivo en este cargo: contagiar a mis compañeros/as profesores/as mi ilusión por educar en igualdad… e ilusión era algo que no me faltaba. Supe que era donde quería estar.

Una de las cuestiones que más preocupación me había generado siempre como educadora era la convicción del efecto que los condicionantes de género tenían en la elección de estudios que hacía nuestro alumnado. Me interesé por algunas investigaciones que indicaban, sin lugar a dudas, que la elección de estudios que realizan los jóvenes mantenían los estereotipos de género, y analicé los datos del Eustat (Instituto Vasco de Estadística) relativos a la elección tanto en Formación Profesional, como a Universidades.

Con todo ello en cuenta, y con la ayuda de la orientadora del centro, incluimos en el plan tutorial charlas en las que ponentes universitarios reflexionaban con el alumnado sobre por qué menos chicas se decidían por disciplinas STEM y pocos chicos se interesaban en estudios relacionados con el cuidado y las relaciones sociales. También solicitamos al profesorado que, aprovechando fechas señaladas, como el 8 de marzo o 25 de noviembre, incluyeran en diferentes asignaturas actividades seleccionadas para propiciar el debate sobre este tema entre el alumnado.

Me planteé que era necesario hacer conscientes a nuestros chicos y chicas de esta situación y, para ello, necesitaba acercar los datos a su realidad. Por algo nuestro lema es "Zugandik hurbil" ("Cerca de ti"). Con la colaboración de los tutores/as de 2º de Bachillerato del centro y con la ayuda del Berritzegune (Servicio de apoyo a los centros educativos en Euskadi), conseguí un análisis de los datos de elección de estudios del alumnado de mi colegio. Concluimos que los resultados académicos en la Secundaria no tenían ninguna relación con este tipo de elecciones; se trataba, más bien, del resultado de la presión social y otras fuentes de educación informal que siguen fortaleciendo los estereotipos vigentes.

Sin embargo, trabajar en la Secundaria la elección no sexista de estudios no era suficiente. Para que la elección se diese sin condicionantes de género debíamos empezar a trabajar en Infantil y Primaria. Junto con la consultora del centro estamos planificando la introducción en las tutorías de los cursos de Primaria e Infantil sesiones donde se trabaje la igualdad y la libertad en la elección. Por ejemplo, el pasado curso 16/17 organizamos un acto colegial multitudinario en el que el alumnado de todas las edades participó en actividades a favor de la igualdad: lectura compartida con familias en el Ayuntamiento de Bilbao, concurso para la elección del logo del "Txoko Morea" -grupo de alumnos/as para la igualdad-, celebración del día de la mujer en el patio colegial con asistencia de personalidades municipales y entidades proigualdad. Además, tres profesores del grupo de teatro del Colegio hicimos una lectura teatralizada para el alumnado de educación infantil sobre los oficios y el poder elegirlos en libertad sin el condicionante de género.

En ello continuamos, planificando una prevención inespecífica que evite que el alumnado llegue a la Secundaria con ideas preconcebidas sobre cuál debe de ser una elección adecuada desde un punto de vista sexista. En este momento, tenemos abierto un concurso de fotos donde el alumnado desde 5º de primaria a 2º de Bachillerato puede promover la igualdad o denunciar la desigualdad de género con una fotografía tomada en el entorno social, escolar, doméstico, etc. Es la actividad, junto con el diseño de juguetes no sexistas en infantil, propuesta este curso dentro del Foro para la Igualdad de Emakunde, Instituto vasco de la mujer. En 4º de la ESO, el Tratamiento Integral de Lenguas va a trabajar en los tres idiomas la situación de la mujer en la actualidad a través de textos argumentativos. Esto ayudará al alumnado a defender con argumentos sólidos su punto de vista sobre esta igualdad ilusoria que no hemos alcanzado aún.

Este curso 17/18 se utilizarán sesiones de tutoría para analizar sus propias elecciones y provocar la reflexión sobre el tema. Continuaremos con la selección de charlas con ponentes universitarios y procedentes de la FP y, además, nos planteamos un análisis de los materiales que utilizamos para la orientación académico-profesional, para garantizar que cumplen criterios de igualdad de género. Otro ámbito en el que estamos trabajando es la revisión de la documentación, comunicación y cartelería colegial desde una perspectiva de género dentro del Plan de Coeducación.

Somos conscientes de que los cambios en la elección de estudios sin una perspectiva sexista requiere tiempo y no dependen solo de nosotros, pero también sabemos que, como centro educativo, debemos garantizar un espacio igualitario, que les haga conscientes de esta realidad social que va a tener consecuencias en su futuro profesional, que les haga preguntarse por qué y sentirse libres. Tenemos claro que desde el ámbito de la orientación académica y profesional para preparar a los jóvenes a afrontar las barreras de género, debemos y vamos a estar junto a nuestro alumnado durante su etapa educativa mostrándoles, repitiéndoles y educándoles en que es posible; que la igualdad de género en el ámbito de elección de carreras es posible.

El puntal que ha garantizado que haya podido embarcarme en esta aventura es la cooperación y la colaboración de toda la comunidad educativa:
  • Una dirección alineada en la creencia de que educar en igualdad es la única forma de educar en libertad.
  • Un equipo de marketing y comunicación colegial que consigue amplificar el efecto de las actividades al publicarlas en Facebook, Twitter, Instagram, Newsletters, nuestra web y Youtube.
  • Profesores y profesoras siempre dispuestos a incluir en sus asignaturas actividades con perspectiva de género, aunque estén presionados por el temario.
  • Familias que responden a la llamada cuando necesitamos presentar profesiones en las aulas o hacer lecturas compartidas a favor de la igualdad.
  • Un departamento de orientación que flexibiliza el plan tutorial para dar cabida a mis peticiones.
 
Estoy convencida de que estamos en el buen camino y me siento afortunada porque la aventura continúa…
 
 
Deja tu comentario